NATACIÓN.

Triatlón - - SUMARIO - POR AL­FON­SO MALTRANA FO­TO: RED BULL P. C.

Al­fon­so-Mal­tra­na­nos cuen­ta có­mo con­se­guir unas pier­nas fuer­tes con al­gu­nas ta­reas de en­tre­na­mien­to.

EXIS­TEN VA­RIAS EVI­DEN­CIAS cla­ras, que no ab­so­lu­tas, en “és­tos nues­tros de­por­tes de re­sis­ten­cia”. Una de ellas es que has­ta un de­ter­mi­na­do ni­vel, a más en­tre­na­mien­to me­jo­res re­sul­ta­dos; otra de ellas es que un tra­ba­jo es­pe­cí­fi co te ayu­da a me­jo­rar de for­ma di­rec­ta tu ren­di­mien­to com­pe­ti­ti­vo con in­de­pen­den­cia del ni­vel… Pues bien, aplícate am­bas ideas so­bre la can­ti­dad y me­jor so­bre la ca­li­dad de tu en­tre­na­mien­to de pier­nas, haz exa­men de con­cien­cia y des­cu­bri­rás lo re­ve­la­dor que pue­de ser pa­ra tí tra­ba­jar de for­ma es­pe­cí­fi - ca el ba­ti­do de pier­nas.

JUS­TO EN ES­TA ÉPO­CA DEL AÑO, co­men­za­da ya la pri­ma­ve­ra, es cuan­do los triatlo­nes em­pien­zan. En el agua ya se ha de­bi­do ha­cer el gran tra­ba­jo de vo­lu­men de ba­se, el afi an­za­mien­to de la téc­ni­ca de na­do, el tra­ba­jo bá­si­co de fuer­za tan­to de pier­nas como de bra­zos, y la me­jo­ra de la ve­lo­ci­dad má­xi­ma.

EN ES­TE PE­RÍO­DO, LA PRE­PA­RA­CIÓN ES­PE­CÍ­FI­CA to­ma el pro­ta­go­nis­mo. Hay que rea­li­zar ta­reas de en­tre­na­mien­to que pro­vo­quen una me­jo­ra di­rec­ta so­bre el ren­di­mien­to den­tro del agua.

ES CIER­TO QUE LA DIS­TAN­CIA Iron­man se en­tre­na a otras in­ten­si­da­des pe­ro, tan­to pa­ra na­dar triatlón sprint como olím­pi­co, la cua­li­dad má­xi­ma a po­ten­ciar es la ca­pa­ci­dad ae­ró­bi­ca o po­si­bi­li­dad de sos­te­ner un es­fuer­zo sub­má­xi­mo du­ran­te el ma­yor tiem­po po­si­ble gra­cias a la ener­gía pro­por­cio­na­da prio­ri­ta­ria­men­te por el me­ta­bo­lis­mo ae­ró­bi­co – lo cual no quie­re de­cir que no tra­ba­je el me­ta­bo­lis­mo anae­ró­bi­co, … pe­ro es­te te­ma lo to­ca­re­mos en otra oca­sión.

Y POR SU­PUES­TO, NO ME OL­VI­DO del desa­rro­llo de la po­ten­cia ae­ró­bi­ca o má­xi­ma in­ten­si­dad que se pue­de al­can­zar gra­cias al me­ta­bo­lis­mo ae­ró­bi­co, muy ne­ce­sa­ria en el mo­men­to de la sa­li­da, don­de se pe­lea a una gran in­ten­si­dad por una bue­na co­lo­ca­ción.

DES­DE ES­TE BAL­CÓN AL TRIATLÓN siem­pre he in­ten­ta­do ar­gu­men­tar el por qué de en­tre­nar el ba­ti­do de pier­nas en un de­por­te en el que más del 65% del tiem­po se pa­sa úni­ca­men­te ma­cha­cán­do­las.

LA PRIN­CI­PAL RA­ZÓN ES QUE con unas ta­reas de pier­nas bien pro­gra­ma­das, la ve­lo­ci­dad de na­do al fi nal del ci­clo pue­de au

men­tar en­tre un 10% y un 15%. Por ejem­plo, un triatle­ta que na­da en 10: 00 mi­nu­tos los 800m. de un sprint, se­ría ca­paz de na­dar en 9: 20- 9: 25. Es­te dato es muy va­lio­so por va­rias ra­zo­nes: la pri­me­ra es por­que sim­ple­men­te, me­jo­ra un 10% su tiem­po.

PE­RO PA­RA MÍ, PO­DER NA­DAR 40 se­gun­dos más rá­pi­do un 800 te pue­de per­mi­tir bien en­gan­char­te en un gru­po de más ni­vel en el seg­men­to en bi­ci, as­pec­to muy im­por­tan­te, o bien na­dar en esos 10: 00 como an­tes pe­ro con un gas­to de ener­gía mu­cho me­nor, muy im­por­tan­te tam­bién pa­ra el res­to del triatlón.

RE­CUER­DA ADE­MÁS UNA IDEA que he lan­za­do en las pri­me­ras lí­neas so­bre la es­pe­ci­fi ci­dad del en­tre­na­mien­to. Pa­ra que las pier­nas nos ayu­den en una prue­ba de unos 10: 00 de du­ra­ción, hay que ha­cer en­tre­na­mien­tos de pier­nas a la in­ten­si­dad a la que se na­da du­ran­te la prue­ba. Si no lo pre­pa­ras con an­te­rio­ri­dad, el día de la prue­ba no va a ve­nir la fuer­za de re­pen­te…

POR ÚL­TI­MO Y NOR­MAL­MEN­TE des­cui­da­do, es el efec­to de trans­fe­ren­cia po­si­ti­va que tie­ne la natación y la ca­rre­ra. Pues bien, si en­ci­ma in­ci­di­mos en el agua di­rec­ta­men­te so­bre las pier­nas, la trans­fe­ren­cia se ha­rá más cla­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.