TA­LAL­GIA

Triatlón - - SIN CLEMENCIA -

Ho­la Al­ber­to , lle­vo unos 6 me­ses con un do­lor in cres­cen­do en el ta­lón iz­quier­do , úl­ti­ma­men­te me due­le has­ta an­dar. Acu­dí al trau­ma­tó­lo­go y me diag­nos­ti­có ta­lal­gia y me es­tán dan­do ul­tra­so­ni­dos, ma­sa­je, co­rrien­tes.... Aun­que me ha ba­ja­do bas­tan­te la mo­les­tia , lle­vo 8 se­sio­nes y me que­dan 7, mi du­da es co­mo de­bo reanu­dar mis en­tre­na­mien­tos de ca­rre­ra. Soy afi­cio­na­do al duatlón con 52 años, 1,80m y 92 kgs. de pe­so... ¿Reanu­do los en­tre­nos al ter­mi­nar el tra­ta­mien­to?, ¿me es­pe­ro un po­co? Mu­chas gra­cias y un sa­lu­do. Koldo Sa­ra­so­la Ayes­ta­rán

Ho­la Koldo, en la re­cu­pe­ra­ción de to­da le­sión es cla­ve de­ter­mi­nar cuál ha si­do la cau­sa que la ori­gi­nó y ha­cer lo po­si­ble por que no se vuel­va a re­pe­tir. La ver­dad es que con la de­no­mi­na­ción ge­né­ri­ca de do­lor en el ta­lón o “ta­lal­gia” son va­rias las cau­sas que la pue­den pro­du­cir, des­de un es­po­lón en el cal­cá­neo a una inf ama­ción ba­jo el as­trá­ga­lo o una bur­si­tis sub­ta­lar. Por su ma­yor in­ci­den­cia voy a pen­sar que la cau­sa sea una so­bre­car­ga e inf ama­ción de la fas­cia plan­tar en su in­ser­ción en el cal­cá­neo o hue­so del ta­lón. Doy por he­cho que el trau­ma­tó­lo­go te hi­zo una ra­dio­gra­fía pa­ra des­car­tar un es­po­lón en el cal­cá­neo. Co­mo sa­bes la fas­cia plan­tar es un te­ji­do muy re­sis­ten­te pe­ro cuan­do se so­bre­car­ga se inf ama y pue­de pro­du­cir do­lor en la in­ser­ción en el ta­lón, tan­to co­mo si de un cu­chi­llo cla­va­do se tra­ta­se. Hay unos da­tos que quie­ro que ten­gas en cuen­ta ya que se­gún Ro­bert Ga­llo del De­par­ta­men­to de Or­to­pe­dia y Reha­bi­li­ta­ción del Me­di­cal Cen­ter de Pennsyl­va­nia el por­cen­ta­je de le­sio­nes por co­rrer au­men­ta sig­nif ca­ti­va­men­te cuan­do el ki­lo­me­tra­je se­ma­nal se ex­tien­de más allá de 60 km./sem., o al pa­sar de co­rrer 3 a 5 se­sio­nes lo que au­men­ta un 50 % el rie­go de su­frir una le­sión por so­bre­so­li­ci­ta­ción. Si bien es cier­to en las ta­lal­gias inf uyen fac­to­res co­mo la mor­fo­lo­gía del pie, el ti­po de pi­sa­da, la dis­po­si­ción bio­me­cá­ni­ca del sis­te­ma lo­co­mo­tor y los pa­tro­nes de coor­di­na­ción neu­ro­mus­cu­lar o lo que es lo mis­mo la téc­ni­ca con la que co­rre­mos. En­tre otras cau­sas im­pli­ca­das en la inf ama­ción de la fas­cia se ci­tan la su­perf cie de en­tre­na­mien­to, el cal­za­do inade­cua­do y las ca­rac­te­rís­ti­cas bio­me­cá­ni­cas anor­ma­les. Una co­rrec­ta elec­ción de las za­pa­ti­llas se­gún sean tus ca­rac­te­rís­ti­cas y ne­ce­si­da­des, ti­po de pi­sa­da y pie e in­clu­so si eres un co­rre­dor bio­me­cá­ni­ca­men­te me­nos ef caz unas plan­ti­llas or­to­pé­di­cas pue­den ayu­dar a que la le­sión no se vuel­va a re­pe­tir. Res­pec­to a la eje­cu­ción de la ca­rre­ra es fun­da­men­tal pa­ra no so­bre­car­gar la fas­cia que tra­tes de que el im­pac­to del pie al gol­pear el sue­lo sea el me­nor po­si­ble y que tu con­jun­to mio­fas­cial y ten­di­no­so co­la­bo­re en su ab­sor­ción. Pa­ra ello te se­rá de gran ayu­da un nue­vo dis­po­si­ti­vo tec­no­ló­gi­co pa­ra el run­ning, el sen­sor de im­pac­tos Tg For­ce. Se tra­ta de lo úl­ti­mo en tec­no­lo­gía de sen­so­res de im­pac­tos inalám­bri­co, se co­lo­ca en la ca­ra an­te­ro­me­dial de la ti­bia y per­mi­te ob­te­ner da­tos del im­pac­to de los pies en el sue­lo de for­ma in­me­dia­ta.El sen­sor pro­por­cio­na da­tos so­bre el im­pac­to en tiem­po real, que se ref ejan en la pan­ta­lla de tu smartp­ho­ne me­dian­te una apli­ca­ción dis­po­ni­ble en la que se com­pa­ra en una gráf ca la ace­le­ra­ción que ex­pe­ri­men­ta la ti­bia, la ca­den­cia y el im­pac­to que re­ci­be el pie con­tra el sue­lo. Te­ner es­ta información per­mi­te un feed­back de­ter­mi­nan­te a la ho­ra de tra­tar de co­rrer oca­sio­nan­do el me­nor im­pac­to so­bre el apa­ra­to lo­co­mo­tor lo que per­mi­ti­rá no só­lo re­cu­pe­rar­te com­ple­ta­men­te de la le­sión sino pre­ve­nir otras le­sio­nes por so­bre­car­ga. El sen­sor de im­pac­tos en tér­mi­nos ge­ne­ra­les orien­ta­rá a au­men­tar la ca­den­cia y re­du­cir el tiem­po en el que el pie es­tá en con­tac­to con el sue­lo tra­tan­do de ubi­car el apo­yo del pie ba­jo la lí­nea del cuer­po y no ade­lan­ta­do lo que acen­tua­ría el ta­lo­na­mien­to y au­men­ta­ría el im­pac­to. Ser ca­paz de apo­yar el pie de­ba­jo del cuer­po se lo­gra gra­cias a la ex­ten­sión de la ca­de­ra me­dian­te un tra­ba­jo de téc­ni­ca, for­ta­le­ci­mien­to y f exi­bi­li­dad, pa­ra lo que de­be­mos ten­der a dar zan­ca­das más cor­tas. Me­jo­rar la ca­den­cia es ha­cer un es­fuer­zo cons­cien­te pa­ra op­ti­mi­zar el lu­gar en el que se apo­ya el pie en el sue­lo y es­for­zar­se en rea­li­zar una fre­cuen­cia pró­xi­ma a 180 zan­ca­das por mi­nu­to, en ella el tra­ba­jo de la f exi­bi­li­dad de la ca­de­ra y el for­ta­le­ci­mien­to del glú­teo te se­rán tam­bién de ayu­da. Por ello Koldo mi re­co­men­da­ción a la ho­ra de vol­ver a co­rrer es que lo ha­gas una vez no­tes que tu fas­cia ya no te mo­les­ta al ca­mi­nar, co­men­zan­do con el mé­to­do CA­CO in­ter­ca­lan­do tra­mos ca­mi­nan­do y co­rrien­do. Re­to­ma la ca­rre­ra con un cam­bio de cal­za­do y lo más im­por­tan­te con la téc­ni­ca de ca­rre­ra con la que me­nos im­pac­to pro­duz­cas, pa­ra lo cual el sen­sor Tg For­ce te se­rá muy útil. Mis orien­ta­cio­nes ade­más pa­san por re­cor­dar­te pru­den­cia, pro­gre­sión y el ne­ce­sa­rio res­pe­to de dos o tres días de des­can­so en­tre las se­sio­nes de ca­rre­ra a pie pa­ra per­mi­tir la adap­ta­ción de los te­ji­dos. www.tg­for­ce.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.