VIGAS DE MA­DE­RA

Vivir en el campo - - CASA REHABILITADA -

El co­me­dor ubi­ca­do ba­jo un te­cho de vigas de ma­de­ra tra­ta­da, es­tá for­ma­do por una me­sa rea­li­za­da a me­di­da por Fus­te­ría Ros, con si­llas mo­de­lo Bi­llar de Jor­di Vi­la­no­va. So­bre ellas, la lám­pa­ra de sus­pen­sión GT6 de San­ta & Co­le en co­lor blan­co.

En con­tras­te con es­ta to­na­li­dad, se cuel­ga un cua­dro en azul y blan­co de Ra­món Je­sús, ami­go de los pro­pie­ta­rios. Va­rios cua­dros más se re­par­ten por la sa­la, co­mo el de Rie­ra y Ara­gó. El sue­lo se pa­vi­men­ta con ba­rro ma­nual de Ra­jo­le­ría Quin­ta­na. Una puer­ta co­rre­de­ra de ma­de­ra per­mi­te el ac­ce­so a la co­ci­na, equi­pa­da con mo­bi­lia­rio de ma­de­ra de as­pec­to rús­ti­co y elec­tro­do­més­ti­cos en aca­ba­do blan­co, co­mo el la­va­va­ji­llas y el horno de Smeg. So­bre és­te se dis­po­ne una pla­ca vi­tro­ce­rá­mi­ca con tres fue­gos y, al la­do, la zona de tra­ba­jo. Al otro, la zona de aguas, con dos se­nos en ace­ro inoxi­da­ble y gri­fe­ría muy ele­gan­te. Un es­tan­te de obra sir­ve pa­ra guar­dar las di­fe­ren­tes es­pe­cies de co­ci­na y una ca­ja de ma­de­ra fun­cio­na co­mo me­si­ta au­xi­liar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.