De ru­ta con 2 EAT GIRLS

Las ac­tri­ces Mar­ta La­rral­de y Pi­lar Cas­tro han di­se­ña­do un re­co­rri­do gas­tro­nó­mi­co pa­ra ha­cer­nos la bo­ca agua. Con una sa­bi­du­ría cu­li­na­ria cul­ti­va­da en­tre fo­go­nes fa­mi­lia­res, ellas nos des­cu­bren sus res­tau­ran­tes, mer­ca­dos y tien­das fe­ti­che don­de dis­fru­tar

Woman - - PLANES GOURMET -

In­mer­sa en el rit­mo fre­né­ti­co que mar­ca la gra­ba­ción de una se­rie de televisión (es­tá ro­dan­do la se­gun­da tem­po­ra­da de ‘Gran Ho­tel’, la his­to­ria que la ha con­ver­ti­do en un ros­tro po­pu­lar), Mar­ta La­rral­de año­ra, aho­ra más que nun­ca, los sa­bo­res de su tie­rra: el la­cón con gre­los, las em­pa­na­das, el ma­ris­co… de­li­cias de las que ha­ce aco­pio ca­da vez que mar­cha de vi­si­ta a su Vi­go na­tal. Y al de­cir­lo sus­pi­ra y ex­cla­ma: «¡En mi tie­rra se co­me tan bien!» Mar­ta, ade­más del exi­gen­te rit­mo de ro­da­je de la se­rie, re­pre­sen­ta ca­da no­che en el teatro la obra ‘Teo­ría y prác­ti­ca de los prin­ci­pios me­cá­ni­cos del se­xo’ y to­ma cla­ses de in­ter­pre­ta­ción. Y en me­dio de es­ta vo­rá­gi­ne que es su día a día siem­pre in­ten­ta sa­car un hue­co pa­ra pre­pa­rar al­gu­na de sus es­pe­cia­li­da­des cu­li­na­rias. La verdad es que ha te­ni­do una bue­na maes­tra, su ma­dre, y ha apren­di­do bien la lec­ción: sus in­vi­ta­dos siem­pre sa­len más que sa­tis­fe­chos.

¿A qué pla­tos no pue­des re­sis­tir­te? Me en­can­tan las cro­que­tas, el la­cón con gre­los y, cla­ro, ¡cual­quier ti­po de ma­ris­co! Las zam­bu­ri­ñas, las né­co­ras, unas bue­nas gam­bas... Da la im­pre­sión de que las ac­tri­ces es­táis to­do el día subidas a una bás­cu­la. ¿Tú con­tro­las tu pe­so? No, yo no me pon­go nin­gún ti­po de res­tric­ción por­que me en­can­ta co­mer, so­bre to­do pla­tos sa­la­dos, al dul­ce sí que le pon­go más re­pa­ros. De to­das for­mas, ha­go mu­cho ejer­ci­cio, me mue­vo siem­pre en bi­ci­cle­ta y co­rro a dia­rio.

¿Y en la me­sa, có­mo te cui­das? Pues, no mu­cho. Soy más de car­nes que de pes­ca­do, aun­que pro­cu­ro evi­tar los fri­tos, pe­ro lo que más me gus­ta es me­ter­me en la co­ci­na pa­ra pre­pa­rar mis gui­sos. ¿En la co­mi­da tie­nes gus­tos más tra­di­cio­na­les o te lan­zas a pro­bar pla­tos di­fe­ren­tes? Pre­fie­ro una car­ta con es­pe­cia­li­da­des de to­da la vi­da que ir a un si­tio don­de ex­pe­ri­men­tan de­ma­sia­do. Pe­ro ten­go que re­co­no­cer que me adap­to a to­do y, en un mo­men­to da­do, prue­bo sa­bo­res nue­vos. Lo úni­co que me pro­du­ce

re­cha­zo gas, no me son tien­tan las vís­ce­ras los pla­tos y las que fri­tan­lle­van cuan­do mu­cho vie­ne mi acei­te. pa­dre So­lo a ver­me me rin­do y nos da­mos un ho­me­na­je con un bo­ca­di­llo de ca­la­ma­res.

¿Cuan­do via­jas tam­po­co prue­bas co­sas? Al con­tra­rio, ahí me gus­ta adap­tar­me a la co­mi­da del país y ex­pe­ri­men­tar. Vi­ví una tem­po­ra­da en São Pau­lo y me en­can­tó des­cu­brir nue­vos sa­bo­res.

¿Te re­ga­las al­gún ca­pri­cho gour­met? Al­gu­nas ve­ces se me an­to­ja un foie, unos es­pá­rra­gos tri­gue­ros, ri­cos pa­ra ha­cer a la plan­cha, o una pi­ña ju­go­sa... La fru­ta me gus­ta mu­cho y lo no­to de verdad cuan­do es de bue­na ca­li­dad. ¿A la ho­ra de ha­cer la com­pra, eres más de sú­per o de tien­da tra­di­cio­nal? Siem­pre que pue­do voy al mer­ca­do y fi­cho mis pues­tos fa­vo­ri­tos. Cuan­do vi­si­to una ciu­dad nue­va sue­lo in­cluir los mer­ca­dos en mis iti­ne­ra­rios. Me en­can­ta el de San­tia­go de Com­pos­te­la, el de Va­len­cia y, por su­pues­to, el de São Pau­lo. Es es­pec­ta­cu­lar. Y de las co­ci­nas ex­tran­je­ras que co­no­ces, ¿con cuál te que­das? Sin du­da, mi pre­fe­ri­da es la co­mi­da ja­po­ne­sa. Voy mu­chí­si­mo a res­tau­ran­tes ja­pos. El otro día tam­bién pro­bé la co­mi­da an­go­le­ña y me sor­pren­dió pa­ra bien. Tam­bién me en­can­ta la ma­rro­quí y sé co­ci­nar­la: ¡Pre­pa­ro un hum­mus ri­quí­si­mo! Un mo­men­to re­la­cio­na­do con la me­sa que re­cuer­des con es­pe­cial ca­ri­ño… No ha­ce fal­ta ir­me muy le­jos. Me en­can­tan las ce­nas de los mar­tes en mi ca­sa pa­ra ver la se­rie ‘Gran Ho­tel’. Vie­nen mis me­jo­res amigos y siem­pre pre­pa­ro es­tos tres pla­tos fá­ci­les: tor­ti­lla, hum­mus y em­pa­na­da de atún.

¿Con qué acom­pa­ñas la ce­na? Con vino tin­to, so­bre to­do Ri­be­ra del Due­ro, pe­ro si es­toy en mi tie­rra, siem­pre eli­jo un Mencía.

Siem­pre que pue­do v0y al mer­ca­do y fi­cho mis pues­tos fa­vo­ri­tos. Cuan­do vi­si­to una ciu­dad nue­va los in­clu­yo en mis iti­ne­ra­rios.»

UN TEN­TEM­PIÉ EN

OCHO Y ME­DIO.

Sen­ta­das en es­ta li­bre­ría, Mar­ta lle­va cha­que­ta See by Ch­loé y pan­ta­lo­nes ha­kei.

Pi­lar, ves­ti­do de ha­kei, co­llar ima­gi­ne ac­ce­so­rios y

me­dias Cal­ze­do­nia.

EN EL MER­CA­DO DE SAN MI­GUEL Mar­ta eli­ge los que­sos en La Fro­ma­ge­rie. Lle­va

ca­mi­sa y pan­ta­lo­nes con cin­tu­ri­lla vaquera,

am­bos Cha­nel. Ani­llo

do­do by Po­me­lla­to.

SO­BRE RUE­DAS A la puer­ta del res­tau­ran­te Do­ña An­to­nia, con cha­que­ta y bol­so red Va­len­tino. Ca­mi­se­ta le temps

des Ce­ri­ses, pan­ta­lo­nes mm6, pul­se­ra ohmy­god. es.com.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.