LAS PRÓ­XI­MAS ES­TRE­LLAS DE HOLLY­WOOD

La me­ca del ci­ne les ha abier­to sus puer­tas y ellos han de­ci­di­do en­trar. Pron­to los re­co­no­ce­rás en la al­fom­bra ro­ja.

Woman - - BLOG CINE -

★ Em­ma Ro­berts

So­bri­níSi­ma a Su pe­Sar por qué es ac­triz: Lo lle­va en la san­gre. Su pa­dre es el actor Eric Ro­berts, o sea que su tía es la mis­mí­si­ma ‘Pretty Wo­man’. Su cruz: Des­de que de­bu­tó in­ter­pre­tan­do a la hi­ja de Johnny

Depp en el drama dro­ga­ta ‘Blow’, la han acu­sa­do de en­chu­fa­da. El asun­to la tie­ne fri­ta. «Es ri­dícu­lo», se de­fien­de.

Lo que nos gus­ta: Se le ve en la ca­ra, y sus en­tre­vis­tas lo de­mues­tran, que no tie­ne un pelo de ton­ta. Ase­gu­ra leer co­mo una po­se­sa, y su ca­rre­ra ha sa­bi­do to­car to­dos los gé­ne­ros: ‘Nancy Drew’ y ‘Ho­tel pa­ra pe­rros’ eran ci­ne fa­mi­liar; con

‘Scream 4’ to­có el terror ado­les­cen­te; da­ba vi­da a una de­pre­si­va en el drama ‘It’s Kind of a Funny Story’, y tan­to ‘His­to­rias de San Va­len­tín’ co­mo su pró­xi­mo es­treno (sin fe­cha

aquí), ‘The Art of Get­ting By’, mues­tran su la­do ro­mán­ti­co.

Mi­la Ku­nis

La máS hot Lo que se le da me­jor: Pe­se a que en la muy se­ria ‘Cis­ne ne­gro’ lo bor­da­ba, es­ta ucra­nia­na de na­ci­mien­to –su nom­bre real es Mi­le­na Mar­kov­na Ku­nis— es una có­mi­ca na­ta. Lo de­mues­tran sus pa­pe­les en ‘Pa­so de ti’, ‘Da­te night’, la te­le­se­rie ‘Aque­llos ma­ra­vi­llo­sos 70’ y su nue­va pe­lí­cu­la, ‘Con de­re­cho a ro­ce’, jun­to a Justin Timberlake (en

ci­nes en sep­tiem­bre). Su com­ple­jo: De ni­ña, en el co­le­gio se reían de sus enor­mes ojos y sus la­bios car­no­sos, que cu­rio­sa­men­te hoy le dan ese as­pec­to de car­toon las­ci­vo y, sí,

la con­vier­ten en chi­ca ca­ñón. Sus ver­güen­zas: 1. Pro­ta­go­ni­zó la comedia na­vi­de­ña ‘San­ta with Mus­cles’, jun­to al lu­cha­dor Hulk Ho­gan. 2. Es una trek­kie fa­ná­ti­ca.

Ga­rrett Hed­lund

eL chi­co de oro por qué se­rá una es­tre­lla: Por­que ca­da ge­ne­ra­ción tie­ne su Gol­den Boy (ru­bio de ojos azu­les). Pri­me­ro fue Ro­bert Red­ford;

lue­go, Brad Pitt, y, aho­ra, él. Su cua­li­dad: La te­na­ci­dad. Se pa­só to­da su in­fan­cia en Min­ne­so­ta y su ado­les­cen­cia en Ari­zo­na es­cri­bien­do a los dis­tin­tos es­tu­dios

de Holly­wood pa­ra pe­dir tra­ba­jo. Na­die le con­tes­tó, pe­ro a él no le im­por­tó. no nos gus­ta: ¿’Troya’, ‘Era­gon’, ‘Country Song’, ‘Tron Le­gacy’? Has­ta aho­ra so­lo ha par­ti­ci­pa­do en pe­lí­cu­las ma­las. Ha tra­ta­do de

re­di­mir­se con su pró­xi­mo es­treno, ‘En la ca­rre­te­ra’, adap­ta­ción de la mí­ti­ca no­ve­la de

Jack Ke­rouac que ve­re­mos en 2012.

Ja­mie Bell

ni­ño gran­de La anéc­do­ta: Cuan­do vio ‘Par­que Ju­rá­si­co’ de

ni­ño, de­ci­dió que Spiel­berg era su hé­roe. Die­ci­séis años y die­ci­séis pe­lí­cu­las después

–los hay que no pier­den el tiem­po–, ha pro­ta­go­ni­za­do pa­ra él ‘Tin­tin: el se­cre­to del uni­cor­nio’. Aquí la ve­re­mos el 28 de oc­tu­bre. Su hán­di­cap: Por mu­cho que ha­ya pues­to bí­ceps y se de­je una bar­ba in­ci­pien­te, si­gue pa­re­cién­do­se al ni­ño bai­la­rín de ‘Billy Elliot’. ¿Otra víctima del síndrome Mi­chael J. Fox? un se­cre­to in­con­fe­sa­ble: «Hay un mo­ti­vo por el que in­ter­pre­to per­so­na­jes ator­men­ta­dos.

Pe­ro es­tá ocul­to, y quie­ro que si­ga así.»

Jes­si­ca Chas­tain

La nue­va meryL Streep por qué qui­zá no la co­no­ces:

Por­que es el se­cre­to me­jor guar­da­do de Holly­wood. En los úl­ti­mos cua­tro años ha ro­da­do

on­ce pe­lí­cu­las, pe­ro so­lo ha es­tre­na­do dos. Ha tra­ba­ja­do con Al Pa­cino, He­len Mi­rren, Ralph

Fiennes, Va­nes­sa Red­gra­ve, Ja­vier Bar­dem y, en ‘El ár­bol de la vi­da’ –es­treno el 16/09–, con

Brad Pitt y Sean Penn. Quién la des­cu­brió: Al Pa­cino. La vio in­ter­pre­tan­do a Sa­lo­mé en el tea­tro y, po­co después, de­ci­dió po­ner­se tras la cá­ma­ra pa­ra di­ri­gir­la en ‘Wil­de Sa­lo­me’. por qué la cá­ma­ra la ado­ra: Por­que su ros­tro po­see una ele­gan­cia clá­si­ca y muy ver­sá­til: en­ca­ja en el mun­do ac­tual pe­ro, al mis­mo tiem­po, evo­ca a una

ma­don­na re­na­cen­tis­ta.

Roo­ney Mara

traS La eS­te­La de LiS­beth Sa­Lan­der Su pa­sa­por­te a la fa­ma: David Fin­cher, quien ya la di­ri­gió en ‘La red so­cial’, la ha es­co­gi­do a ella –Ellen Pa­ge, Em­ma Watson,

Na­ta­lie Port­man y Ca­rey Mu­lli­gan se que­da­ron con las ga­nas– pa­ra in­ter­pre­tar –jun­to a Da­niel Craig– a Lis­beth

Sa­lan­der en la ver­sión holly­woo­dien­se de la tri­lo­gía

‘Mi­llen­nium’, cu­ya pri­me­ra en­tre­ga lle­ga a Es­pa­ña en enero. por qué bor­da­rá el pa­pel: Es tan in­tré­pi­da co­mo Sa­lan­der. Tras el ins­ti­tu­to vi­vió en Pe­rú,

Ecua­dor, Bo­li­via y Ke­nia. Su pe­di­grí: Su her­ma­na ma­yor

es la ac­triz Kate Mara (‘Bro­ke­back Moun­tain’, ‘127 ho­ras’). Y su abue­lo fun­dó los

New York Giants.

Je­remy Ir­vi­ne

eL po­tro in­gLéS a quién le de­be el ho­nor: Es­ta­ba re­pre­sen­tan­do un tex­to de Wi­lliam Sha­kes­pea­re en los es­ce­na­rios bri­tá­ni­cos cuan­do Ste­ven Spiel­berg de­ci­dió que se­ría su protagonis­ta en la epo­pe­ya bé­li­ca ‘The War Hor­se’, que se es­tre­na el 28 de di­ciem­bre. por qué es una sa­bia elec­ción: Siem­pre le ha in­tere­sa­do la his­to­ria mi­li­tar y co­lec­cio­na

ar­mas de am­bas gue­rras mun­dia­les. Su oca­sión pa­ra con­so­li­dar­se: Pro­ta­go­ni­za­rá una nue­va ver­sión de ‘Gran­des es­pe­ran­zas’, de Dic­kens, jun­to a Helena Bon­ham-Car­ter,

ba­jo las ór­de­nes de Mi­ke Newell.

Saoir­se Ro­nan

con So­Lo una mi­ra­da el pa­pel que cam­bió su vi­da: A los tre­ce años dio vi­da a la re­pe­len­te Briony Ta­llis, protagonis­ta de ‘Ex­pia­ción’, de Joe Wright. Y

es­tu­vo a pun­to de lle­var­se el Os­car. ella di­jo no: Pe­ter Jack­son, que ya la ha­bía

di­ri­gi­do en ‘The Lo­vely Bo­nes’, le ofre­ció par­ti­ci­par en ‘El hob­bit’. Ella lo re­cha­zó por

pro­ble­mas de fe­chas, ¿lo la­men­ta­rá? por qué es im­po­si­ble ol­vi­dar­la: Por un la­do,

por esa mi­ra­da de mo­chue­lo y de ar­pía a par­tes igua­les, a la que tan buen uso dio pa­ra in­ter­pre­tar a una má­qui­na de ma­tar en la re­cien­te ‘Han­na’. Por otro, por ese ex­tra­ño

nom­bre ir­lan­dés que, por cier­to, se pro­nun­cia ‘Sairs­ha’. O ‘Sers­ha’. O ‘Seers­ha’.

Chan­ning Ta­tum

be­LLa y beS­tia,

doS en uno Su gran re­to: No en­ca­si­llar­se, aun­que por aho­ra so­lo ha da­do

vi­da a ma­cho­tes: ha si­do lu­cha­dor en ‘Figh­ting’, ra­pe­ro chu­les­co en ‘¡Qué di­le­ma!’ y

ar­ma letal en ‘G.I. Joe’ y la in­mi­nen­te ‘Hay­wi­re’, de Ste­ven So­der­bergh. Su ten­den­cia a mar­car ab­do­mi­na­les no ayu­da. por qué no le fal­ta­rá tra­ba­jo: Por­que no tie­ne ma­nías. Ha si­do pro­me­sa del fút­bol ame­ri­cano, mo­de­lo, lim­pia­dor de jau­las, te­le­fo­nis­ta, dj y has­ta strip­per. Su es­tra­te­gia: No pa­re­ce que la ten­ga. «A ve­ces pien­so que me

ha to­ca­do la lotería», ha ase­gu­ra­do. «Por mo­men­tos te­mo que el sue­lo va­ya a abrir­se y ha­cer­me caer, por­que no sé có­mo lle­gué has­ta aquí. Pe­ro si­go avan­zan­do y las co­sas no de­jan de me­jo­rar y me­jo­rar.»

Juno Tem­ple

una co­Le­gia­La im­pa­ra­bLe Su mar­ca per­so­nal: Ha par­ti­ci­pa­do en die­cio­cho pe­lí­cu­las en los úl­ti­mos cin­co años –en mu­chos ca­sos en pa­pe­les de co­le­gia­la: ‘Ex­pia­ción’,

‘Me­ga­pe­tar­da’, ‘Dia­rio de un es­cán­da­lo’–, y ya tie­ne pre­vis­tas tres más pa­ra 2012. Es­te año ya par­ti­ci­pa­do en cin­co, en­tre ellas, ‘Los tres mos­que­te­ros’, que se es­tre­na en sep­tiem­bre. cuán­do des­cu­brió su vo­ca­ción: Te­nía cua­tro años cuan­do su pa­dre, el di­rec­tor Ju­lien Tem­ple, la lle­vó a ver ‘La be­lla y la bes­tia’, de Coc­teau. Su gran opor­tu­ni­dad: Ch­ris­top­her No­lan la ha in­clui­do en el re­par­to de ‘The

Dark Knight Ri­ses’.

An­drew Gar­field

vo­Lan­do a La ci­ma por qué te sue­na: Por­que fue crea­dor de Fa­ce­book en ‘La red so­cial’ y vér­ti­ce de un trián­gu­lo amo­ro­so con Ca­rey Mu­lli­gan y Kei­ra Knightley en ‘Nun­ca me aban­do­nes’.

Y por­que es el nue­vo hom­bre ara­ña. Su gran ba­za: Apor­ta­rá, di­cen, una gran vul­ne­ra­bi­li­dad a Pe­ter Par­ker –ya de­mos­tró esa cua­li­dad en ‘Boy A’– y, ade­más, no ne­ce­si­ta­rá un do­ble pa­ra las es­ce­nas de

ac­ción, por­que An­drew fue gim­nas­ta. un co­ti­lleo: Se ha lia­do con Em­ma Sto­ne en

el ro­da­je de ‘The Ama­zing Spi­der-Man’.

An­ton Yel­chin

Lo­bo con pieL de cor­de­ro dón­de lo has vis­to: En la piel de un gue­rri­lle­ro en ‘Ter­mi­na­tor Sal­va­tion’ o en la del tri­pu­lan­te Che­kov en ‘Star Trek’. Por lo de­más, ha he­cho mu­cho ci­ne in­de­pen­dien­te, ‘Alp­ha Dog’... por qué su agen­da echa hu­mo: Por su mez­cla de inocen­cia y pre­co­ci­dad, de ra­bia con­te­ni­da y me­lan­co­lía, que es­te mes po­drás com­pro­bar en el re­ma­ke ‘No­che de mie­do’. Qué le ins­pi­ra: Qui­zá de­bi­do a sus orí­ge­nes –na­ció en San Pe­ters­bur­go–, se de­cla­ra un

gran aman­te del ci­ne eu­ro­peo.

Imogen Poots

una be­LLe­za de

otra épo­ca Qué ven en ella: Sue­len es­co­ger­la pa­ra par­ti­ci­par en pe­lí­cu­las de épo­ca por­que

tie­ne piel pá­li­da, ras­gos suaves, ojos azu­les y ri­zos de lar­go ca­be­llo ru­bio. O sea, el look de una he­roí­na de Ja­ne Aus­ten o Char­lot­te Bron­të. En di­ciem­bre la ve­re­mos en ‘Ja­ne Ey­re’. An­tes, es­te mis­mo mes, en ‘No­che de mie­do’. Su ba­ga­je: es miem­bro de

la Young­blood Thea­tre Com­pany, al­go así co­mo la

Fu­ra dels Baus de los es­ce­na­rios lon­di­nen­ses. una cu­rio­si­dad: Com­par­tió su pri­mer be­so en pan­ta­lla

con Mi­chael Dou­glas, 45 años ma­yor que ella, en

‘Un hom­bre so­li­ta­rio’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.