HO­TEL

La opu­len­ta ce­na de No­che­vie­ja del Gran Ho­tel In­glés.

VOGUE (Spain) - - Sumario -

TRAS RE­ABRIR SUS PUER­TAS HA­CE APE­NAS UNOS ME­SES, EL GRAN HO­TEL IN­GLÉS PLA­NEA CON­QUIS­TAR A LOS PA­LA­DA­RES MÁS EXI­GEN­TES DE LA CA­PI­TAL A TRA­VÉS DE SU ELA­BO­RA­DA PRO­PUES­TA GAS­TRO­NÓ­MI­CA. UNA MEZ­CLA DE TRA­DI­CIÓN Y MO­DER­NI­DAD QUE CE­LE­BRA­RÁ, EN LA NO­CHE DE FIN DE AÑO, UNA MAJESTUOSA CE­NA DE GA­LA.

No han he­cho fal­ta más que unos me­ses pa­ra que el Gran Ho­tel In­glés (Eche­ga­ray, . Ma­drid) re­cu­pe­ra­se su lu­gar co­mo re­fe­ren­te del lujo en Ma­drid. Com­ple­ta­men­te re­for­ma­do por el in­terio­ris­ta nor­te­ame­ri­cano Da­vid Rock­well –ar­tí­fi­ce de los ho­te­les Edi­tion de Nue­va York, The Ritz-Carl­ton en Bos­ton y el pa­ri­sino W–, el que fue­se el pri­mer hos­pe­da­je con su­mi­nis­tro eléc­tri­co y res­tau­ran­te en la ciu­dad, ha vuel­to a con­ver­tir­se en fa­ro del des­can­so y la bue­na me­sa ma­dri­le­ños, co­mo en los vie­jos tiem­pos. Aque­llos en los que Vir­gi­nia Woolf, Hen­ri Ma­tis­se, Car­los Gar­del o Ra­món del Va­lle-In­clán ocu­pa­ban sus ha­bi­ta­cio­nes y ani­ma­ban las ter­tu­lias que allí tu­vie­ron lu­gar des­de la aper­tu­ra en ” •. En es­ta rei­nau­gu­ra­ción des­ta­can las aper­tu­ras de Lo­bo y Lo­bBy­to, el res­tau­ran­te y la coc­te­le­ría del ho­tel, am­bos bau­ti­za­dos así en ho­nor al nom­bre que la ca­lle tu­vo has­ta ” . Pa­ra el pri­me­ro, el co­ci­ne­ro ma­dri­le­ño Willy Moya ha apos­ta­do por el con­cep­to de ca­sa de co­mi­das, con pla­tos lo­ca­les y re­ce­tas tra­di­cio­na­les. En la car­ta des­ta­can pro­pues­tas co­mo los me­ji­llo­nes ti­gre, la ore­ja o los hue­vos rotos (en es­te ca­so, tru­fa­dos), pe­ro tam­bién in­cor­po­ra op­cio­nes con­tem­po­rá­neas, co­mo el car­pac­cio de be­su­go o la tar­ta fi­na (fi­ní­si-

ma) de man­za­na. En el ani­ma­do lobby, la car­ta es más in­for­mal y es­tá pen­sa­da pa­ra com­par­tir acom­pa­ña­da de sus cóc­te­les, cu­ya ofer­ta es­tá tru­fa­da con al­gu­nas com­bi­na­cio­nes ce­di­das por Sal­món Gu­rú, De­ca­den­te, San­tos y Ba­ton Rou­ge, las coc­te­le­rías más pun­te­ras de la zo­na. Es­ta No­che­vie­ja, am­bos con­cep­tos (el de la me­sa con pla­tos de to­da la vi­da y los com­bi­na­dos más rompe­dores) se uni­rán pa­ra ofre­cer una ce­na de ga­la di­se­ña­da por el chef To­ño Pé­rez, que acu­mu­la dos es­tre­llas Mi­che­lin en su res­tau­ran­te, Atrio. Un per­fec­to co­lo­fón pa­ra un año que pa­sa­rá a la his­to­ria del es­ta­ble­ci­mien­to.

Aho­ra bien, si los asis­ten­tes al co­ti­llón pla­nean que­dar­se a dor­mir, han de dar­se pri­sa en re­ser­var: el nú­me­ro de ha­bi­ta­cio­nes se ha re­du­ci­do de ”§¨ a © . A cam­bio, to­das las es­tan­cias son de ma­yor ta­ma­ño y, a la pos­tre, se han crea­do seis ex­clu­si­vas sui­tes –en­tre las que se en­cuen­tra la de ma­yor ta­ma­ño de la ciu­dad, con ”¨« m . Sá­ba­nas de «¬¬ hi­los vis­tien­do las ca­mas, una car­ta de al­moha­das prác­ti­ca­men­te in­fi­ni­ta y al­bor­no­ces de do­ble ri­zo ayu­dan a dar la bien­ve­ni­da al vi­si­tan­te. El spa Ëgois­te, di­ri­gi­do por Ma­nuel de la Zar­za (ga­na­dor de seis pre­mios Best Lu­xury Ho­tel Spa), es otro de los pun­tos fuer­tes del en­cla­ve, ya que es el pri­me­ro de au­tor de la ca­pi­tal. Has­ta las obras de ar­te, del ar­tis­ta ma­llor­quín Al­fie, fue­ron en­car­ga­das ex pro­fe­so pa­ra el lo­cal, que no ha es­ca­ti­ma­do en de­ta­lles per­so­na­li­za­dos. Por­que el lujo, en Ma­drid, fue un in­ven­to su­yo ¯

1 2

6

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.