NEU­MÁ­TI­COS MÁS GRAN­DES Y KIT DE ELE­VA­CIÓN PA­RA UN KIA SO­REN­TO

Todo Terreno - - CONSULTORIO -

TÚ PRE­GUN­TAS Ten­go un Kia So­ren­to del año 2003 co­mo se­gun­do co­che, y mi in­ten­ción es lle­var­lo al pue­blo, por lo que le ha­ría muy po­cos ki­ló­me­tros al año. Voy a cam­biar los neu­má­ti­cos 245/70-16 por unos 265/75-16 de ta­cos, y mi du­da es si ele­var­lo cua­tro cen­tí­me­tros con body lift (79 eu­ros más mon­ta­je) o con mue­lles más lar­gos. Quie­ro sa­ber un po­co có­mo afec­ta­ría a la es­ta­bi­li­dad y a la vi­da de los dis­tin­tos com­po­nen­tes del co­che (di­re­cion, ba­rra es­ta­bi­li­za­do­ra, etc)? San­tia­go del Va­lle, Ma­drid.

TT RES­PON­DE Los cam­bios que pro­po­nes van a afec­tar no­ta­ble­men­te a mu­chos sis­te­mas del vehícu­lo, no so­la­men­te a la di­rec­ción y a las ba­rras es­ta­bi­li­za­do­ras. Co­men­ce­mos por las rue­das. Tus neu­má­ti­cos ac­tua­les tie­nen un diá­me­tro de 75 cen­tí­me­tros, mien­tras que los nue­vos so­bre­pa­san los 80 cen­tí­me­tros. Es­ta­mos ha­blan­do de un au­men­to de de­sa­rro­llo de un 7,3 %. Por su­pues­to, es­tas rue­das no es­tán ho­mo­lo­ga­das. Las úni­cas me­di­das ho­mo­lo­ga­das en el So­ren­to so­lían ser 235/65-17 y 235/60-18, es­ta úl­ti­ma con 74 cen­tí­me­tros de diá­me­tro y un flan­co cla­ra­men­te más pe­que­ño, ideal pa­ra quie­nes usa­ban el vehícu­lo fun­da­men­tal­men­te so­bre as­fal­to.

Si no lle­vas el vehícu­lo car­ga­do, es pro­ba­ble que el au­men­to de de­sa­rro­llo sea bien di­ge­ri­do por el mo­tor, pe­ro si trans­por­tas car­gas pe­sa­das y te me­tes en zo­nas di­fí­ci­les, la trans­mi­sión va a so­me­ter­se a es­fuer­zos pa­ra los que no ha si­do di­se­ña­da.

Otro as­pec­to a te­ner en cuen­ta es que la llan­ta ori­gi­nal, de 7 x 16 pul­ga­das, es muy es­tre­cha. Pa­ra mon­tar neu­má­ti­cos de 265 mi­lí­me­tros de an­chu­ra de­be­rías ad­qui­rir llan­tas de, al me­nos, 9 pul­ga­das de gar­gan­ta. Fi­nal­men­te, es muy pro­ba­ble que los neu­má­ti­cos que pro­po­nes to­quen en los pa­sos de rue­da, e in­clu­so cree­mos que la rue­da de re­pues­to no ca­be en su ubi­ca­ción ori­gi­nal, al­go que se so­lu­cio­na­ría lle­ván­do­la par­cial­men­te des­in­fla­da, si bien no es re­co­men­da­ble, ya que aca­ba­ría de­for­mán­do­se.

Un úl­ti­mo as­pec­to a con­si­de­rar es el con­su­mo. Ten en cuen­ta que la nue­va me­di­da pue­de ha­cer­te gas­tar en torno a un li­tro más de com­bus­ti­ble ca­da 100 ki­ló­me­tros y, en fun­ción de la re­sis­ten­cia a la ro­da­du­ra del ti­po de neu­má­ti­co que mon­tes (re­sis­ten­cia que au­men­ta, y mu­cho, en los neu­má­ti­cos es­pe­cí­fi­cos pa­ra todoterreno), no te ex­tra­ñe que el con­su­mo se dis­pa­re has­ta dos li­tros ex­tra. Res­pec­to al se­gun­do asun­to, la ele­va­ción de la ca­rro­ce­ría, la co­sa no es tan sen­ci­lla co­mo la plan­teas. Efec­ti­va­men­te, la ca­rro­ce­ría del So­ren­to se pue­de ele­var con fa­ci­li­dad, ya que va ator­ni­lla­da, me­dian­te si­lent-blocks, so­bre un cha­sis de lar­gue­ros y tra­ve­sa­ños, así que bas­ta con in­ter­ca­lar se­pa­ra­do­res en­tre el cha­sis y la ca­rro­ce­ría pa­ra ga­nar tan­ta al­tu­ra co­mo ten­gan los se­pa­ra­do­res. Igual­men­te, pue­des ga­nar al­tu­ra su­ple­men­tan­do los mue­lles. El pro­ble­ma es que un au­men­to de cua­tro cen­tí­me­tros tie­ne mu­chas con­se­cuen­cias. Apar­te del ló­gi­co in­cre­men­to del mo­men­to de vuel­co por ele­var no­ta­ble­men­te el cen­tro de gra­ve­dad, que de­be­rías mi­ti­gar en­san­chan­do las vías con unas llan­tas des­pla­za­das y los co­rres­pon­dien­tes ale­ti­nes, ten­drías que cam­biar tam­bién los amor­ti­gua­do­res, los mue­lles, los la­ti­gui­llos de freno, la ba­rra de la di­rec­ción y las bie­le­tas de la ba­rra es­ta­bi­li­za­do­ra de­lan­te­ra. No ha­cer­lo su­po­ne com­pro­me­ter el fun­cio­na­mien­to de to­dos es­tos com­po­nen­tes. Ten ade­más en cuen­ta que, apar­te de los 40 mi­lí­me­tros de al­tu­ra ga­na­dos por los nue­vos su­ple­men­tos, su­ma­rás otros 27 mi­lí­me­tros adi­cio­na­les por los nue­vos neu­má­ti­cos, y esos ca­si sie­te cen­tí­me­tros to­ta­les son, a to­das lu­ces, una au­tén­ti­ca exa­ge­ra­ción.

Por to­do ello, los cam­bios que pro­po­nes se pue­den ha­cer, pe­ro se tra­ta de una re­for­ma muy im­por­tan­te, que de­be­ría es­tar su­per­vi­sa­da por un in­ge­nie­ro y que di­fí­cil­men­te ba­ja­rá de los 5.000 eu­ros, in­clu­yen­do rue­das, llan­tas, mue­lles, amor­ti­gua­do­res, la­ti­gui­llos de freno, ale­ti­nes, mo­di­fi­ca­cio­nes en la di­rec­ción y los an­cla­jes de las es­ta­bi­li­za­do­ras, pro­yec­to de re­for­ma, ho­mo­lo­ga­ción e ITV. ■

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.