En te­rri­to­rio de Fá­ti­ma De Diego

Trail Run - - SUMARIO -

Nos mar­cha­mos has­ta el pue­blo de San Lo­ren­zo de El Es­co­rial (Ma­drid) pa­ra pa­sar unos días jun­to a una de las ma­yo­res pro­me­sas del trail na­cio­nal. Es­tu­dian­te, atle­ta e in­te­gran­te del team La Spor­ti­va, Fá­ti­ma De Diego enamo­ra con su jo­vial son­ri­sa y su grá­cil téc­ni­ca de ca­rre­ra.

El te­rri­to­rio al que nos di­ri­gi­mos hoy pa­ra pa­sar el día con la co­rre­do­ra Fá­ti­ma de Diego tie­ne mu­cho en­can­to y una his­to­ria muy ri­ca de­trás... El en­torno en el que se si­túa el pue­blo de San Lo­ren­zo de El Es­co­rial, a me­nos de 50 ki­ló­me­tros de la ca­pi­tal ma­dri­le­ña, fue ele­gi­do allá por el si­glo XVI por Fe­li­pe II pa­ra crear el Real Si­tio de El Es­co­rial, un es­pa­cio pri­vi­le­gia­do pa­ra el ocio, es­par­ci­mien­to en la na­tu­ra­le­za y tam­bién re­co­gi­mien­to in­te­rior. A los pies del mon­te Aban­tos se le­van­ta esa mag­na obra ter­mi­na­da por el ar­qui­tec­to Juan de He­re­rra, el Mo­nas­te­rio de San Lo­ren­zo de El Es­co­rial, Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad por la Unes­co, so­bria y re­cia co­mo tam­bién lo son las pro­pias ro­cas de la Sie­rra del Gua­da­rra­ma que nos ro­dean en es­tos mo­men­tos. El pue­blo su­pera en to­do su mu­ni­ci­pio la al­ti­tud de los 1.000 me­tros y su lí­nea del ho­ri­zon­te por la zo­na nor­te, don­de los ca­mi­nos y sen­das se pier­den en la ver­tien­te abu­len­se de es­tas mon­ta­ñas, ca­mino de la ve­ci­na se­rra­nía de Gre­dos, su­pera los 1.700 me­tros. Con es­ta si­tua­ción geo­grá­fi­ca, co­mo se­llo de ca­li­dad en tu de­no­mi­na­ción de ori­gen par­ti­cu­lar, nor­mal que te de­di­ques a co­rrer por las mon­ta­ñas.

“Pues tam­po­co creas que te­nía por­qué ser así, des­de pe­que­ña hi­ce to­do ti­po de de­por­te, te­nis, pá­del e in­clu­so es­gri­ma... En mi fa­mi­lia la ver­dad es que nun­ca han es­ta­do muy por la la­bor de ver­me com­pe­tir, sí en cam­bio de la prác­ti­ca de­por­ti­va co­mo for­ma de vi­da y de re­la­ción so­cial. Eso hi­zo que me cen­tra­ra más en el de­por­te de for­ma oca­sio­nal y di­ver­ti­da”. He­mos ve­ni­do has­ta aquí pa­ra que me en­se­ñes lo que es tu pa­tio de re­creo y po­der com­par­tir un día en tu vi­da, así que pór­ta­te co­mo una bue­na an­fi­trio­na y sá­ca­me de fies­ta por tu zo­na... “Pues lo pri­me­ro que va­mos a ha­cer es una vi­si­ta al par­que de atrac­cio­nes que ten­go aquí al la­do de ca­sa ¡Bien­ve­ni­do al Mon­te de Aban­tos!”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.