Co­lo­res de Na­vi­dad

Women's Health (Spain) - - EDITORIAWL - Mó­ni­ca Martínez / Di­rec­to­ra

Es­te año, ade­más de a los co­lo­res de la Na­vi­dad que en­ga­la­nan nues­tros ho­ga­res y las ca­lles du­ran­te los me­ses de di­ciem­bre y enero, nos ire­mos acos­tum­bran­do a otros co­lo­res que in­va­di­rán los su­per­mer­ca­dos y nues­tras des­pen­sas. No ven­drá na­da mal, tras los atra­co­nes y ex­ce­sos na­vi­de­ños, po­ner or­den en nues­tras prio­ri­da­des a la ho­ra de co­mer. Es alar­man­te ver las ci­fras de so­bre­pe­so y obe­si­dad en nues­tro país. Los úl­ti­mos da­tos de la Ini­cia­ti­va de Vi­gi­lan­cia de la Obe­si­dad Infantil de la OMS mues­tran que los paí­ses del sur de Eu­ro­pa te­ne­mos la ta­sa más al­ta de so­bre­pe­so en ni­ños. En con­cre­to, en Es­pa­ña un 40% de los me­no­res tie­nen so­bre­pe­so, y en­tre un 17% de las ni­ñas y un 19% de los ni­ños, obe­si­dad. Es­to asus­ta a cual­quie­ra, y co­mo di­rec­to­ra de un me­dio de co­mu­ni­ca­ción orien­ta­do a pro­mo­ver el de­por­te y la ali­men­ta­ción sa­na, me pro­du­ce gran tris­te­za e im­po­ten­cia. Pe­ro no nos va­mos a que­dar de bra­zos cru­za­dos, por­que tie­ne so­lu­ción. Eso mis­mo ha pen­sa­do la mi­nis­tra de Sa­ni­dad, Ma­ría Lui­sa Car­ce­do, y ha anun­cia­do la im­plan­ta­ción de un có­di­go a mo­do de se­má­fo­ro nu­tri­cio­nal de los ali­men­tos y las be­bi­das. Se lla­ma Nu­tris­co­re (si­gue las re­co­men­da­cio­nes de las so­cie­da­des cien­tí­fi­cas y la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud y ya se uti­li­za en Fran­cia), pe­ro se le co­no­ce co­mo “el se­má­fo­ro de la ali­men­ta­ción”. Cin­co co­lo­res, del ver­de al ro­jo, y cin­co le­tras que nos in­di­can la com­po­si­ción nu­tri­cio­nal por ca­da 100 gra­mos de pro­duc­to, una cla­si­fi­ca­ción he­cha en fun­ción de sus nu­trien­tes y ba­sa­da en la psi­co­lo­gía del co­lor. Con es­te nue­vo có­di­go, se po­drá de­du­cir de un sim­ple vis­ta­zo, cuá­les son los pro­duc­tos más sa­lu­da­bles. Ya es­ta­mos acos­tum­bra­dos a es­tas cla­si­fi­ca­cio­nes por co­lo­res que em­pe­za­ron en los años 90 en el sec­tor de los elec­tro­do­més­ti­cos, lue­go pa­sa­ron a los neu­má­ti­cos y han lle­ga­do a nues­tros ho­ga­res con el cer­ti­fi­ca­do ener­gé­ti­co. Es fá­cil, los to­nos ver­des in­di­can que son ali­men­tos más sa­lu­da­bles y los ro­jos que son de me­nor ca­li­dad nu­tri­cio­nal. Nu­tris­co­re ha­ce alu­sión tan­to a los nu­trien­tes be­ne­fi­cio­sos pa­ra la sa­lud que con­tie­ne el pro­duc­to (pro­teí­na, fi­bra, ver­du­ra, can­ti­dad de fru­ta, fru­tos se­cos y le­gum­bres), co­mo a aque­llos cu­ya in­ges­ta se re­co­mien­da re­du­cir (gra­sas sa­tu­ra­das, ca­lo­rías, azú­ca­res sim­ples y sal). Pe­ro, ¿qué pa­sa con los adi­ti­vos? Al pa­re­cer, es­te có­di­go se ba­sa en un al­go­rit­mo que atri­bu­ye pun­tos a los pro­duc­tos en fun­ción de la com­po­si­ción nu­tri­cio­nal por ca­da 100 gra­mos. De la A a la E y del ver­de al ro­jo, cla­si­fi­ca los ali­men­tos com­pa­rán­do­los en­tre ellos, per­mi­tién­do­nos dis­tin­guir los de me­jor ca­li­dad nu­tri­cio­nal y com­pa­rar el mis­mo pro­duc­to de dis­tin­tas mar­cas. Es­te nue­vo eti­que­ta­do lle­ga­rá a Es­pa­ña de ma­ne­ra obli­ga­to­ria den­tro de un año, el pla­zo pa­ra apro­bar el Real De­cre­to. No es­pe­re­mos que es­ta sea la so­lu­ción de­fi­ni­ti­va a la fal­ta de edu­ca­ción nu­tri­cio­nal en la po­bla­ción y cui­de­mos de nues­tra sa­lud ca­da día sin te­ner que es­pe­rar a que el se­má­fo­ro se pon­ga en ro­jo. Ven­ga, lo de­ja­mos en ám­bar pa­ra pa­sar es­tas fies­tas. Por cier­to, ¡Fe­liz Na­vi­dad!

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.