El sur tam­bién exis­te

Ba­jo un sol de jus­ti­cia, pues no en vano a Éci­ja se la de­no­mi­na “la sar­tén de Europa”, du­ran­te el fin de se­ma­na del 29 y 30 de sep­tiem­bre tu­vo lu­gar la 4ª Con­cen­tra­ción de Ca­mio­nes or­ga­ni­za­da por una co­mi­sión vin­cu­la­da a la Her­man­dad de la San­gre de di­cha

Transporte Mundial - - REPORTAJE - IÑA­KI PA­LA­CIOS (Tex­to y fo­tos)

La cuar­ta edición de la con­cen­tra­ción camionera de Éci­ja se desa­rro­lló en el po­lí­gono de La Cam­pi­ña y en las ins­ta­la­cio­nes de una de las em­pre­sas pa­tro­ci­na­do­ras del even­to, una ci­ta don­de no fal­ta­ron stands pro­mo­cio­na­les de mar­cas re­la­cio­na­das con el mun­do del ca­mión.

El ac­ce­so gra­tui­to pro­pi­ció una sig­ni­fi­ca­ti­va afluen­cia de pú­bli­co que acu­dió a ad­mi­rar los 120 ca­mio­nes ins­cri­tos, al­gu­nos más que en la an­te­rior edición, cu­yos pro­pie­ta­rios lle­ga­ron en mu­chos ca­sos acom­pa­ña­dos de sus fa­mi­lias y ami­gos.

Hu­bo par­ti­ci­pan­tes ve­ni­dos de A Co­ru­ña, Ma­drid, Va­len­cia, Ciu­dad Real, Bar­ce­lo­na y por su­pues­to de ca­si to­das las pro­vin­cias an­da­lu­zas (só­lo de Má­la­ga acu­die­ron quin­ce).

To­dos los ca­mio­nes pre­sen­ta­ban un as­pec­to mag­ní­fi­co y cui­da­do y al­gu­nos es­ta­ban pro­fu­sa­men­te de­co­ra­dos y la ma­yo­ría con­ta­ban con in­fi­ni­dad de me­jo­ras y de­ta­lles que los per­so­na­li­za­ban. Fue­ron ma­yo­ría los Vol­vo

y Sca­nia, pe­ro tam­bién acu­die­ron va­rias uni­da­des con ma­trí­cu­la his­tó­ri­ca y al­gún que otro res­tau­ra­do.

Uno de ellos era un Sca­nia 143H con vein­ti­cua­tro años a sus es­pal­das y pro­pie­dad de An­to­nio Ló­pez de Es­te­pa (Se­vi­lla), quien lo ad­qui­rió ha­ce dos años y des­de en­ton­ces lo es­tá res­tau­ran­do. An­to­nio siem­pre qui­so po­seer es­te mo­de­lo en con­cre­to y só­lo lo uti­li­za pa­ra ex­hi­bi­cio­nes y uso per­so­nal. Su or­gu­llo y sa­tis­fac­ción lo co­rro­bo­ran.

El día fuer­te de la con­cen­tra­ción fue el sá­ba­do 29 por la ma­ña­na. El pro­gra­ma de ac­ti­vi­da­des arran­có con la inau­gu­ra­ción del even­to por las au­to­ri­da­des lo­ca­les y el re­ci­bi­mien­to de los ca­mio­nes par­ti­ci­pan­tes, que cul­mi­nó en una co­mi­da de her­man­dad en un im­pro­vi­sa­do res­tau­ran­te ins­ta­la­do en el pro­pio re­cin­to.

Con las úl­ti­mas lu­ces del día los ca­mio­nes par­ti­ci­pan­tes rea­li­za­ron un ca­rru­sel por el cas­co ur­bano de Éci­ja y por la no­che tu­vo lu­gar una ex­hi­bi­ción de ilu­mi­na­ción tras la cual hu­bo una se­rie de ac­tua­cio­nes musicales con DJ in­clui­do.

El do­min­go por la ma­ña­na to­dos aque­llos que lo desea­ron dis­fru­ta­ron de una vi­si­ta tu­rís­ti­ca guia­da por la ciu­dad y ya por la tar­de, tras la ex­hi­bi­ción de los ca­mio­nes, se ce­le­bró la tí­pi­ca en­tre­ga de pre­mios al más nue­vo, al más an­ti­guo, al me­jor de­co­ra­do, etc.

Jo­sé An­to­nio Márquez y Car­los Car­mo­na, miem­bros de la or­ga­ni­za­ción, fue­ron los en­car­ga­dos de re­ci­bir a los par­ti­ci­pan­tes y de que to­do trans­cu­rrie­ra se­gún el pro­gra­ma pre­vis­to y aun así tu­vie­ron tiem­po pa­ra aten­der­nos ama­ble­men­te dán­do­nos to­do

ti­po de fa­ci­li­da­des pa­ra la rea­li­za­ción de es­te re­por­ta­je.

El que una her­man­dad de ca­rác­ter re­li­gio­so or­ga­ni­ce un even­to de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas es una ex­tra­ña cir­cuns­tan­cia que lla­ma la aten­ción, aun­que tie­ne su ex­pli­ca­ción. Ha­ce cua­tro años a Jo­sé An­to­nio y a Car­los se les ocu­rrió or­ga­ni­zar la pri­me­ra con­cen­tra­ción de ca­mio­nes con el fin de re­cau­dar fon­dos pa­ra fi­nes be­né­fi­cos. “La idea al prin­ci­pio no sa­bía­mos có­mo iba a sa­lir. Va­rios miem­bros de la her­man­dad so­mos ca­mio­ne­ros y pen­sa­mos que un acon­te­ci­mien­to de es­te ti­po po­dría ayu­dar­nos. Al fi­nal fue to­do un éxi­to y ac­tual­men­te son los pro­pios par­ti­ci­pan­tes quie­nes nos ani­man a que si­ga­mos or­ga­ni­zan­do nue­vas con­cen­tra­cio­nes”.

La pro­mo­ción del even­to por par­te de la or­ga­ni­za­ción ha si­do tan en­tu­sias­ta co­mo la­bo­rio­sa, y mu­chos de los ca­mio­ne­ros que par­ti­ci­pa­ron en an­te­rio­res edi­cio­nes co­la­bo­ra­ron gus­to­sa­men­te re­par­tien­do car­te­les por to­das las ga­so­li­ne­ras por las que trans­cu­rrían sus ru­tas, lle­gan­do in­clu­so has­ta la fron­te­ra con Fran­cia.

El re­sul­ta­do de es­ta co­la­bo­ra­ción se ha vis­to re­fle­ja­do en la gran ocu­pa­ción ho­te­le­ra que ex­pe­ri­men­tó la ciu­dad, pues mu­chos par­ti­ci­pan­tes ha­bían re­ser­va­do las ha­bi­ta­cio­nes con más de un mes de an­te­la­ción.

Fi­nal­men­te, tan­to or­ga­ni­za­ción, co­mo par­ti­ci­pan­tes y pú­bli­co dis­fru­ta­mos de dos días de in­ten­sa ac­ti­vi­dad en me­dio de un am­bien­te ca­mio­ne­ro de­sen­fa­da­do, ale­gre, fes­ti­vo y fa­mi­liar que, da­do el éxi­to de par­ti­ci­pa­ción y el ca­rác­ter be­né­fi­co del even­to, con­fia­mos vuel­va a re­pe­tir­se el pró­xi­mo año.

Es­ta cuar­ta edición de la con­cen­tra­ción camionera de Éci­ja con­tó con la par­ti­ci­pa­ción de 120 ca­mio­nes ve­ni­dos des­de to­da la geo­gra­fía, aun­que na­tu­ral­men­te los más nu­me­ro­sos fue­ron los lle­ga­dos des­de las dis­tin­tas pro­vin­cias an­da­lu­zas. Tan só­lo de Má­la­ga acu­die­ron quin­ce ca­mio­nes.

Co­mo se pue­de apre­ciar en las imá­ge­nes en Éci­ja hu­bo de to­do un po­co. De­co­ra­dos, tu­nea­dos, clá­si­cos, etc, que por un fin de se­ma­na apar­ca­ron sus pro­ble­mas dia­rios pa­ra dis­fru­tar de un am­bien­te fa­mi­liar, di­ver­ti­do y de bue­na con­vi­ven­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.