Ar­ti­cu­la­cio­nes y ojos

Na­ta­lia S.: «Aten­tos a la tor­sión gás­tri­ca»

Todo Perros - - Raza Mastín -

“Las en­fer­me­da­des he­re­di­ta­rias más fre­cuen­tes en el San Ber­na­do son la dis­pla­sia de ca­de­ra y de co­do. La pri­me­ra se pue­de de­ter­mi­nar fá­cil­men­te por­que se pre­sen­ta co­mo una di­fi­cul­tad pa­ra le­van­tar­se, ca­mi­nar, co­rrer o su­bir es­ca­le­ras, con gran do­lor en las ex­tre­mi­da­des pos­te­rio­res. La se­gun­da sue­le afec­tar a in­di­vi­duos de en­tre cua­tro y sie­te me­ses de edad, aun­que a ve­ces al­gu­nos pe­rros co­mien­zan a mos­trar sig­nos de do­lor un po­co más tar­de, con la pre­sen­cia de la mar­cha rí­gi­da e in­cier­to, y una co­je­ra, que pue­de ser li­ge­ra o más gra­ve. En am­bas ca­sos, el diag­nós­ti­co debe ser con­fir­ma­do por el ve­te­ri­na­rio me­dian­te una ra­dio­gra­fía. Por su par­te, el man­to del San Ber­nar­do no re­quie­re cui­da­dos ex­ce­si­vos, tan só­lo con un pro­fun­do ce­pi­lla­do una vez por se­ma­na es más que su­fi­cien­te. Pe­ro hay que te­ner cui­da­do con los pro­ble­mas de la piel que se plie­ga, que son co­mu­nes en los pe­rros con plie­gues na­tu­ra­les y pro­fun­dos, so­bre to­do a ni­vel de los la­bios y de la ca­ra don­de per­ma­ne­cen fá­cil­men­te los res­tos de ali­men­tos o de agua. Asi­mis­mo, el ec­tro­pión es una mal­for­ma­ción

que se ma­ni­fies­ta por el bor­de cur­va­tu­ra del pár­pa­do ha­cia el in­te­rior, ha­cien­do que las pes­ta­ñas o el ca­be­llo es­tá cons­tan­te­men­te en con­tac­to con la cór­nea, la irri­te y dé lu­gar a la con­ti­nua­ción de la ro­tu­ra de la mis­ma. No en vano, el ec­tro­pión es la mal­for­ma­ción opues­ta a la tra­ta­da an­te­rior­men­te: el bor­de del pár­pa­do se en­fren­ta ha­cia el ex­te­rior y, por lo tan­to ,no es ca­paz de pro­te­ger la con­jun­ti­va. Otro de los pro­ble­mas más co­mu­nes en los San Ber­nar­do es la tor­sión gás­tri­ca, al­go muy co­mún en otros mu-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.