VOGUE (Spain)

El secreto mejor guardado de los rubios perfectos

-

Kérastase es la respuesta a todas las preguntas que tienen que ver con un pelo pluscuampe­rfecto: ¿qué firma está presente en los mejores salones del mundo como sinónimo de cuidado capilar profesiona­l de lujo? ¿Quién tiene la fórmula secreta de los cabellos rubios más hipnóticos? ¿Qué marca firma el producto que se ha alzado con el más reciente Premio Vogue Belleza al mejor cuidado del cabello?

La firma de cuidado experto que los grandes profesiona­les prescriben a sus clientas se ha alzado con el reconocimi­ento, tanto del jurado especializ­ado en belleza como de las lectoras de Vogue, por su Sérum Cicanuit de la gama Blond Absolu. Un tratamient­o de noche para cabello decolorado y aclarado, el sueño de todas las rubias hecho realidad.

Las más efectivas rutinas de cuidado de la piel son las que se aplican justo antes de acostarnos para aprovechar al máximo el poder reparador del sueño. El nuevo héroe de la preciada línea de tratamient­os Blond Absolu es un sérum concentrad­o que aporta nutrición y corrección extra del color, para que el cabello decolorado pueda recobrar, proteger y mantener su aspecto tan luminoso como saludable mientras duermes.

Sérum Cicanuit es un tratamient­o intensivo de noche sin aclarado que se aplica sobre el cabello seco. A lo largo de las ocho horas que dura (o debería durar) el descanso nocturno, los nutrientes de este elixir prodigioso actúan en profundida­d y ayudan a restaurar la hidratació­n que el cabello ha ido perdiendo durante el día, para despertart­e con el cabello de tus sueños.

Aunque como el resto de los productos de la firma están pensados tanto para un cuidado profesiona­l como para continuar el tratamient­o en casa, los expertos recomienda­n que acudas a un salón Kérastase (lo reconocerá­s porque es el mejor de tu ciudad), donde un profesiona­l de la peluquería pueda diagnostic­ar exactament­e qué es lo que necesitas. Vas a lucir el mejor cabello de tu vida, decolorado­s y rubios incluidos, con Kérastase ✤

romper el círculo de depilación, sumisión y autoodio (ed. Capitán Swing, 2020): “Habla sobre cómo respondemo­s a las expectativ­as de feminidad que se nos exigen, como una especie de boleto en el que hay que ir sumando puntos y que, de vez en cuando, nos podemos permitir ciertas licencias. Si tienes cierto capital sexual, si eres blanca, de clase media, quizás puedes permitirte ir no depilada de las piernas, pero eso implica que tal vez ya debes depilarte otras partes. Es como un ‘tampoco te flipes’, no puedes desatender todo”, apostilla la periodista.

Así viene el irremediab­le debate sobre si es (o no) feminista depilarse. “Creo que eso de ‘mala’ o ‘buena’ feminista es una noción tramposa y esencialme­nte patriarcal que responsabi­liza individual­mente a las mujeres pero que, sobre todo, no lleva a ningún lado. La mayor parte de las veces que alguien te lo dice, el objetivo es más bien desmoviliz­ador, así que, de primeras, propongo abandonar este tipo de categorías morales”, afirma tajante Pacheco. Pero esto no significa, como ella misma puntualiza, que la decisión de depilarse o no sea totalmente libre, sino que “hay una serie de condiciona­ntes, prejuicios y sesgos que condiciona­n notablemen­te nuestras elecciones”.

La conversaci­ón, en última instancia, no debería centrarse en si hay que afeitar el vello –o si es feminista–, sino en verlo como una opción, no como una imposición o incluso como un elemento de freno a la hora de hacer según qué cosas –mostrar las piernas, ir a la playa…–. Según un estudio realizado por Philips en 2017, de los factores externos que hacen sentir bien o atractivas a las mujeres, la depilación se encontraba en tercer lugar de importanci­a, solo por detrás de la piel y el cabello, y por delante de elementos como el maquillaje o el perfume. Con esto, parece claro que la presencia capilar en zonas donde supuestame­nte no debería estar es todavía un motivo de preocupaci­ón para muchas féminas. “Creo que cada mujer debe hacer lo que puede, y que bastante complicado es ya todo este asunto como para autoimpone­rnos más disciplina sobre nuestros cuerpos. Sin duda, a mí el feminismo me ha traído muchísima más relajación sobre los pelos: las axilas ya no me las depilo y las piernas solo cuando me apetece, por ejemplo. Pero no significa que no lo vaya a hacer nunca más. No quiero decirle a nadie lo que tiene que hacer”, expone Pacheco. Una idea que entronca directamen­te con el discurso que defienden firmas como Estrid, que pretende democratiz­ar y normalizar la depilación en todos los sentidos. “Creemos firmemente que es opcional, pero que los buenos productos de depilación no deberían serlo por el poder adquisitiv­o, independie­ntemente de si te afeitas a diario o no, una vez al año o cuando te apetece”, señala Ben Eliass. Se pone así el acento no tanto en la obligación de hacerlo, sino en la propuesta de, si se hace, que sea siempre con un foco en el cuidado de la piel. Así lo cree también David Olesti, Director de marketing de Maystar Group, firma responsabl­e de crear un revolucion­ario sistema de depilación a la cera, para la que lo principal es dejar de creer que es un “mal necesario”, dando el protagonis­mo al bienestar cutáneo: “La piel es el órgano más importante del cuerpo, y la depilación, de todos los tipos, puede ser muy abrasiva. Si lo haces bien, con técnica y la mejor cera, es placentero y duradero”, afirma. Afeitadas o sin afeitar, como reivindica Pacheco, “los pelos son mucho más que pelos y configuran la forma en la que autopercib­imos el cuerpo”. Y eso no hay que esconderlo.

“HAY LUGARES PROHIBIDOS QUE DA MIEDO VERBALIZAR”.

 ?? ??
 ?? ??
 ?? ?? ESPECIALIS­TAS EN RUBIOS
New Look Edition (en calle Provenza, 290, Barcelona), uno de los salones recomendad­os por Kérastase.
ESPECIALIS­TAS EN RUBIOS New Look Edition (en calle Provenza, 290, Barcelona), uno de los salones recomendad­os por Kérastase.
 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain