Vo­gueESPÍA

VI­SIÓN DE FUTURO Un cam­bio de espacio y la só­li­da de­ter­mi­na­ción de des­fi­lar en Pa­rís se unen a una nue­va co­lec­ción de ga­fas. Juan­jo Oli­va es­tre­na el nue­vo año con una valiente ba­te­ría de pro­yec­tos, dis­pues­to a de­mos­trar que sus ‚ƒ años so­bre la pa­sa­re­la n

VOGUE (Spain) - - Vogue Espía - Fo­to­gra­fía MIRTA R OJO Rea­li­za­ción MARTA B AJO Tex­to SA­RA HER­NAN­DO

Es­te mes de enero Juan­jo Oli­va (Ma­drid, 1971) ce­le­bra su des­fi­le nú­me­ro trein­ta so­bre la pa­sa­re­la. Quin­ce años de tra­ba­jo du­ro en los que el di­se­ña­dor ma­dri­le­ño ha lo­gra­do con­ver­tir­se en re­fe­ren­cia den­tro del pa­no­ra­ma es­pa­ñol del prêt-à-por­ter gra­cias a unas co­lec­cio­nes, só­li­das y ho­nes­tas, que siem­pre han res­pon­di­do a los gus­tos y ne­ce­si­da­des de su fiel clien­te­la. Crea­dor hi­per­ac­ti­vo y tra­ba­ja­dor in­fa­ti­ga­ble, Juan­jo nun­ca ha as­pi­ra­do a vi­vir de los ré­di­tos. Y 2019 vie­ne car­ga­do de cam­bios y lan­za­mien­tos. «Sue­lo con­se­guir un ochen­ta por cien­to de lo que quie­ro ha­cer, de lo que se me pasa por la ca­be­za. De­jo muy po­co espacio a la frus­tra­ción. No la so­por­to. Y sí, da la ca­sua­li­dad de que es­te año se han jun­ta­do mu­chas co­sas», con­ce­de. La pri­me­ra de to­das ellas ya es una reali­dad. Oli­va, la fir­ma en torno a la cual re­es­truc­tu­ra­ra su mar­ca ha­ce cua­tro tem­po­ra­das, cuen­ta con un nue­vo espacio (Jo­sé Ma­ra­ñón, ‘. Ma­drid), en el que, ade­más, tam­bién po­drá re­ci­bir a sus clien­tas de cos­tu­ra. «Las ba­ses de lo que que­re­mos ha­cer con Oli­va es­tán con­fi­gu­rán­do­se mu­cho más rá­pi­do que lo que es­pe­ra­ba y con es­ta nue­va tien­da le es­toy dan­do su espacio y su con­tex­to. Ade­más, jus­to al la­do es­tá Juan­jo Oli­va Cos­tu­ra, con to­das las pren­das a me­di­da de no­vias y no­che. An­tes las ci­tas las ha­cía en mi pro­pia ca­sa y creo que así to­do tie­ne mu­cho más sen­ti­do. El flu­jo de clien­tas pue­de ir de una co­sa a otra de una for­ma mu­cho más or­gá­ni­ca», afir­ma. Más li­bre que nun­ca en su ca­rre­ra, Juan­jo ha de­ci­di­do dar un pa­so más y no so­lo su­pri­me su nom­bre pro­pio de la eti­que­ta, sino que se atre­ve a ha­blar de un nue­vo gé­ne­ro. «Ya no se tra­ta de co­lec­cio­nes pa­ra hom­bre, ni pa­ra mu­jer, ni si­quie­ra de no gen­der. En el úl­ti­mo des­fi­le de Mai­son Mar­gie­la, John Ga­lliano di­jo que no que­ría ves­tir ni a hom­bres ni a mu­je­res, ni al re­vés. Que so­lo que­ría ha­cer ropa. No te­ne­mos por qué for­zar una iden­ti­dad ni la con­tra­ria. Ha­ce­mos co­lec­cio­nes y, bueno, pues el que lo quie­ra lle­var que lo lle­ve. Que la li­mi­ta­ción no es­té en la eti- que­ta. Es más una cues­tión de ta­lla», de­fien­de.

Otro am­bi­cio­so pro­yec­to que ve­rá la luz es­te mes de enero es la co­lec­ción cáp­su­la de ga­fas que el crea­dor ha di­se­ña­do en co­la­bo­ra­ción con Mó de Mul­tióp­ti­cas. Dos mo­de­los, tan­to de sol co­mo de vis­ta, en va­rias to­na­li­da­des y aca­ba­dos, que cons­ti­tu­yen la cul­mi­na­ción de un sue­ño. «Siem­pre he que­ri­do te­ner mi pro­pia lí­nea de ga­fas. Te­nía mu­chas ga­nas de acer­car­me al di­se­ño in­dus­trial y po­der uti­li­zar, des­de otra pers­pec­ti­va, mis co­no­ci­mien­tos de cos­tu­ra. Las ga­fas tie­nen mu­cho de artesanal y de tec­no­ló­gi­co, y creo que son un ac­ce­so­rio muy im­por­tan­te pa­ra re­for-

zar nues­tra per­so­na­li­dad». La co­la­bo­ra­ción, que con­ti­nua­rá con una se­gun­da en­tre­ga en ju­lio, res­pon­de a una es­té­ti­ca re­tro- contemporánea: «Es­tu­ve en la ex­po­si­ción de Com­me Des Ga­rçons en el Met y uno de los blo­ques se lla­ma­ba Then and Now. Eso es lo que he que­ri­do re­fle­jar. Lo apren­di­do en mi ta­ller de cos­tu­ra, mi ADN, y lo que quie­ro ha­cer aho­ra, que tie­ne más que ver con la van­guar­dia».

La ter­ce­ra no­ve­dad que anun­cia en ex­clu­si­va el di­se­ña­dor tam­bién res­pon­de a es­ta di­ná­mi­ca de in­no­va­ción: « Siem­pre he te­ni­do la sen­sa­ción de que pa­ra ser in­ter­na­cio­nal tie­nes que es­tar en el epicentro de la mo­da que, nos gus­te más o me­nos, si­gue sien­do Pa­rís. Así que, a par­tir del pró­xi­mo mes de ju­lio, des­fi­la­re­mos allí du­ran­te la se­ma­na de la al­ta cos­tu­ra». El cam­bio de ca­len­da­rio no es so­lo una de­ci­sión am­plia­men­te me­di­ta­da, sino que ade­más as­pi­ra a ser de­fi­ni­ti­va. «No quie­ro que se con­vier­ta en al­go anec­dó­ti­co de ir y vol­ver en una o dos tem­po­ra­das. Es­ta no es la es­tra­te­gia. Que­re­mos que­dar­nos. No hay fe­cha de ca­du­ci­dadŒ, afir­ma. Un re­to ma­yúscu­lo al que se en­fren­ta con ener­gía y op­ti­mis­mo: «Lle­vo mu­cho tiem­po es­cu­chan­do que va a ser du­ro, y ya es­toy can­sa­do. Hay gen­te que tie­ne ca­sas gran­des. Yo tam­bién quie­ro, pe­ro an­tes me gus­ta­ría que mi mar­ca fue­se más co­no­ci­da y po­der lle­gar a otros mer­ca­dos» ”

El di­se­ña­dor Juan­jo Oli­va en su nue­vo espacio en la ma­dri­le­ña ca­lle de Jo­sé Ma­ra­ñón. Ana Ar­to lle­va abri­go y fal­da de lino, dee Oli­va.

En la otra pá­gi­na, ves­ti­do de cre­pé y abri­go de la­na y ca­che­mir, am­bos de Oli­va; y ga­fas de sol y de vis­ta de la co­lec­ción mó­xO­li­va. En es­ta pá­gi­na, ga­bar­di­na de al­go­dón y ga­fas de sol de pas­ta de la co­lec­ción mó­xO­li­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.