XXXXXXXXXX XXXX

Triatlón - - STAR TRICKS -

Si quie­res me­jo­rar tus pres­ta­cio­nes en el agua, te re­co­men­da­mos que ha­gas uso de los in­nu­me­ra­bles 'ju­gue­ti­tos' dis­po­ni­bles pa­ra na­dar en pis­ci­na: ale­tas, pa­las, tu­ba, pull­boy... Pe­ro te re­co­men­da­mos que no te 'au­to­me­di­ques' y si­gas las ins­truc­cio­nes pre­ci­sas de un en­tre­na­dor de na­ta­ción en cuan­to uso de ca­da uno de ellos. Co­mo pre­ven­ción, re­co­men­da­mos una len­ta in­tro­duc­ción y tan só­lo pa­ra rea­li­zar al­gu­nos me­tros den­tro del en­tre­na­mien­to a fin de ha­cer­lo más ameno y bus­car trans­fe­ren­cias po­si­ti­vas a tu téc­ni­ca de na­do. Pe­ro, so­bre to­do, no em­pie­ces a uti­li­zar es­tas es­tan­car­te o, lo que es peor, fi­jar ma­los há­bi­tos téc­ni­cos en tu na­ta­ción y em­peo­rar.

2016 es año olím­pi­co, lo que mul­ti­pli­ca el in­te­rés que ya de sí tie­ne ca­da tem­po­ra­da en la éli­te del triatlón. Las prue­bas de los JJ.OO. de Río de Ja­nei­ro (18 de agos­to pa­ra ellos; 20 de agos­to pa­ra ellas) se­rá el mo­men­to ál­gi­do de la tem­po­ra­da, con los es­pa­ño­les en­tre los má­xi­mos fa­vo­ri­tos en ca­te­go­ría mas­cu­li­na. Con Javier Gó­mez No­ya y Ma­rio Mun­do 70.3- un oro olím­pi­co se­ría la gui­da a un pal­ma­rés de en­sue­ño.

Es una de las má­xi­mas del de­por­te, ol­vi­da­da en oca­sio­nes por al­gu­nos triatle­tas po­pu­la­res: tan im­por­tan­te co­mo en­tre­nar fuer­te es cui­dar as­pec­tos co­mo el des­can­so (fun­da­men­tal res­pe­tar las ho­ras de sue­ño), una co­rrec­ta ali­men­ta­ción, la su­ple­men­ta­ción de­por­ti­va y otros cui­da­dos fí­si­cos co­mo los ma­sa­jes de­por­ti­vos, ba­ños de frío/ca­lor, etc. Es lo que se lla­ma “en­tre­na­mien­to in­vi­si­ble” (to­do lo que ha­ce­mos al mar­gen del en­tre­na­mien­to pe­ro que nos ayu­da en nues­tro ren­di­mien­to de­por­ti­vo), que re­sul­ta fun­da­men­tal pa­ra po­der pro­gre­sar co­mo triatle­tas y, so­bre to­do, ha­cer­lo de ma­ne­ra sa­lu­da­ble y sin ma­cha­car en ex­ce­so nues­tro cuer­po. Y es que só­lo con un co­rrec­to en­tre­na­mien­to in­vi­si­ble po­dre­mos asi­mi­lar bien to­do el tra­ba­jo rea­li­za­do.

So­mos triatle­tas po­pu­la­res, no me­cá­ni­cos. Sien­do cier­ta es­ta afir­ma­ción, tam­bién es ver­dad que re­sul­ta muy re­co­men­da­ble te­ner unos co­no­ci­mien­tos mí­ni­mos de me­cá­ni­ca… por tu eco­no­mía y tu se­gu­ri­dad. El de­sa­rro­llo en los ma­te­ria­les y es­tán­da­res de las bi­ci­cle­tas ex­pe­ri­men­tan un cam­bio ve­loz y a me­nu­do in­abar­ca­ble pa­ra el co­no­ci­mien­to de un afi­cio­na­do. Pe­ro es­to no pue­de ser­vir de ex­cu­sa pa­ra lle­var nues­tra bi­ci al me­cá­ni­co ca­da vez que ten­ga­mos el mí­ni­mo pro­ble­ma. Ajus­tes sen­ci­llos co­mo el en­gra­sa­do ge­ne­ral, la pues­ta a pun­to de los fre­nos, co­lo­ca­ción de los pe­da­les, sus­ti­tu­ción de una cu­bier­ta, ajus­te del cam­bio o re­pa­ra­ción de un pin­cha­zo, no en­tra­ñan una di­fi­cul­tad ele­va­da y po­de­mos rea­li­zar­lo to­man­do co­mo ejem­plo al­gún tu­to­rial en vi­deo o re­cu­pe­ran­do el apren­di­za­je au­to­di­dac­ta. Lo que nos pa­re­ce cla­ve en es­te as­pec­to es la fa­mi­lia­ri­za­ción con nues­tra com­pa­ñe­ra de fa­ti­gas; si la co­no­ce­mos bien sa­bre­mos de­tec­tar rá­pi­da­men­te cual­quier pro­ble­ma, es­tan­do así ca­pa-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.