LA REI­NA DE LA MO­DA DEL CA­MIÓN

Con su en­can­to, su de­dal, su agu­ja y su buen gus­to, Lau­ra Ara­que se ha he­cho un hue­co en la ex­clu­si­va pa­sa­re­la de la “mo­da del ca­mión” y es inevi­ta­ble es­cu­char su nom­bre en ca­da con­cen­tra­ción ca­mio­ne­ra don­de ca­da vez más gen­te pre­su­me y es­tá en­te­ra­da de s

Transporte Mundial - - SUMARIO - MANUEL PÉREZ PALACIOS (tex­to y fo­tos)

Des­de su ca­sa-ta­ller en Las Pe­dro­ñe­ras (Cuen­ca) Lau­ra Ara­que se ha con­ver­ti­do en la mu­sa de la mo­da del ca­mión y no hay "truck show" don­de no sue­ne su nom­bre.

La ma­yo­ría de las per­so­nas cuan­do ven un ca­mión pien­san, sin más, en la de­fi­ni­ción de la RAE (Real Aca­de­mia Es­pa­ño­la). Vehícu­lo gran­de, pe­sa­do y po­ten­te des­ti­na­do a trans­por­tar mer­can­cías.

Pe­ro esos vehícu­los gran­des, pe­sa­dos y po­ten­tes son con­du­ci­dos por per­so­nas que sue­len pa­sar más tiem­po en sus ca­bi­nas que en ca­sa con sus fa­mi­lias, por eso a mu­chos de ellos (ca­da vez más) les gus­ta que sean lu­ga­res aco­ge­do­res, lim­pios, ar­mo­nio­sos y que en de­fi­ni­ti­va no pa­rez­ca unas cua­dras, que pa­ra cua­dras ya es­tán mu­chos de los pár­qui­nes don­de to­ca per­noc­tar o es­pe­rar car­gas.

El con­duc­tor que de ver­dad ama es­ta pro­fe­sión es por lo ge­ne­ral bas­tan­te ca­pri­cho­so y no sue­le re­pa­rar en gas­tos a la ho­ra de acon­di­cio­nar su “ofi­ci­na-vi­vien­da” y pa­ra com­pro­bar­lo no hay más que ver al­gu­na de esas ca­bi­nas con­ver­ti­das en mu­seos con rue­das, con sus com­pli­ca­dos y es­pec­ta­cu­la­res di­bu­jos ae­ro­grá­fi­cos que ca­si siem­pre sue­len ir acom­pa­ña­dos de im­pre­sio­nan­tes “ma­ta­bu­rros” de inoxi­da­ble, más una mul­ti­tud de lu­ces que ro­dean tan­to la ca­bi­na co­mo el remolque. Ver­da­de­ras for­tu­nas.

Así que con to­do lo gas­ta­do en el ex­te­rior, ¿por qué no re­mo­de­lar el in­te­rior de la ca­bi­na y reacon­di­cio­nar ese es­pa­cio tan pri­va­do? Se sue­le em­pe­zar por unas lu­ces en­vol­ven­tes que sua­vi­cen el am­bien­te, se con­ti­núa con lo úl­ti­mo en equi­pos de al­ta fi­de­li­dad y a par­tir de ahí si­guen te­le­vi­so­res de plas­ma, ca­fe­te­ra, mi- Des­de su ca­sa­ta­ller en Las Pe­dro­ñe­ras (Cuen­ca) Lau­ra Ara­que ha con­se­gui­do que su nom­bre sue­ne en to­das las con­cen­tra­cio­nes co­mo si­nó­ni­mo de ar­te­sa­nía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.