LA SA­GA DE LOS D’OR­NANO

En un tiem­po en el que im­pe­ran los gran­des gru­pos, Sis­ley con­ti­núa sien­do una ca­sa fa­mi­liar. ¿Su ma­yor lo­gro? Crear cre­mas de cul­to glo­bal­men­te re­co­no­ci­das.

Vanity Fair (Spain) - - BELLEZA - – P. M.

las fa­mi­lias son el fe­nó­meno del mo­men­to: pro­ta­go­ni­zan cam­pa­ñas, aca­pa­ran por­ta­das y arra­san en las re­des so­cia­les. Pe­ro los d’Or­nano triun­fa­ron mu­cho an­tes de la fiebre por el hash­tag #Fa­mil­yGoals (me­tas de fa­mi­lia). Ellos es­tán de­trás de la pres­ti­gio­sa fir­ma de be­lle­za Sis­ley. A fi­na­les de los se­ten­ta, el con­de

—que fa­lle­ció Hu­bert d’Or­nano ha­ce tres años— tu­vo una idea rompe­dora —usar los me­jo­res ex­trac­tos na­tu­ra­les de plan­tas pa­ra crear una ga­ma de tra­ta­mien­tos des­ti­na­da al cui­da­do de la piel— y se con­vir­tió en el pio­ne­ro de la fi­to­cos­mé­ti­ca. Siem­pre jun­to a su ma­ri­do des­de la fun­da­ción de la em­pre­sa,

— des­cen­dien­te de Isa­be­lle d’Or­nano Bar­ba­ra

rei­na de Po­lo­nia— ha si­do una pie­za Rad­zi­will, cla­ve en el de­sa­rro­llo de los pro­duc­tos y la ima­gen de mar­ca. La so­fis­ti­ca­da pa­re­ja re­co­rrió el mun­do ex­pan­dien­do la fir­ma y ha­cien­do re­la­cio­nes so­cia­les. Dos de sus hi­jos, y , se

Phi­lip­pe Ch­ris­ti­ne unie­ron a ellos ha­ce más de 20 años.

So­bre las ven­ta­jas de tra­ba­jar con los su­yos, Isa­be­lle lo tie­ne cla­ro: “Nos per­mi­ti­mos el lu­jo de crear lo que con­si­de­ra­mos que es­tá bien y con la me­jor ca­li­dad”. Esa li­ber­tad los ha lle­va­do a for­mu­lar al­gu­nas de las cre­mas más icó­ni­cas de la his­to­ria, co­mo Sis­leÿa, un con­cen­tra­do an­ti­edad en el que in­vir­tie­ron una dé­ca­da de in­ves­ti­ga­ción, o la Émul­sion Éco­lo­gi­que, su bes­tse­ller des­de ha­ce más de 35 años. “Me preo­cu­po por no de­frau­dar al pú­bli­co, por­que cuan­do lan­za­mos al­go nue­vo las clien­tas con­fían tan­to en Sis­ley que lo com­pran sin du­dar­lo, in­clu­so sin si­quie­ra sa­ber pa­ra qué sir­ve”. Eso sí es al­can­zar las me­tas en fa­mi­lia.

“¿Lo me­jor de tra­ba­jar en fa­mi­lia? Nos per­mi­ti­mos el lu­jo de crear lo que con­si­de­ra­mos que es­tá bien y con la me­jor ca­li­dad po­si­ble”, di­ce Isa­be­lle

UNA TRI­BU CHIC Los d’Or­nano, en el apar­ta­men­to fa­mi­liar que po­seen en Pa­rís.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.