Cru­ce­ros úni­cos con Ro­yal Ca­rib­bean

la na­vie­ra ro­yal Ca­rib­bean Cuen­ta Con 22 bar­Cos que Con­si­guen que Ca­da via­je­ro en­Cuen­tre su Cru­Ce­ro ideal. a bor­do, las me­jo­res ins­ta­la­Cio­nes per­mi­ten días de ver­da­de­ro des­Can­so y di­ver­sión.

Viajar - - BOLSA DE VIAJES -

Los más aven­tu­re­ros po­drán prac­ti­car surf en una pis­ci­na de olas o es­ca­lar en el ro­có­dro­mo; los que bus­can el re­lax más ab­so­lu­to dis­fru­ta­rán del Spa y los pe­que­ños no ol­vi­da­rán su via­je jun­to a Kung Fu Pan­da y Sh­rek. La in­no­va­ción, la su­pera­ción y la bús­que­da de nue­vas ex­pe­rien­cias son las cla­ves de Ro­yal Ca­rib­bean pa­ra ofre­cer cru­ce­ros pa­ra to­dos los gus­tos. Sus bar­cos es­tán equi­pa­dos con las me­jo­res ins­ta­la­cio­nes, ciu­da­des flo­tan­tes que lo­gran que sus hués­pe­des dis­fru­ten de unas va­ca­cio­nes úni­cas.

En no­viem­bre de 2011 la com­pa­ñía aña­dió a su flo­ta el Allu­re of the Seas, que se ha con­ver­ti­do en el bar­co de cru­ce­ros más gran­de del mun­do. Con 16 cu­bier­tas, 225.282 to­ne­la­das y ca­pa­ci­dad pa­ra 5.400 cru­ce­ris­tas, es­te bar­co se or­ga­ni­za en sie­te ve­cin­da­rios di­fe­ren­tes. Al­ter­na iti­ne­ra­rios de 7 no­ches en el Ca­ri­be Oc­ci­den­tal y el Ca­ri­be Orien­tal con sa­li­da des­de Port Ever­gla­des, en Flo­ri­da.

des­de el mun­do y des­de es­pa­ña

Los cru­ce­ros de Ro­yal Ca­rib­bean ofre­cen iti­ne­ra­rios es­pec­ta­cu­la­res al­re­de­dor del mun­do y ex­cur­sio­nes a las ciu­da­des más be­llas. Lo úni­co que tie­nen que ha­cer los via­je­ros es de­ci­dir el des­tino. No se­rá fá­cil ele­gir en­tre el in­ten­so azul del Me­di­te­rrá­neo vi­si­tan­do Ro­ma, Flo­ren­cia o la Cos­ta Azul fran­ce­sa o de­can­tar­se por los pa­ra­jes na­tu­ra­les de Alas­ka; el re­lax del Ca­ri­be, con sus aguas cris­ta­li­nas, pue­de ser tam­bién un via­je inol­vi­da­ble. Otra op­ción es ele­gir uno de los des­ti­nos más no­ve­do­sos de Ro­yal Ca­rib­bean, los Emi­ra­tos Ára­bes, un país de con­tras­tes don­de el de­sier­to y la ve­ge­ta­ción más ri­ca con­vi­ven en ar­mo­nía. Tam­bién es po­si­ble via­jar has­ta In­dia, Aus­tra­lia y Nue­va Ze­lan­da.

En Es­pa­ña, Ro­yal Ca­rib­bean tie­ne una im­por­tan­te pre­sen­cia y cuen­ta con una di­la­ta­da ex­pe­rien­cia en el sec­tor. Tres son los puer­tos es­pa­ño­les des­de don­de na­ve­ga­rán cua­tro de los ocho bar­cos que ope­ran en el Me­di­te­rrá­neo: Má­la­ga, Bar­ce­lo­na y Va­len­cia. Con sa-

li­da des­de Bar­ce­lo­na, el Li­berty of the Seas re­co­rre el Me­di­te­rrá­neo con cru­ce­ros de 7 no­ches vi­si­tan­do Ro­ma, Ná­po­les, Niza, Flo­ren­cia, Ate­nas o Du­brov­nik has­ta oc­tu­bre. Con es­ca­pa­das de 4 ó 5 días has­ta cru­ce­ros de 7, 12 ó 14 no­ches, tra­ve­sías que se adap­tan a las ne­ce­si­da­des y de­seos de ca­da via­je­ro.

El Ad­ven­tu­re of the Seas, de la Cla­se Vo­ya­ger, apues­ta por Má­la­ga co­mo puer­to cla­ve en sus cru­ce­ros por el Me­di­te­rrá­neo, gra­cias a sus ex­ce­len­tes ins­ta­la­cio­nes, que in­clu­yen un nue­vo ae­ro­puer­to y la co­ne­xión con Ma­drid vía AVE. Asi­mis­mo, es­te año se ha in­cor­po­ra­do Va­len­cia co­mo puer­to de em­bar­que. Rea­li­za un iti­ne­ra­rio de 7 no­ches con es­ca­las en Ro­ma, Pi­sa/flo­ren­cia y Cór­ce­ga, em­bar­can­do ca­da sá­ba­do en Má­la­ga y el do­min­go en Va­len­cia, has­ta el 2 de oc­tu­bre.

El 29 de oc­tu­bre, el Ad­ven­tu­re of the Seas zar­pa­rá de Má­la­ga pa­ra vi­si­tar Lisboa y Gi­bral­tar, y el 2 de no­viem­bre lo ha­rá rum­bo al ar­chi­pié­la­go ca­na­rio, vi­si­tan­do las is­las de Tenerife y Lan­za­ro­te. Pa­ra fa­ci­li­tar las comunicaciones has­ta los di­fe­ren­tes puer­tos es­pa­ño­les, Ro­yal Ca­rib­bean ha fir­ma­do un acuer­do con Ren­fe y sus lí­neas de Al­ta Ve­lo­ci­dad pa­ra acer­car los cru­ce­ros al cen­tro de Es­pa­ña.

las jo­yas de la flo­ta

El Li­berty of the Seas ope­ra des­de Bar­ce­lo­na con­vir­tién­do­se en el bar­co más gran­de y es­pec­ta­cu­lar del Me­di­te­rrá­neo, que con­ta­rá ade­más con la pre­sen­cia de Fio­na, Sh­rek, Kung Fu Pan­da y mu­chos más per­so­na­jes pa­ra vi­vir la ex­pe­rien­cia Drea­mworks a bor­do. Pro­yec­ción de pe­lí­cu­las en 3D, es­pec­tácu­los de pa­ti­na­je so­bre hie­lo y acuá­ti­cos son al­gu­nas de las ac­ti­vi­da­des de es­te cru­ce­ro.

Pa­ra los más aven­tu­re­ros, el Li­berty of the Seas cuen­ta con el Flow­ri­der, el úni­co si­mu­la­dor de olas que per­mi­te prac­ti­car surf en

LA GRAN OFER­TA DE LOS BAR­COS DE RO­YAL CA­RIB­BEAN PER­MI­TE QUE LOS VIA­JE­ROS ELI­JAN EL CRU­CE­RO QUE MÁS

SE ADAP­TA A SUS GUS­TOS

al­ta mar, ade­más de un ro­có­dro­mo don­de es­ca­lar, una pis­ta de pa­ti­na­je so­bre hie­lo, un mi­ni­golf, un par­que acuá­ti­co y una gran va­rie­dad de ba­res y res­tau­ran­tes.

Por su par­te, con ca­pa­ci­dad pa­ra 3.114 hués­pe­des, el Ad­ven­tu­re of the Seas es uno de los bu­ques más so­li­ci­ta­dos por los via­je­ros que eli­gen el Me­di­te­rrá­neo co­mo des­tino. Cuen­ta con ca­sino, can­cha de ba­lon­ces­to, pa­red de es­ca­la­da y pis­ta de pa­ti­na­je, pe­ro si por al­go se ca­rac­te­ri­za es por sus pro­gra­mas de bie­nes­tar y sa­lud en su Spa. El pro­gra­ma Vi­ta­li­dad re­ju­ve­ne­ce cuer­po y al­ma con tra­ta­mien­tos re­la­jan­tes, me­nús sa­lu­da­bles, en­tre­na­do­res per­so­na­les y mu­chí­si­mas op­cio­nes más pa­ra un buen es­ta­do fí­si­co. En el Ad­ven­tu­re of the Seas, los más de 15.000 me­tros cua­dra­dos de Spa cuen­tan con 14 sa­las de ma­sa­jes y tra­ta­mien­tos, un área de re­la­ja­ción, sa­lón de be­lle­za, área de en­tre­na­mien­to con mo­ni­to­res es­té­reo y te­le­vi­sión, et­cé­te­ra. Mien­tras, los pe­que­ños de la fa­mi­lia po­drán di­ver­tir­se con el pre­mia­do pro­gra­ma Ad­ven­tu­re Ocean, que cuen­ta con mul­ti­tud de ac­ti­vi­da­des, siem­pre ba­jo la su­per­vi­sión de un mo­ni­tor ti­tu­la­do, y di­vi­di­dos en sie­te gru­pos de eda­des (des­de los 6 me­ses has­ta los 17 años).

Ins­ta­la­cio­nes de lu­jo

Una flo­ta com­pues­ta por 22 bar­cos equi­pa­dos con to­do ti­po de co­mo­di­da­des per­mi­te que ca­da via­je­ro en­cuen­tre su cru­ce­ro ideal. Las op­cio­nes de alo­ja­mien­to per­mi­ten la adap­ta­ción a to­do ti­po de cru­ce­ris­tas. Una ex­ten­sa ga­ma de ca­ma­ro­tes con ser­vi­cio de ha­bi­ta­cio­nes 24 ho­ras al día es lo que ofre­cen los cru­ce­ros de Ro­yal Ca­rib­bean a sus via­je­ros, que po­drán ele­gir en­tre sui­tes sim­ples o fa­mi­lia­res con ba­ño com­ple­to, sa­la de es­tar y balcón pri­va­do; ca­ma­ro­tes con balcón; ex­te­rio­res con vis­tas y con ca­pa­ci­dad pa­ra seis per­so­nas y ca­ma­ro­tes in­te­rio­res, to­dos equi­pa­dos con te­le­vi­sión, te­lé­fono y ba­ño pri­va­do con se­ca­dor de pelo. A bor­do se ofre­ce una ex­ten­sa ga­ma de ac­ti­vi­da­des pa­ra dis­fru­tar de las me­jo­res va­ca­cio­nes. Las cu­bier­tas son el lu­gar per­fec­to pa­ra prac­ti­car deportes, ju­gar al ba­lon­ces­to y ha­cer jog­ging. Si el via­je se ha­ce en in­vierno, las naves cuen­tan con cu­bier­tas re­trác­ti­les que per­mi­ten prac­ti­car ac­ti­vi­da­des o dis­fru­tar de un ba­ño en la pis­ci­na.

el “li­berty of the seas” (iz­quier­da) cuen­ta en­tre su ofer­ta de ocio con un si­mu­la­dor de olas que per­mi­te prac­ti­car surf a bor­do de un cru­ce­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.