EL MAN­TE­NI­MIEN­TO

Triatlón - - SWIM BIKE RUN -

La ca­de­na es el ele­men­to fí­si­co que trans­mi­te la fuer­za ejer­ci­da por nues­tras pier­nas al cas­se­te de pi­ño­nes y, por en­de, a la rue­da tra­se­ra. Un en­tra­ma­do de es­la­bo­nes fi­na­men­te uni­dos en­tre si pa­ra con­se­guir tam­bién los cam­bios de mar­chas más sua­ves y el mí­ni­mo ro­za­mien­to. Te co­men­ta­mos los prin­ci­pa­les tru­cos de una ca­de­na, su mon­ta­je y có­mo me­dir su des­gas­te. De­pen­dien­do del uso al que la ha­ya­mos so­me­ti­do, una ca­de­na hay que re­em­pla­zar­la en­tre los 3.000 y los 5.000 ki­ló­me­tros, co­rrien­do el pe­li­gro, en ca­so de apu­rar­la, de des­gas­tar los dien­tes de los pla­tos y pi­ño­nes más uti­li­za­dos. Aun­que es una ope­ra­ción que re­quie­re del uso de al­gu­nas he­rra­mien­tas es­pe­cia­les, se pue­de lle­var a ca­bo per­fec­ta­men­te por cual­quier afi­cio­na­do, a cam­bio de se­guir es­cru­pu­lo­sa­men­te la me­to­do­lo­gía re­co­men­da­da por ca­da fa­bri­can­te. Ade­más de los ki­ló­me­tros, hay otros fac­to­res que in­flu­yen en la vi­da útil de una ca­de­na, los prin­ci­pa­les son la lim­pie­za y el en­gra­se. Pa­ra lim­piar la ca­de­na po­de­mos em­plear cual­quier pro­duc­to des­en­gra­san­te es­pe­cí­fi­co o bien un di­sol­ven­te con ba­se oleo­sa (ga­soil) pe­ro, una vez re­ti­ra­da la su­cie­dad, hay que vol­ver a en­gra­sar­la, re­cu­rrien­do a un acei­te es­pe­cí­fi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.