UNA BUE­NA HI­GIE­NE

Women's Health (Spain) - - GOOD LOOKS -

El 80% de los es­pa­ño­les afir­ma ce­pi­llar­se los dien­tes al me­nos dos ve­ces al día. Las mu­je­res y los jó­ve­nes lo ha­ce­mos más, pe­ro ¿lo ha­ce­mos bien? He­mos pre­gun­ta­do al Con­se­jo Ge­ne­ral de Dentistas al­gu­nas de las du­das más ha­bi­tua­les pa­ra te­ner­lo cla­ro de una vez por to­das.

¿Cuán­to tiem­po de­be du­rar el ce­pi­lla­do y cuán­tas ve­ces hay que ha­cer­lo? Hoy to­dos los or­ga­nis­mos y so­cie­da­des cien­tí­fi­cas in­ter­na­cio­na­les acep­tan que se pue­de con­se­guir un ade­cua­do con­trol de las bac­te­rias ora­les me­dian­te dos ce­pi­lla­dos dia­rios de dos mi­nu­tos de du­ra­ción ca­da uno. El úl­ti­mo tie­ne que ha­cer­se ne­ce­sa­ria­men­te an­tes de acos­tar­nos. Y es fun­da­men­tal que se acom­pa­ñe de pas­ta den­tí­fri­ca con flúor.

¿Se de­be es­pe­rar unos mi­nu­tos des­pués de co­mer? Lo ideal es ha­cer­lo jus­to des­pués de to­mar ali­men­tos pa­ra evitar que las bac­te­rias ora­les em­pie­cen a ac­tuar ata­can­do al es­mal­te den­ta­rio. Sin em­bar­go, exis­ten unas ex­cep­cio­nes a es­ta re­gla ge­ne­ral. Cuan­do he­mos con­su­mi­do mu­chos azú­ca­res o he­mos in­ge­ri­do be­bi­das car­bo­na­ta­das, de ma­ne­ra ca­si in­me­dia­ta se ini­cia una im­por­tan­te des­mi­ne­ra­li­za­ción del es­mal­te. Si nos ce­pi­lla­mos

en ese mo­men­to, es­ta­re­mos em­peo­ran­do la si­tua­ción y agra­van­do la pér­di­da de mi­ne­ra­les del dien­te. Por eso, en esos ca­sos es­pe­cí­fi­cos, se re­co­mien­da de­jar trans­cu­rrir en­tre 20-30 mi­nu­tos pa­ra que la pro­pia sa­li­va con­si­ga neu­tra­li­zar los áci­dos, an­tes de pro­ce­der al ce­pi­lla­do.

¿Por dón­de em­pe­zar?

En tér­mi­nos ge­ne­ra­les, lo más im­por­tan­te es ser ri­gu­ro­so en la re­mo­ción de la pla­ca bac­te­ria­na y or­de­na­do en el ce­pi­lla­do. Se re­co­mien­da di­vi­dir la bo­ca en cua­tro cua­dran­tes (dos en la par­te de arri­ba y otros dos aba­jo). En ca­da uno hay que de­te­ner­se al me­nos 30 se­gun­dos, ce­pi­llan­do to­dos los dien­tes y to­das las su­per­fi­cies an­tes de pa­sar al si­guien­te. Ter­mi­na­re­mos con un ce­pi­lla­do de la len­gua, que ac­túa a mo­do de es­pon­ja de bac­te­rias, de ahí la im­por­tan­cia de “ba­rrer­la”. ¿Ce­pi­llo eléc­tri­co o ma­nual? Hoy se sa­be que se pue­de con­se­guir un co­rrec­to con­trol de la pla­ca con cual­quie­ra de los dos. Los dentistas des­acon­se­ja­mos el uso de cer­das du­ras, por­que con­lle­van un ries­go ele­va­do de abra­sio­nes den­ta­rias,

so­bre to­do cuan­do la téc­ni­ca de ce­pi­lla­do no es muy ade­cua­da. La gran ma­yo­ría de la po­bla­ción de­be usar una du­re­za me­dia. Las va­rie­da­des sua­ves o ul­tra­sua­ves de­ben re­ser­var­se pa­ra de­ter­mi­na­das si­tua­cio­nes (por ejem­plo, des­pués de una ci­ru­gía) y un cor­to pe­rio­do de tiem­po. ¿Co­lu­to­rio, sí o no?

El en­jua­gue bu­cal pue­de lle­var, co­mo prin­ci­pio ac­ti­vo, sus­tan­cias muy di­ver­sas. Los hay con flúor, con an­ti­sép­ti­cos, an­ti­sen­si­bi­li­dad den­ta­ria, etc. Los co­lu­to­rios con flúor es­tán in­di­ca­dos en pa­cien­tes con ries­go de ca­ries. El res­to de­be uti­li­zar­se ba­jo pres­crip­ción del den­tis­ta y es muy im­por­tan­te re­cor­dar que nun­ca sus­ti­tu­ye al ce­pi­lla­do, sino que lo com­ple­men­ta.

¿Hi­lo den­tal a dia­rio?

El ce­pi­lla­do, ma­nual o eléc­tri­co, no con­si­gue eli­mi­nar las bac­te­rias que se acu­mu­lan a ni­vel in­ter­den­ta­rio. Por eso es muy im­por­tan­te que dia­ria­men­te las re­ti­re­mos usan­do hi­lo den­tal o re­cu­rrien­do a los lla­ma­dos ce­pi­llos in­ter­den­ta­les. Se re­co­mien­da rea­li­zar­lo por la no­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.