NO FAL­TAN CON­DUC­TO­RES, FAL­TAN BUE­NOS EM­PRE­SA­RIOS

Transporte Mundial - - TERRITORIO TRUCKER - J.A.F.

Cuán­to más va­mos a se­guir tra­gan­do que en Es­pa­ña fal­tan con­duc­to­res de ca­mión. Lo que fal­tan de ver­dad son bue­nos em­pre­sa­rios, sin que es­to quie­ra de­cir que to­dos los em­pre­sa­rios del trans­por­te son unos “tram­po­sos”. Lo que su­ce­de es que los po­cos bue­nos que hay ape­nas se de­jan no­tar. Fal­tan chó­fe­res por­que los sa­la­rios que se pa­gan ac­tual­men­te en el trans­por­te no me­re­cen la pe­na pa­ra el sa­cri­fi­cio que exi­ge es­ta pro­fe­sión y si quie­res “en­gor­dar” al­go la nó­mi­na tie­ne que ser a ba­se de ki­ló­me­tros y die­tas, con­cep­tos que no co­ti­zan y que cuan­do en­tras en “ba­ja la­bo­ral”, cir­cuns­tan­cia que no es in­fre­cuen­te, te de­jan el sa­la­rio re­du­ci­do a la mí­ni­ma ex­pre­sión, lo que a su vez pro­vo­ca que mu­chos con­duc­to­res si­gan tra­ba­jan­do en con­di­cio­nes de sa­lud po­co ade­cua­das. ¿Quie­ren eso los jó­ve­nes? Cla­ra­men­te no. A los dos días de es­tar en el ca­mión cual­quier con­duc­tor jo­ven ya es­tá har­to de tra­ba­jar y de ga­nar una mi­se­ria, así que en cuan­to pue­de pues se va a cor­ta dis­tan­cia o se me­te de “au­to­bu­se­ro” pa­ra con­se­guir con­ci­liar la vi­da fa­mi­liar con la la­bo­ral. Por­que esa es otra. ¿Qué vi­da tie­ne un trans­por­tis­ta? Siem­pre fue­ra de ca­sa, siem­pre ro­dan­do y con es­ca­so tiem­po pa­ra com­par­tir con su pa­re­ja y con sus hi­jos, por­que es­tan­do pa­ra­do no fac­tu­ras y si no fac­tu­ras no pa­gas le­tras, no co­mes, etc. Por no ha­blar de las con­di­cio­nes que tie­ne que so­por­tar cual­quier con­duc­tor o au­tó­no­mo cuan­do lle­ga a car­gar o des­car­gar. To­dos te­ne­mos ex­pe­rien­cias al res­pec­to. No fal­ta con­duc­to­res, co­mo tam­po­co fal­tan ofi­ci­nis­tas, lo que fal­tan son em­pre­sa­rios y em­pre­sas que pa­guen unos sa­la­rios acor­des con el tra­ba­jo que se rea­li­za. ¿Qué el trans­por­te se pa­ga mal, tar­de o nun­ca? Sí, pe­ro eso no pue­de ser la ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra pa­gar po­co y co­mo se pa­ga po­co an­dar con múl­ti­ples tram­pas sa­la­ria­les, ir­se a paí­ses de con­ve­nien­cia o lle­nar la flo­ta de ru­ma­nos low-cost, que ha­cen que los chó­fe­res es­pa­ño­les tam­bién sea­mos low-cost..

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.