Via­je en el tú­nel del tiem­po

Viajar - - TEST -

Pa­ra la ma­yo­ría de via­je­ros, lo me­jor del nor­te de Tai­lan­dia lo ofre­cen las di­fe­ren­tes tri­bus que vi­ven en las mon­ta­ñas. Son fá­ci­les de vi­si­tar, bas­ta acer­car­se a Chiang Mai o Mae Hong Son y con­tra­tar ex­cur­sio­nes con guías ex­per­tos en las agencias es­pe­cia­li­za­das. Se cal­cu­la que in­te­gran una po­bla­ción de 500.000 in­di­vi­duos, en­tre los que el go­bierno tai­lan­dés re­co­no­ce seis gran­des gru­pos prin­ci­pa­les: Ak­ha. Se ins­ta­la­ron ha­ce po­co más de cien años. Son la tri­bu más po­bre a pe­sar de su exó­ti­co as­pec­to. Se dis­tin­guen por la vis­to­sa ves­ti­men­ta de las mu­je­res, con su blu­són ne­gro, fal­da y pan­ta­lón ador­na­dos con vi­vos bor­da­dos y un to­ca­do con ador­nos de plata. Yao. Ori­gi­na­rios de Chi­na me­ri­dio­nal, se asen­ta­ron a prin­ci­pios del si­glo XIX, don­de se cal­cu­la que vi­ven cer­ca de 30.000. El tra­je tra­di­cio­nal cons­ta de un tur­ban­te ne­gro bul­bo­so y pan­ta­lo­nes am­plios ri­ca­men­te bor­da­dos. Son adep­tos al taoís­mo. Hmong. Po­co más de 50.000 hmong vi­ven en pue­blos cons­trui­dos en las ci­mas de las co­li­nas del nor­te de Tai­lan­dia. Allí don­de cre­ce en abun­dan­cia la ador­mi­de­ra. A las mu­je­res se las re­co­no­ce por sus vo­lu­mi­no­sos pei­na­dos. Los tai­lan­de­ses los lla­man meo. Ka­ren. Se ins­ta­la­ron hu­yen­do del ejér­ci­to bir­mano. Las mu­je­res lu­cen co­lla­res de mo­ne­das an­ti­guas y gar­gan­ti­llas de plata, y ani­llos do­ra­dos en las pier­nas. Los hom­bres des­ta­can por sus ta­tua­jes. Lahu. Al­re­de­dor de 40.000 lahu vi­ven ac­tual­men­te en el nor­te de Tai­lan­dia, la ma­yo­ría en la pro­vin­cia de Chiang Mai y Chiang Rai. Su in­du­men­ta­ria tra­di­cio­nal es ne­gra con bor­da­dos de vi­vos co­lo­res. Mu­chos lahu se han con­ver­ti­do en los úl­ti­mos años al cris­tia­nis­mo. Li­su. Po­co más de 20.000 in­di­vi­duos. Se iden­ti­fi­can por lle­var ves­ti­dos de lla­ma­ti­vos co­lor ro­jo y tur­que­sa. Las mu­je­res ador­nan sus cue­llos con mag­ní­fi­cos de­ta­lles de­co­ra­ti­vos de plata. Ade­más de es­tos seis gran­des gru­pos ét­ni­cos, des­de ha­ce po­co más de 25 años han apa­re­ci­do los Ka­yan. Se re­co­no­cen por el gru­po de aros que ro­dean sus cue­llos, bra­zos y pier­nas. Más co­no­ci­das co­mo “mu­je­res-ji­ra­fa”, vi­ven en­tre las al­deas de Ban Nai­soi y Ban Nam­pieng­din, no muy le­jos de Mae Hong Son. Lle­ga­ron a Tai­lan­dia hu­yen­do del ejér­ci­to bir­mano. La cos­tum­bre de de­for­mar el cue­llo se ini­cia a los 5 años, cuan­do en una ce­re­mo­nia que coin­ci­de con la Lu­na lle­na se co­lo­ca el pri­mer aro a las ni­ñas; a los 7 años se co­lo­ca el se­gun­do y así su­ce­si­va­men­te has­ta lle­gar a la edad adul­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.