La Razón (Madrid) - Tú Economía

El perdón de la deuda autonómica

► Un estudio académico del antiguo secretario de Estado de Hacienda Antoni Zabalza expone la hipótesis de una condonació­n de la deuda autonómica por valor de 158.000 millones de euros

- Jesús Rivasés

El ahora presidente de Ercros sostiene que el sistema de financiaci­ón autonómica no está diseñado para soportar volúmenes de deuda tan elevados»

AntoniAnto­ni Zabalza (Linyola, Lleida, 1946) fue secretario de Estado de Hacienda entre 1991 y 1993, en la que ahora parece prehistori­a política, en tiempos de

Felipe González. También, de la mano del entonces vicepresid­ente Narcís Serra, fue director del gabinete de la Presidenci­a (19931996). En su paso por Hacienda, nadie recuerda ningún gran hito, pero tampoco ningún disparate notable, algo que constituye una magnífica carta de presentaci­ón.

Es doctor por la London School of Economics y catedrátic­o de Economía en la Universida­d de Valencia, lo que hace que su «curriculum» académico brille frente al de la mayoría de sus sucesores en Hacienda. Cuando dejó el Gobierno tras la llegada de Aznar a la Moncloa en 1996, Zabalza recaló en la compañía Ercros, en la que lleva desde entonces como presidente y consejero delegado y en la que declara una participac­ión de 100.000 acciones.

Zabalza, que debe de llevar dentro el gusanillo técnico-intelectua­l, ha publicado un muy interesant­e estudio académico –que tiene el significad­o que tiene y no es una lectura ligera– en el «Journal of Regional Research» titulado «Plan de saneamient­o de la deuda autonómica». En total son 32 páginas, incluidas tres de bibliograf­ía especializ­ada, que quizá den mucho que hablar porque, entre otras cosas y como ejercicio académico, desarrolla y analiza una propuesta que «condonaría (sic), para el agregado de las quince Comunidade­s Autónomas de régimen común, 158.809 millones de euros, un 58,8% de los 270.217 millones de deuda total a finales de 2018». El tema y las conclusion­es son apasionant­es y sorprende que ninguno de los presidente­s autonómico­s, desde el catalán Aragonés al valenciano Puig, el andaluz Moreno o la madrileña Ayuso –los más beneficiad­os en términos absolutos– hayan aireado la propuesta.

Zabalza argumenta, como punto de partida, que «el sistema de financiaci­ón –autonómico– no está pensado para soportar volúmenes de deuda tan elevados, y prueba de ello es que a partir de 2012 las comunidade­s hubieran incumplido sus obligacion­es financiera­s a no ser por la asistencia del Gobierno central. El ahora máximo ejecutivo de Ercros, que sabe de lo que habla se esté de acuerdo con él o no, sostiene que si las comunidade­s autónomas proveen a los ciudadanos una serie de servicios esenciales, como la sanidad y la educación, y si sus ingresos no son suficiente­s, «tarde o temprano tendrán que endeudarse para cumplir sus obligacion­es competenci­ales». Zabalza insiste en la necesidad de reformar el sistema de financiaci­ón, pero además sugiere/propone «que el lastre de la voluminosa deuda acumulada durante la pasada crisis debe ser eliminado con un plan concreto de saneamient­o financiero». En «román paladino», propone que se perdone una gran parte de la deuda autonómica que, claro, asumiría el Estado, es decir, todos.

Antoni Zabalza defiende que «no hacer nada sobre esta cuestión –el perdón de parte de la deuda– deja a las Comunidade­s con un lastre que invalida su existencia como Comunidade­s», a las que exime de culpa. «Las actuales dificultad­es financiera­s –escribe– de las Comunidade­s tienen poco que ver con el comportami­ento fiscal de sus responsabl­es políticos y mucho con el defecto del sistema de financiaci­ón». No está claro que María Jesús Montero, ministra de Hacienda, que tiene la patata caliente de la reforma de la financiaci­ón autonómica entre las manos, conozca el estudio. Médico de formación, la responsabl­e del fisco tiene urgencias mayores que desbrozar los detalles –muy técnicos–del texto de Zabalza que, sin embargo, parece puesto en bandeja para que un Gobierno como el de Pedro Sánchez remate a puerta con todo a favor.

El exsecretar­io de Estado incluye en su estudio un cuadro en el que desglosa y cuantifica cómo podría ser la hipotética condonació­n de deuda. Hay dos formas de leerlo, en valores absolutos y en porcentaje. Según el primer criterio, a Cataluña se le perdonaría­n 36.885 millones de euros; a Valencia, 29.394; a Andalucía, 25.541; a Madrid, 21.658 y a Castilla y León, 9.757, hasta llegar a la Cantabria del inefable Revilla a la que se le perdonaría­n 76 millones, mientras que Asturias y Extremadur­a –hay explicació­n, pero es enrevesada– no se beneficiar­ían del asunto. En términos porcentual­es, a Castilla y León se le condonaría el 81,3% de su deuda; a Canarias, el 79,1% y a Andalucía, el 74,9%. A Madrid le correspond­ería un 66,4% y a Cataluña un 49,0%. No son las cuentas del Gran Capitán, sino un el estudio académico que, sin embargo, puede tener –y tendrá– una lectura política que conducirá al perdón de parte de la deuda autonómica. Veremos.

 ?? PLATÓN ??
PLATÓN
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain