MAR­TIN HAFENMAIR

TRAN­SAL­PI­NE RUN 2018

Trail Run - - SUSCRÍBETE A TRAIL RUN -

¿Qué fac­to­res tie­nes en cuen­ta a la ho­ra de di­se­ñar una ca­rre­ra co­mo la Tran­sal­pi­ne Run?

Es mi se­gun­do año co­mo di­rec­tor de ca­rre­ra, y la di­se­ño pen­san­do ex­clu­si­va­men­te en los co­rre­do­res. Pri­me­ro hay que en­con­trar las po­bla­cio­nes don­de aca­ban y em­pie­zan las eta­pas, y des­pués bus­car los sen­de­ros más bo­ni­tos que co­mu­ni­can esos lu­ga­res. Tam­bién ten­go que di­se­ñar la ru­ta com­ple­ta, así que hay que en­con­trar un equi­li­brio de ki­ló­me­tros y des­ni­ve­les. Ca­da par­ti­ci­pan­te en la TAR de­be­ría aca­bar sa­tis­fe­cho con la ru­ta. A me­nu­do no es una ta­rea fá­cil. Tam­bién hay una ru­ta al­ter­na­ti­va pa­ra ca­da tra­za­do en­tre eta­pas, por­que el mal tiem­po y la nie­ve es­tá a me­nu­do pre­sen­te en los Al­pes, y pue­de su­po­ner un ries­go… Así que es un re­to con ma­yús­cu­las di­se­ñar una ca­rre­ra así.

¿Qué es lo más com­pli­ca­do en una ca­rre­ra por eta­pas?

Las sor­pre­sas pue­den ocu­rrir ca­da día… De re­pen­te pue­de ser ne­ce­sa­rio cam­biar el track, co­mo ha ocu­rri­do es­te año: la in­ten­sa llu­via du­ran­te las dos pri­me­ras eta­pas o un des­pren­di­mien­to de ro­ca en el sen­de­ro en la quin­ta… Es­to su­po­ne un mon­tón de tra­ba­jo pa­ra mí y mi equi­po. La ca­rre­ra tie­ne que con­ti­nuar y los par­ti­ci­pan­tes a me­nu­do no se dan cuen­ta de es­to.

¿Pre­fie­res las ca­rre­ras al­pi­nas y téc­ni­cas o más “co­rre­do­ras”?

En el ca­so de la Tran­sal­pi­ne Run, los com­po­nen­tes al­pi­nos de­ben es­tar pre­sen­tes. Mi gran objetivo es te­ner sen­de­ros, sen­de­ros, sen­de­ros… Com­pla­cer a to­dos los par­ti­ci­pan­tes es prác­ti­ca­men­te im­po­si­ble.

Sin em­bar­go, creo que to­dos los co­rre­do­res re­co­no­cen el es­fuer­zo y de­di­ca­ción que ha­ce­mos por ellos. Su­pon­go que tú co­rres per­so­nal­men­te to­das las ru­tas pa­ra “pro­bar­las” an­tes…

Eso es ver­dad. ¡Me sé ca­da me­tro de la ru­ta! Co­rro to­das las eta­pas. Si no, ¿dón­de es­ta­ría mi cre­di­bi­li­dad?

¿Cuál ha si­do en tu opi­nión la eta­pa más du­ra de es­ta edi­ción 2018?

La cuar­ta eta­pa, Man­dar­fen– Söl­den. El tra­za­do te­nía mu­chos tra­mos al­pi­nos y los co­rre­do­res ve­nían de com­ple­tar la eta­pa más lar­ga (55 km) el día an­te­rior. Pe­ro to­dos los atle­tas hi­cie­ron un tra­ba­jo in­creí­ble.

Da­nos al­gu­nos con­se­jos pa­ra aca­bar la TAR con éxi­to...

Una bue­na pre­pa­ra­ción es ab­so­lu­ta­men­te ne­ce­sa­ria. Co­rrer só­lo ma­ra­to­nes en as­fal­to no es su­fi­cien­te. De­bes es­tar en las mon­ta­ñas, y en­tre­nar lar­gas jor­na­das en la mon­ta­ña. Es­to te ha­ce pre­pa­rar­te pa­ra en­fren­ta­re a la ca­rre­ra más bo­ni­ta de los Al­pes.

¿Qué sig­ni­fi­ca pa­ra ti la TAR? Sen­de­ros per­fec­tos en un es­ce­na­rio ma­ra­vi­llo­so y es­pec­ta­cu­lar. Sen­ti­mien­to Al­pino. Di­ver­sión.

600 co­rre­do­res lo­cos.

Y por úl­ti­mo, ¿por qué eres tan cruel con los co­rre­do­res a la ho­ra de di­se­ñar las eta­pas? Es bro­ma…

Lo sé. Soy el di­rec­tor de ca­rre­ra más cruel de la his­to­ria de la TAR. Pe­ro al fi­nal, los atle­tas me quie­ren… :)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.