GOL­PEAN

De NUE­VO

Vanity Fair (Spain) - - VF ANIVERSARIO - –AN­DRÉS GUE­RRA

Kiev, Mos­cú, Lon­dres, Pa­rís, Cá­diz, Ma­drid, Ali­can­te y Bar­ce­lo­na en 25 días. De las ca­vas Dom Pé­rig­non a su­per­vi­sar la aper­tu­ra de Ca­kes & Bub­bles, su nue­vo negocio de pos­tres y es­pu­mo­sos en Re­gent St. con Pic­ca­dilly. Aun­que ha si­do con­si­de­ra­do el me­jor pas­te­le­ro del mun­do, sien­te ner­vios. “Ca­da vez que me re­la­jo, me de­mues­tro a mí mis­mo que es me­jor es­tar ner­vio­so”, ex­pli­ca el chef.

Al­bert Adrià (L’Hos­pi­ta­let, 1969) es la per­so­na a quien más ad­mi­ra Fe­rran Adrià y pa­ra un co­ci­ne­ro no exis­te me­jor vi­to­la. Es­ta­mos en Tic­kets y mien­tras char­la­mos le traen a pro­bar una por­ción de ba­ca­lao. Nie­ga la ne­ce­si­dad de ma­ce­rar con ajo ne­gro. No ne­ce­si­ta pro­bar in­gre­dien­tes pa­ra pro­du­cir fór­mu­las: “Es­ta­mos muy co­nec­ta­dos. Pue­do ha­cer un pla­to con ellos por te­lé­fono”. Su equi­po ha con­fir­ma­do en mu­chas oca­sio­nes que la mar­ca Adrià es a la co­ci­na lo que Ap­ple a la tec­no­lo­gía.

Su úl­ti­mo res­tau­ran­te, Enig­ma, es una gas­tro­ex­pe­rien­cia de lu­jo de cua­tro ho­ras, su pro­yec­to más am­bi­cio­so des­de el cie­rre de elBu­lli en la ci­ma de su gloria pa­ra con­ver­tir­lo en le­yen­da. Ahí es don­de desa­rro­lla­rá el Ba­car­dí In­no­va­tion Lab.

En un año, Al­bert ya os­ten­ta su pri­me­ra es­tre­lla Mi­che­lin en es­te es­pa­cio del ba­rrio de Sant An­to­ni, y el pró­xi­mo sep­tiem­bre, fe­cha pre­vis­ta pa­ra la aper­tu­ra de elBu­lli Foun­da­tion, in­ten­ta­rá con­ju­gar sus ne­go­cios con el tor­be­llino in­ce­san­te que bu­lle en la men­te de su her­mano. Al­bert Adrià, 50% chef y 50% em­pre­sa­rio, re­co­no­ce que sien­te envidia sa­na por los co­le­gas que con­si­guen lo que na­die an­tes. Le es­ti­mu­la la com­pe­ti­ti­vi­dad y le preo­cu­pa la co­pia: “Mu­chos co­ci­ne­ros jó­ve­nes es­tán más pen­dien­tes de lo que ha­cen los de­más que de sí mis­mos. Una co­sa es la ins­pi­ra­ción y otra la pér­di­da de tu iden­ti­dad. Y es­to es es­tá ocu­rrien­do a cau­sa de Ins­ta­gram”. Lan­za tam­bién una ad­ver­ten­cia: Es­pa­ña es el país don­de me­jor se co­me, pe­ro tam­bién pue­de ser de los peo­res. “No se de­be engañar al clien­te ni dor­mir­nos en los lau­re­les”.

1

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.