La

Triatlón - - TRITEST -

ma­yo­ría de la gen­te pien­sa que sa­be lo que sig­ni­fi­ca el tér­mino ae­ró­bi­co, o eso di­ce. Cuan­do se les pre­gun­ta, mu­chos lo aso­cian con la res­pi­ra­ción, el ai­re o el oxí­geno. O bien lo con­fun­den con el “car­dio” del gim­na­sio, don­de tam­bién se dan clases de ae­ró­bic, tan­to en sue­lo co­mo en pis­ci­na. De he­cho, lo que llamamos ae­ró­bic es una dis­ci­pli­na re­la­ti­va­men­te nue­va: no tie­ne ni 50 años de vi­da, aun­que los hu­ma­nos lo han es­ta­do prac­ti­can­do du­ran­te mi­llo­nes de años. A fi­na­les de la dé­ca­da de 1960 el Dr. Ken­neth H. Coo­per, un fi­sió­lo­go del ejer­ci­cio fí­si­co en el Hos­pi­tal de las Fuer­zas Ar­ma­das de San An­to­nio, en Te­xas, acu­ñó el tér­mino “ae­ro­bics” pa­ra des­cri­bir el mé­to­do de en­tre­na­mien­to que ideó pa­ra pre­ve­nir las en­fer­me­da­des de las ar­te­rias co­ro­na­rias. En un prin­ci­pio, el Dr. Coo­per di­se­ño esos ejer­ci­cios ae­ró­bi­cos es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra los as­tro­nau­tas, pe­ro pron­to se dio cuen­ta de que ese mis­mo con­jun­to de ejer­ci­cios ( jog­ging, co­rrer, ca­mi­nar y mon­tar en bi­ci) re­sul­ta­ban úti­les pa­ra el pú­bli­co en ge­ne­ral y pa­ra las per­so­nas con so­bre­pe­so en par­ti­cu­lar, por ser es­tas más pro­pen­sas a desa­rro­llar pa­to­lo­gías car­dia­cas. Así que reunió to­dos esos mé­to­dos en un li­bro, Ae­ro­bics, que sa­lió en 1968 y en se­gui­da se con­vir­tió en to­do un bes­tse­ller en los EE.UU.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.