stre

Woman - - OCIO CINE -

Hi­jo de fi­sio­te­ra­peu­ta y de ges­to­ra de ban­ca, Miguel Ángel es­ta­ba des­ti­na­do a ser te­nis­ta pro­fe­sio­nal, pe­ro una le­sión en el hom­bro trun­có su sue­ño. Po­co le im­por­tó: él, hom­bre po­si­ti­vo, siem­pre ha de­fen­di­do que, cuan­do la vi­da te qui­ta un sue­ño, te da otro. Por eso, pu­so to­da su bru­tal ener­gía –esa que le lle­va a en­fren­tar­se a las olas con su ta­bla de surf en cuan­to tie­ne un día li­bre– en reorien­tar su vi­da: se­ría ac­tor. So­lo nue­ve años des­pués pue­de pre­su­mir de ser uno de los ros­tros más co­no­ci­dos del pa­no­ra­ma es­pa­ñol –gra­cias a la se­rie ‘Sin te­tas no hay pa­raí­so’–. Aho­ra, le to­ca de­mos­trar que, ade­más de gua­po, es buen ac­tor...

«Si­go bus­can­do mi lu­gar pe­ro, mien­tras tan­to, es­toy apren­dien­do más que nun­ca.

En­tre otras co­sas, a con­fiar más en mí mis­mo. Y ‘Ver­bo’ me ha ser­vi­do mu­cho.» Cuan­do la ro­da­ba –la ma­yor par­te de ella en croma–, no fue ca­paz de ima­gi­nar el re­sul­ta­do fi­nal, aunque apos­tó a muer­te por el di­rec­tor, Eduar­do Cha­pe­ro-jack­son: «Me hi­zo bien co­mo es­pec­ta­dor por su men­sa­je po­si­ti­vo: el mun­do es un lu­gar com­pli­ca­do, pe­ro hay que apos­tar por su­pe­rar los obs­tácu­los y cre­cer con ellos. No es fá­cil ser va­lien­te –yo sue­lo asus­tar­me–, pe­ro hay que apo­yar­se en los de­más.»

«Co­noz­co a Eduar­do des­de ha­ce ocho años; es ca­si co­mo un her­mano pa­ra mí.

Es­tu­dia­mos jun­tos en la Es­cue­la de Tea­tro de Ma­drid. Cuan­do apa­re­ció, fue co­mo un ven­da­val de ai­re fres­co. Te­nía in­tui­ción, te­na­ci­dad, de­ta­lle, op­ti­mis­mo...», di­ce Sil­ves­tre del di­rec­tor de ‘Ver­bo’, uno de los rea­li­za­do­res de cor­tos más lau­rea­dos de las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes –lo­gró el León de Oro en Ve­ne­cia por ‘Alum­bra­mien­to’–. Y se hi­cie­ron tan ami­gos que fue el pri­me­ro en leer el guión de su ‘ope­ra pri­ma’. «Fue des­pués de un con­cier­to de Nach en el Cul­tu­ra Ur­ba­na... la guin­da de la no­che, por­que ha­ber po­di­do tra­ba­jar con es­te ra­pe­ro –que ha he­cho los te­mas de la pe­lí­cu­la– ha si­do un re­ga­lo.»

«Me va la cul­tu­ra hip-hop... de he­cho, me en­can­ta la poe­sía ca­lle­je­ra y en Benicàssim aún hay al­gún gra­fi­ti mío»,

con­fie­sa Miguel Ángel. Con­ser­va ami­gos de la ju­ven­tud que si­guen pin­tan­do: «Hay un men­sa­je in­tere­san­te de­trás de su ar­te y mu­chos de­co­ran la ciu­dad, in­clu­so se con­vier­ten en obras de ar­te... mi­ra a Bansky, que es una de las ins­pi­ra­cio­nes de los gra­fi­te­ros de ‘Ver­bo’. ¿Si me ti­ra la pin­tu­ra co­mo ex­pre­sión ar­tís­ti­ca? En la pró­xi­ma vi­da, quiero ser mú­si­co.»

«Cum­plo 10 años de ca­rre­ra y, des­de la es­cue­la, no he vuel­to al tea­tro...

Las obras que hi­ce fue­ron muy al­ter­na­ti­vas y con com­pa­ñe­ros de cla­se; en reali­dad, nun­ca me he subido a un es­ce­na­rio de for­ma pro­fe­sio­nal. ¿Por qué? Por­que me asusta. Pa­ra pa­sar por ahí ha­ce fal­ta apren­der tan­tas co­sas... Ne­ce­si­to más ma­du­rez, te­ner más per­so­na­jes en mi mo­chi­la. El tea­tro es un via­je pa­ra va­lien­tes.»

«¿Vol­ver a la te­le? El me­dio no me asusta, lo que me im­por­ta es el per­so­na­je y la his­to­ria.

Si me in­tere­san, no me lo pen­sa­ría, aunque fue­ra un tra­ba­jo de lar­ga du­ra­ción», di­ce Miguel Ángel, que sin em­bar­go nos pi­de que no le pre­gun­te­mos na­da so­bre su eta­pa en ‘Sin te­tas no hay pa­raí­so’. No quie­re mi­rar al pa­sa­do, jus­to aho­ra cuan­do 2011 pue­de ser el año de su con­sa­gra­ción: tie­ne pen­dien­tes otros tres es­tre­nos...

«‘The Pe­la­yo’s’ ha si­do la pe­lí­cu­la más lo­ca que he he­cho has­ta aho­ra

y en la que me­jor me lo he pa­sa­do: nos pa­ga­ban las die­tas con fi­chas de ca­sino y... cla­ro, nos las gas­ta­mos el pri­mer día (ri­sas). Y en ‘Lo me­jor de Eva’ fue una de­li­cia des­cu­brir a Leo­nor Watling.» Él se que­da q con lo me­jor de ca­da ca­sa. En po­si­ti­vo.

Es­mo­quin y ca­mi­sa Hac­kett.

‘los mundos de Co­ra­li­ne’ (2009). Ca­mi­sa Le­vi’s Red tab, va­que­ros Pepe Jeans y cin­tu­rón Re­play. ay. nach. sil­ves­tre, Ve­ró­ni­ca eche­gui, al­ba gar­cía y Víctor Cla­vi­jo en ‘Ver­bo’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.