EN­RI­QUE GUI­LLEM OR­TE­GA.

Va­len­cia, 1968. Re­si­den­te en Va­len­cia. Tres hi­jos. Abo­ga­do.

Todo Terreno - - PREPARACIÓN -

¿CÓ­MO TE ENGANCHASTE AL 4X4? Pri­me­ro, por mi afi­ción a la na­tu­ra­le­za y ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre. Lue­go, por los re­cuer­dos de mi in­fan­cia en con­tac­to con los to­do­te­rre­nos de la fa­mi­lia y, fi­nal­men­te, por­que es la per­fec­ta ex­cu­sa pa­ra sa­lir de la ru­ti­na y aven­tu­rar­te a al­go “fue­ra del guión”.

¿POR QUÉ ELE­GIS­TE ES­TE CO­CHE? Es un co­che du­ro y fia­ble. Du­ran­te nues­tras va­ca­cio­nes en fa­mi­lia en la cos­ta ali­can­ti­na, el San­ta­na nos per­mi­te tras­la­dar­nos y ha­cer ex­cur­sio­nes a un mon­tón de si­tios. Va­mos a to­pe de tras­tos, ta­blas de wind­surf, ki­te­surf, ka­yaks, siem­pre ca­be to­do y, si no, lo ata­mos en el te­cho.

¿POR QUÉ ES­TA PRE­PA­RA­CIÓN? En es­te lío me em­bar­ca Juan Ji­meno y, so­bre to­do, Car­los Pé­rez Mar­sá, dos gran­des ami­gos, apa­sio­na­dos del de­por­te y la aven­tu­ra. Ellos me ayu­da­ron a des­cu­brir el ju­gue­te que siem­pre qui­se te­ner de pe­que­ño, y el ha­llaz­go de que pue­des tras­la­dar­te en el tiem­po... por­que los Land Ro­ver se con­ser­van co­mo si se hu­bie­ra pa­ra­do el re­loj. Pue­des re­com­po­ner­los, res­tau­rar­los y son agra­de­ci­dos, muy agra­de­ci­dos. Al fi­nal lu­cen, ele­gan­tes y so­brios, con su me­cá­ni­ca bá­si­ca, na­da de elec­tró­ni­ca y muy po­ca elec­tri­ci­dad. Una jo­ya. Ade­más, aho­ra to­dos los ami­gos he­mos pues­to en co­mún nues­tra afi­ción a los Land Ro­ver clá­si­cos y de­di­ca­mos par­te de nues­tro tiem­po li­bre a bus­car San­ta­na an­ti­guos, so­bre to­do por el sur de Es­pa­ña, pa­ra pre­pa­rar­los y res­tau­rar­los a me­di­da de quien quie­ra per­mi­tir­se el ca­pri­cho.

¿QUÉ ES LO QUE MÁS TE GUS­TA DEL CO­CHE? Que me pro­por­cio­na ho­ras de dis­fru­te so­lo, en fa­mi­lia o con ami­gos.

¿QUÉ ES LO QUE ME­NOS TE GUS­TA DEL CO­CHE? Apar­car­lo en el ga­ra­je.

¿QUÉ ES LO PRÓ­XI­MO A ME­JO­RAR? Sus­ti­tuir las ba­lles­tas se­mi­elíp­ti­cas de la sus­pen­sión por pa­ra­bó­li­cas, pa­ra me­jo­rar un po­co el con­fort de mar­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.