UNI­VER­SO TT

JEEP JT GLA­DIA­TOR

Todo Terreno - - SUMARIO - TEX­TO: PA­BLO J. PO­ZA

ERA CUES­TIÓN DE TIEM­PO. JEEP HA­BÍA DE VOL­VER A TE­NER UN PICK UP. VE­NÍA INSINUÁNDOSE DES­DE 2005, LLE­GÓ EN FOR­MA DE KIT DE POS­VEN­TA EN 2011, Y SE NOS MOS­TRÓ CO­MO PRO­TO­TI­PO EN DI­VER­SAS TRANS­FOR­MA­CIO­NES DE MO­PAR. EL GLA­DIA­TOR HA TAR­DA­DO EN NA­CER, PE­RO AHO­RA ES REAL, SU­PO­NE UN NUE­VO PA­SO EN LA ES­TRA­TE­GIA DE CRE­CI­MIEN­TO DE JEEP, Y HA VE­NI­DO PA­RA QUE­DAR­SE._

Jeep ha­bía pro­me­ti­do lan­zar su pick up de­ri­va­do del Wran­gler en 2019, e in­clu­so co­no­cía­mos los pla­nes de ade­cua­ción de su fá­bri­ca de To­le­do (Ohio, EE.UU.) pa­ra aco­ger la lí­nea de mon­ta­je de es­te vehícu­lo. Así, el Sa­lón de Los Án­ge­les (ce­le­bra­do en­tre el 30 de no­viem­bre y el 9 de di­ciem­bre) era el lu­gar per­fec­to pa­ra mos­trar­lo al mun­do por vez pri­me­ra. Lo ha­bía­mos vis­to, no obs­tan­te, re­pe­ti­das ve­ces en fotos es­pía, y sa­bía­mos que se­ría, en esen­cia, un Wran­gler alar­ga­do, pe­ro aún ha­bía lu­gar pa­ra las sor­pre­sas.

De en­tra­da, el nom­bre Wran­gler no apa­re­ce por nin­gu­na par­te, y en su lu­gar se em­plea Gla­dia­tor, una de­sig­na­ción usa­da por pri­me­ra vez en 1962 y res­ca­ta­da en 2005 pa­ra el pro­to­ti­po pick up que avan­za­ba las lí­neas del Wran­gler JK (2007-2018). Pe­ro más in­tere­san­tes que

Es­ta­mos an­te un vehícu­lo gran­de, muy ale­ja­do del es­pí­ri­tu “ra­to­ne­ro” que ca­rac­te­ri­za­ba a la sa­ga de los Jeep uni­ver­sa­les has­ta la lle­ga­da del Wran­gler JK. La lon­gi­tud to­tal al­can­za los 5,40 me­tros, una ci­fra su­pe­rior a la de cual­quie­ra de los pick ups que se ven­den en Eu­ro­pa. La an­chu­ra, 1,88 me­tros, tam­bién es im­por­tan­te, mien­tras que la al­tu­ra –en­tre 1,86 y 1,94 me­tros, se­gún ve­rio­nes– im­po­ne sus li­mi­ta­cio­nes pa­ra ac­ce­der a al­gu­nos ga­ra­jes. Tam­bién es lla­ma­ti­va la dis­tan­cia en­tre ejes, que ro­za los tres me­tros y me­dio. Pe­se a ello, el vo­la­di­zo tra­se­ro es acu­sa­do, ya que el eje de­lan­te­ro se si­túa muy avan­za­do, al igual que en los Wran­gler.

To­do es­to no im­pli­ca, ni mu­cho me­nos, que las co­tas sean ma­las de ca­ra a la prác­ti­ca del todoterreno, con un án­gu­lo ven­tral de 159,7º (en el ca­so del Ru­bi­con) y un án­gu­lo de sa­li­da de 26º, co­tas más que ra­zo­na­bles pa­ra tra­tar­se de un pick up pe­ro in­com­pa­ti­bles, por ejem­plo, con la su­pera­ción del Ru­bi­con Trail sin una pre­pa­ra­ción adi­cio­nal o sin un cas­ti­go ex­ce­si­vo a los ba­jos. Eso sí, tan­to el án­gu­lo de ata­que (43,4º) co­mo la al­tu­ra li­bre (28,3 cm) y la ca­pa­ci­dad de va­deo (76 cm) son real­men­te for­mi­da­bles.

Hay que te­ner, no obs­tan­te, en cuen­ta, - cio­nes pa­ra el mer­ca­do nor­te­ame­ri­cano, cu­yos pa­ra­cho­ques no se­rán igua­les

ES­TA­MOS AN­TE UN PICK UP DE 5,40 ME­TROS DE LON­GI­TUD, MU­CHO MÁS GRAN­DE QUE LOS VEHÍCU­LOS DE ES­TE TI­PO CO­MER­CIA­LI­ZA­DOS EN EU­RO­PA

que los eu­ro­peos, con­di­cio­na­dos es­tos úl­ti­mos por la pro­tec­ción a los pea­to­nes y la ne­ce­si­dad de cu­brir com­ple­ta­men­te las ruedas. Eso sí, aquí la rue­da de re­pues­to no su­pon­drá la re­ubi­ca­ción de la ma­trí­cu­la en la par­te ba­ja del pa­ra­cho­ques eu­ro­peo, co­mo ocu­rre en el Wran­gler, ya que la rue­da va si­tua­da en los ba­jos, co­mo en cual­quier otro pick up, en un hue­co que per­mi­te al­ma­ce­nar un neu­má­ti­co de has­ta 35 pul­ga­das (89 cm) de diá­me­tro.

Las trip as de L Wrang Ler

Téc­ni­ca­men­te, la ca­de­na ci­ne­má­ti­ca es si­mi­lar a la de los Wran­gler JL nor­te­ame­ri­ca­nos, con el mo­tor V6 3.6 de 285 CV co­mo úni­co pro­pul­sor en el mo­men­to del lan­za­mien­to (que se pro­du­ci­rá en pri­ma­ve­ra), cam­bio ma­nual de seis ve­lo­ci­da­des o au­to­má­ti­co de ocho, ca­ja tráns­fer con re­duc­to­ra y, op­cio­nal­men­te,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.