¡Que vi­va “La Pe­pa”!... y la ciu­dad don­de na­ció

Viajar - - LABRÚJULA -

CÁ­DIZ RE­CLA­MA SU PRO­TA­GO­NIS­MO AL CE­LE­BRAR­SE du­ran­te es­te año el bi­cen­te­na­rio de la apro­ba­ción de la Cons­ti­tu­ción de 1812. En torno al ora­to­rio de San Fe­li­pe Ne­ri, lu­gar don­de se ges­tó esa ley de le­yes, se pue­de dis­fru­tar de un pu­ña­do de nue­vas pro­pues­tas de ocio, com­pras, gas­tro­no­mía…

El

19 de mar­zo de 1812, los 300 dipu­tados que con­for­ma­ban las Cor­tes de Cá­diz apro­ba­ron su pro­yec­to de Cons­ti­tu­ción, la pri­me­ra de las que ha te­ni­do España y co­no­ci­da por todos co­mo La Pe­pa. Lo hi­cie­ron en una pe­que­ña igle­sia, , el ora­to­rio de San Fe­li­pe Ne­ri , que, res­tau­ra­da ex pro­fe­so con mo­ti­vo de la efe­mé­ri­des, se ha con­ver­ti­do en el epi­cen­tro de las ce­le­bra­cio­nes. La vi­si­ta al mu­seo anexo su­po­ne una más que re­co­men­da­ble for­ma de en­ten­der la im­por­tan­cia de aque­lla Cons­ti­tu­ción y su re­per­cu­sión en nues­tra his­to­ria y en la de nu­me­ro­sos paí­ses del con­ti­nen­te ame­ri­cano.

Jun­to al ora­to­rio se en­cuen­tra la To­rre Ta­vi­ra ( www.to­rre­ta­vi­ra.com), par­te de un an­ti­guo pa­la­cio y el lu­gar don­de se ins-

AL­FRE­DO G. RE­YES ta­ló, en los años 80, la pri­me­ra cá­ma­ra os­cu­ra del país. En ella, un jue­go de es­pe­jos pro­yec­ta­dos so­bre una pan­ta­lla pa­ra­bó­li­ca per­mi­te do­mi­nar to­do Cá­diz en tiem­po real.

Muy cer­ca, en torno a la ca­lle Val­ver­de se con­cen­tran al­gu­nas de las tien­das más ori­gi­na­les, co­mo Fi­li­gra­na , que es­tá es­pe­cia­li­za­da en com­ple­men­tos pa­ra fies­ta, o Di­fe­ren­te , con pro­pues­tas de mo­da ur­ba­na de mar­cas co­mo Cus­to, Ar­ma­ni Jeans, Ama­ya Ar­zua­ga, Ga­lliano, Karl La­ger­feld… En esa mis­ma zo­na se si­túa, ade­más, una de­li­cio­sa tien­da gour­met, Ga­des Beer

, en cu­yas es­tan­te­rías se pue­de ele­gir en­tre una in­gen­te va­rie­dad de cer­ve­zas y de eti­que­tas es­pe­cia­les de vi­nos de Je­rez.

Pa­ra ta­pear o co­mer, pro­ba­ble­men­te el res­tau­ran­te con más éxi­to y es­ti­lo (y por eso con­vie­ne lle­gar pron­to, o bien re­ser­var con an­te­la­ción) sea Ba­lan­dro ( www.res­tau­ran­te­ba­lan­dro.com). No re­sul­ta na­da ex­tra­ño te­nien­do en cuenta su ubi­ca­ción –fren­te a la bahía y la Ala­me­da Apo­da­ca–, su ele­gan­cia, un ser­vi­cio muy efi­cien­te y la cui­da­da car­ta, que re­in­ter­pre­ta de una for­ma real­men­te ape­ti­to­sa las re­ce­tas tra­di­cio­na­les an­da­lu­zas.

Por su ori­gi­na­li­dad tam­bién des­ta­ca La Te­ta de Ju­lie­ta ( www. facebook.com/la­te­ta­de­ju­lie­ta). La de­co­ra­ción de es­te res­tau­ran­te, un re­cién lle­ga­do a Cá­diz que ocu­pa la to­ta­li­dad de una an­ti­gua vi­vien­da a es­pal­das de la igle­sia de San Jo­sé, no de­ja in­di­fe­ren­te a na­die gra­cias a su co­lo­ri­do y a una cu­rio­sa com­bi­na­ción en­tre lo clá­si­co y lo mo­derno. Y la fór­mu­la de car­ta, ba­sa­da en las co­ci­nas ita­lia­na y me­di­te­rrá­nea, re­sul­ta muy di­ver­ti­da: a ba­se de pla­tos com­par­ti­dos. Si se vie­ne a ce­nar, es­te mis­mo es­ta­ble­ci­mien­to ofre­ce tam­bién una agra­da­ble te­rra­za chill out con vis­tas a los te­ja­dos y el mar.

Pa­ra con­ti­nuar la no­che, muy agra­da­ble es Nahu , un lo­cal fre­cuen­ta­do por una clien­te­la ecléc­ti­ca (es el lu­gar de que­da­da ha­bi­tual pa­ra los Eras­mus). La mis­ma pa­rro­quia que, con la lle­ga­da del buen tiem­po, se tras­la­da a Nahu Beach, jun­to a la ca­rre­te­ra que co­nec­ta Cá­diz con San Fer­nan­do.

En la To­rre Ta­vi­ra se ins­ta­ló en los años 80 la pri­me­ra cá­ma­ra os­cu­ra de nues­tro país

Los más noc­tám­bu­los se dan ci­ta en Ima­gi­na Jar­dín Bar , un club que, tan­to en tem­po­ra­da in­ver­nal co­mo en ve­rano, ofre­ce un in­tere­san­te ca­len­da­rio de ac­tua­cio­nes y, por su­pues­to, bue­na mú­si­ca pa­ra es­cu­char, bai­lar y re­ci­bir el ama­ne­cer.

Lle­ga­da la ho­ra del sue­ño, y sin per­der de vis­ta La Pe­pa, una bue­na re­co­men­da­ción, en la que se aú­nan las esen­cias prin­ci­pa­les de es­ta ciu­dad, es el Ho­tel Las Cor­tes de Cá­diz ( www.ho­te­llas­cor­tes.com). Si­tua­do muy pró­xi­mo a la cén­tri­ca Plaza de España, con el mo­nu­men­to a aque­llas Cor­tes, se tra­ta de una an­ti­gua ca­sa de ve­cin­dad del si­glo XIX que con­ser­va ese es­ti­lo ar­qui­tec­tó­ni­co que mu­chos con­fun­den con lo co­lo­nial (in­clu­so con lo ca­ri­be­ño). En el in­te­rior, es­te alo­ja­mien­to ofre­ce una de­co­ra­ción y unas co­mo­di­da­des muy pro­pias del si­glo XXI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.