AJUS­TE DEL NI­VEL DE AN­SIE­DAD IN SI­TU

Triatlón - - SWIM -

¿CÓ­MO HA­CER­LO?

PRI­MER PA­SO:

1. Sal del mo­go­llón de com­pe­ti­do­res. 2. Na­da a Bra­za o a es­pal­da. Aquel es­ti­lo que te de más se­gu­ri­dad. 3. Acom­pa­sa el rit­mo res­pi­ra­to­rio a tu ca­den­cia de na­do. Bus­ca la tran­qui­li­dad a tra­vés de la res­pi­ra­ción. 4. Haz una lec­tu­ra rá­pi­da del ori­gen del pro­ble­ma y tra­ta de eli­mi­nar­lo:

SE­GUN­DO PA­SO:

Cual­quie­ra de es­tos pro­ble­mas se irán pa­san­do cuan­do con­si­ga­mos iden­tif car­lo y asu­mir que esas sen­sa­cio­nes des­agra­da­bles que es­ta­mos ex­pe­ri­men­tan­do son al­go nor­mal. Se­gui­da­men­te, se­gún va­yan ba­jan­do fre­cuen­cia res­pi­ra­to­ria y car­día­ca, re­to­ma­re­mos el na­do y la com­pe­ti­ción.1. Leer o re­pa­sar to­da la información so­bre la prue­ba que se re­co­ge en la web del or­ga­ni­za­dor. Re­pa­sar cir­cui­tos y ho­ra­rios pa­ra con­cre­tar el ma­te­rial a usar en la com­pe­ti­ción.

1. Ya es­tás más tran­qui­lo. 2. Si­gue con tu re­to. Co­mien­za a na­dar des­pa­cio y “apó­ya­te” en las sen­sa­cio­nes po­si­ti­vas que ten­gas.

LA AN­SIE­DAD. CO­NO­CE A TU ENEMI­GO Y CON­TRÓ­LA­LO

No quie­ro ce­rrar es­te ar­tícu­lo sin co­men­ta­ros dos con­cep­tos f sio­ló­gi­cos. Tie­nen cier­to pa­re­ci­do y a ve­ces ha­bla­mos de ellos in­dis­tin­ta­men­te pe­ro son as­pec­tos muy dis­tin­tos. Con ello se­gu­ro que te­néis una ex­pli­ca­ción a las ma­ni­fes­ta­cio­nes de la an­sie­dad y a las so­lu­cio­nes pro­pues­tas a rea­li­zar en el agua:

La fre­cuen­cia car­dia­ca “es la su­ce­sión re­gu­lar de sís­to­les y diás­to­les de la mus­cu­la­tu­ra del co­ra­zón”, es de­cir, es el nú­me­ro de ve­ces que se con­trae el co­ra­zón du­ran­te un mi­nu­to (la­ti­dos por mi­nu­to). La fre­cuen­cia res­pi­ra­to­ria “es el nú­me­ro de res­pi­ra­cio­nes que efec­túa un ser vi­vo en un lap­so es­pe­cíf co (sue­le ex­pre­sar­se en res­pi­ra­cio­nes por mi­nu­to). Mo­vi­mien­to rít­mi­co en­tre ins­pi­ra­ción y es­pi­ra­ción, es­tá re­gu­la­do por el sis­te­ma ner­vio­so. Cuan­do las res­pi­ra­cio­nes de mi­nu­tos es­tán por en­ci­ma de lo nor­mal, se ha­bla de ta­quip­nea y cuan­do se ha­llan por de­ba­jo, bra­dip­nea”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.