CA­BE­LLO

Triatlón - - BRENTON CABELLO -

y es cla­ve pa­ra el de­por­te de es­te país. Re­sul­ta ex­tra­ño que un se­lec­cio­na­dor na­cio­nal que no sa­be ni na­dar me ten­ga que de­cir cuá­les son los tiem­pos mí­ni­mos pa­ra ir a unos JJ.OO. Có­mo me va a exi­gir ál­guien al­go que ni si­quie­ra pue­de dar buen ejem­plo. E in­clu­so cri­te­rios ab­sur­dos co­mo tiem­pos en pis­ci­na de 25m que me exi­gían y te­nía que ha­cer­los en pis­ci­na de 50. Co­sas que no tie­nen mu­cho sen­ti­do sal­vo el de los in­tere­ses per­so­na­les, fe­de­ra­ti­vos. Es una pe­na por­que hay gen­te que se que­ma en ese pro­ce­so y nos exi­gen los mis­mos re­sul­ta­dos y tiem­pos mí­ni­mos co­mo se­lec­cio­nes tan po­ten­tes co­mo la aus­tra­lia­na que tie­nen mu­chas más ayu­das. Tu­ve la suer­te de dis­fru­tar y vi­vir du­ran­te un tiem­po allí y has­ta el pro­fe­sor de la uni­ver­si­dad de mi com­pa­ñe­ro de en­tre­nos iba a ca­sa del chi­co pa­ra ex­pli­car­le lo que ha­bían he­cho du­ran­te esa se­ma­na y lo que te­nía que ha­cer… Qui­zá tam­po­co hay que lle­gar a es­tos ex­tre­mos pe­ro un po­co más de fa­ci­li­da­des se­ría muy bueno pa­ra los de­por­tis­tas. A ve­ces es­tás en­tre­nan­do pa­ra ir a unos JJ.OO. sin nin­gu­na ayu­da, con di­ne­ro de tu bol­si­llo y lue­go cuan­do sa­len re­sul­ta­dos los que se po­nen me­da­llas son otros.

T CE­NIT es un Cen­tro de en­tre­na­mien­to es­pe­cial por la ca­li­dad y can­ti­dad de de­por­tis­tas que acu­den. Al­gu­nos triatle­tas pro­fe­sio­na­les pe­ro mu­chos otros ama­teurs. ¿Qué va­lor aña­di­do ofre­céis a los de­por­tis­tas que no en­cuen­tran en otros cen­tros? BC CE­NIT lo arran­có Mar­tí Cas­te­lló que es un es­pe­cia­lis­ta en te­ra­pia hor­to­mo­le­cu­lar, na­tu­ro­pa­tía, mi­cro­in­mu­no­te­ra­pia y otras dis­tin­tas fa­ce­tas de la sa­lud y en las que vio que ha­bía mu­chas trans­fe­ren­cias pa­ra el mun­do del de­por­te. Na­da que ver con los “vie­jos dog­mas” en de­por­te que hay has­ta la fe­cha, ya sea a ni­vel de die­tas, car­gas de en­tre­na­mien­to, su­ple­men­ta­ción, etc. Él ha crea­do una me­to­do­lo­gía que ha evo­lu­cio­na­do y tes­tea­do en atle­tas de mul­ti­ples dis­ci­pli­nas con re­sul­ta­dos ex­ce­len­tes du­ran­te más de 10 años. El pun­to di­fe­ren­cial con res­pec­to a otros cen­tros es que tra­ba­ja­mos con unos es­pe­cia­lis­tas de muy al­to ni­vel y con for­ma­cio­nes es­pe­cí­fi­cas en ca­da cam­po. To­do ese co­no­ci­mien­to pre­via­men­te apli­ca­do a la éli­te, aho­ra lo es­ta­mos de­jan­do a la mano de cual­quier de­por­tis­ta, sea cual sea su ni­vel, so­lo ne­ce­si­ta la mo­ti­va­ción pa­ra me­jo­rar. Otro de los as­pec­tos fun­da­men­ta­les que ha­cen de CE­NIT un si­tio es­pe­cial es que por un pre­cio muy re­du­ci­do (des­de 50€ y has­ta 190€) ac­ce­de­mos a los pro­fe­sio­na­les con los que tra­ba­jan los atle­tas de re­fe­ren­cia in­ter­na­cio­nal co­mo Fro­deno, Swa­llow, Cun­na­ma, Dan Mar­tin, Ry­der Hes­je­dal, Paul Voss, Car­la Ryan, etc… pu­dien­do com­par­tir con ellos en­tre­na­mien­tos, in­quie­tu­des o al­go tan sen­ci­llo co­mo una tar­de jun­tos. CE­NIT siem­pre se orien­tó a tra­ba­jar con un sis­te­ma de cuo­tas men­sua­les pa­ra ajus­tar los pre­cios. Si su­mas los ser­vi­cios que se ofre­cen por se­pa­ra­do (a pre­cio de mer­ca­do) sal­dría un pre­cio muy su­pe­rior.

T Bre­lan es la em­pre­sa que tie­nes con tu her­mano Alan con quien tie­nes una pla­ta­for­ma on-li­ne de en­tre­na­mien­to, sis­te­mas de re­co­no­ci­mien­to de­por­ti­vo, eres tam­bién ma­na­ger de al­gu­nos de­por­tis­tas, rea­li­zas cli­nics de na­ta­ción, ges­tio­nas gru­pos de en­tre­na­mien­to co­mo se­lec­cio­nes na­cio­na­les. ¿Te que­da al­go por rea­li­zar en el mun­do de la na­ta­ción? BC Es­ta­mos desa­rro­llan­do sis­te­mas pa­ra na­dar me­jor e in­clu­so sa­car más par­ti­do del na­da­dor. Pa­ra mi es una mo­ti­va­ción más, pues mu­chos de los pro­duc­tos que de­sa­rro­lla­mos vie­nen de mi ex­pe­rien­cia en la na­ta­ción y las ne­ce­si­da­des que tie­nen los de­por­tis­tas que aún no es­tán cu­bier­tas y que ade­más he­mos ido evo­lu­cio­nan­do. Una de las co­sas bue­nas de la na­ta­ción es que tie­nes mu­cho tiem­po pa­ra pen­sar mien­tras na­das… Cal­cu­la que a lo largo de mi ca­rre­ra de­por­ti­va ha­bré cu­bier­to apro­xi­ma­da­men­te una dis­tan­cia de unas tres vuel­tas al mun­do na­dan­do só­lo en­tre­nan­do. Con to­do ese tiem­po mi­ran­do el fon­do de pis­ci­na se te ocu­rren mu­chas co­sas y le das vuel­tas a mu­chas ideas. Ade­más siem­pre he si­do muy in­quie­to, he mi­ra­do otras soluciones que ha­bía en otros paí­ses, si se po­dían traer, etc. Es ver ideas, desa­rro­llar pro­pias y te­ner siem­pre en men­te co­sas, es lo que pa­sa cuan­do lle­vas des­per­tán­do­te a las cin­co de la ma­ña­na y acos­tán­do­te a las do­ce des­de que te­nía on­ce años. Cuan­do sa­cas esas seis ho­ras de en­treno y lue­go las in­vier­tes en otra co­sas pues per­mi­te ser muy pro­duc­ti­vo.

T Na­cis­te y vi­vis­te en Ala­lla, em­pe­zas­te a na­dar en el Club Na­ta­ció El Mas­nou an­tes de pa­sar a en­tre­nar en el Sant An­dreu, un ba­rrio que te ha vis­to cre­cer co­mo de­por­tis­ta. ¿Qué re­fe­ren­tes tu­vis­te en el mun­do del de­por­te? BC A ni­vel de re­fe­ren­cias siem­pre me he fi­ja­do en los me­jo­res… Phelps, etc. Pe­ro nun­ca he te­ni­do un re­fe­ren­te cla­ro. Con la cues­tión del do­pa­je al fi­nal he evo­lu­cio­na­do por mi mis­mo y no po­día com­pa­rar­me con na­die y mi ni­vel era el que era. Mi sue­ño siem­pre era ir a unos JJ.OO. y si mi­ra­ba a al­gún na­da­dor… Qui­zá Po­pov, Phelps en di­rec­to en Pe­kín pa­ra mi fue un es­pec­tácu­lo. He vi­vi­do gran­des mo­men­tos, Thor­pe tam­bién era un re­fe­ren­te… Pe­ro mi ob­se­sión y el tra­ba­jo que reali­cé du­ran­te diez años fue pa­ra ba­jar un se­gun­do y me­dio e ir a unos JJ.OO. Ac­tual­men­te Jan Fro­deno a ni­vel de­por­ti­vo no hay que de­cir na­da sal­vo mi­rar sus re­sul­ta­dos pe­ro so­bre­to­do me ha sor­pren­di­do co­mo per­so­na. Na­da más aca­bar el en­tre­na­mien­to siem­pre te da un abrazo y las gra­cias, ha­bla mu­cho por si só­lo. A ni­vel de tra­to es uno más, te ofre­ce la mano pa­ra cual­quier co­sa y es un re­fe­ren­te ac­tual. En­tre­nar­lo pa­ra mí es un or­gu­llo.

T En­tre­nar en pis­ci­na es ca­si co­mo co­rrer en el tar­tán de una pis­ta de atletismo. ¿Se pue­de de­cir que na­dar en aguas abier­tas es al­go así co­mo co­rrer por el mon­te (lo que aho­ra se lla­ma trail run­ning)? BC Ja­ja­ja­ja, si es cier­to que na­dan­do en aguas abier­tas no sue­les ver el fon­do, cuan­do hay olea­je pier­des re­fe­ren­cias e in­clu­so orien­ta­ción… Es­tás en un me­dio que cam­bia y don­de no hay re­fe­ren­cias. La mon­ta­ña y el mar son en­tor­nos dis­tin­tos. Nun­ca ha­bía he­cho tra­ve­sías pe­ro es­te año que lle­vo di­ri­gien­do en CE­NIT he na­da­do más en el la­go de Ban­yo­les y lo cier­to es que me he me­ti­do un po­co en el mun­do de las aguas abier­tas y tam­bién he po­di­do ver có­mo res­pi­ra en ese sen­ti­do el mun­do ama­teur. Aho­ra en las aguas abier­tas ocu­rre co­mo en las ca­rre­ras de ul­tra­fon­do por la mon­ta­ña. Ha­ce po­cos años na­die hu­bie­ra cu­bier­to esas dis­tan­cias y aho­ra la gen­te pa­ga por na­dar 15km… Des­de lue­go hay otro ‘boom’ pe­ro tam­bién hay que ser pre­ca­vi­do y de­cir a la gen­te que sea pa­cien­te, que na­dar una dis­tan­cia de­ter­mi­na­da en pis­ci­na no es equi­va­len­te a ha­cer­lo lue­go en aguas abier­tas pues só­lo de par­ti­da en pis­ci­na ca­da 25 ó 50 me­tros te­ne­mos un pe­que­ño des­can­so. Lue­go en­ci­ma te­ne­mos la cues­tión de có­mo se en­cuen­tre el agua. Apro­ve­chan­do es­ta ten­den­cia es­ta­mos ha­cien­do sa­li­das es­pe­cí­fi­cas tam­bién y ex­pli­can­do có­mo me­jo­rar en el na­do con neo­preno y mul­ti­tud de cues­tio­nes téc­ni­cas que afec­tan cuan­do na­das ahí fue­ra. El es­ti­lo de pis­ci­na se ve lue­go al­te­ra­do con el neo­preno, ade­más se na­da mu­chas ve­ces en agua sa­la­da que au­men­ta la flo­ta­bi­li­dad, etc.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.