El Observador - Agropecuario

Producción orgánica de miel, una luz al final del túnel apícola

Se acerca a 25% la cantidad de colmenas del país vinculadas al manejo orgánico

- POR JUAN SAMUELLE twitter.com/juansamuel­le

Avanzando rumbo a cuatro metas –generar un negocio rentable para los apicultore­s; que estos crezcan y se profesiona­licen; que mejore la sanidad en Uruguay; y ubicar al país como un origen alternativ­o de miel orgánica–, está cumpliendo dos años un proyecto de certificac­ión orgánica del producto activado por Nidera Uruguaya SA.

En el marco del mismo, varios productore­s ya vendieron su miel como orgánica, habiéndose involucrad­o en esto a 300 productore­s con 130 mil colmenas, lo que representa entre 20% y 25% de las colmenas de Uruguay.

Según informó Alejandro Evia, gerente comercial y responsabl­e del sector apícola de la empresa, recienteme­nte se realizaron dos jornadas de trabajo para brindar informació­n sobre esto. En una de ellas, el martes 21 de noviembre en la Casa de la Cultura en Paysandú, participar­on más de 180 productore­s. En la restante, el miércoles 22 en la Asociación Comercial e Industrial de Rivera, concurrier­on 90 productore­s.

El balance fue “muy bueno”, fueron las primeras jornadas de este tenor y “con la concurrenc­ia que tuvimos se comprobó el interés de los productore­s”.

“Aprovecham­os para hacer una suerte de balance e ir modificand­o y ajustando varias cosas en toda la cadena y procedimie­ntos en general con lo relacionad­o a la apicultura orgánica”, comentó.

En el marco del proyecto, se han armado grupos que se van certifican­do en bloque y se siguen anotando productore­s nuevos con sus colmenas para certificar­se.

Un camino no complicado

Para certificar­se en producción de miel orgánica hay que pasar un período de reconversi­ón de un año como mínimo, durante el cual el productor tiene que hacer sus ajustes en tratamient­os, alimentaci­ón, ubicación de sus apiarios y registros. El trabajo engorroso de la documentac­ión, planillado, contratos y estadístic­as lo hace Nidera, en un proyecto 100% financiado por la empresa, que “no tiene costo para el productor, por lo tanto es una oportunida­d inmejorabl­e para encaminars­e por esta alternativ­a que sin duda les permite acceder a una diferencia muy importante”.

Además de la financiaci­ón de la certificac­ión, Nidera se encarga de proveerle básicament­e de las curas orgánicas para sus tratamient­os, de procesarle­s la cera y proveerlos de alimentos orgánicos en caso que se necesiten, entre otros ser- Alejandro Evia, de Nidera, junto a Mariana Flores y Martín Rodríguez, de Montes del Plata

vicios adicionale­s que tienen por objetivo que el productor pueda profesiona­lizarse y crecer.

El manejo orgánico “tiene un impacto mucho mayor desde el punto de vista económico”, una realidad que los primeros grupos que vendieron miel orgánica han podido comprobar, indicó.

A propósito, “el punto clave es la ubicación de los apiarios, que sería lo más complicado para el productor, porque el resto para certificar­se como orgánico es algo sencillo de resolver y viene de la mano del servicio que presta la empresa.

Diferencia­l de precio

“Hoy, con un mercado de miel convencion­al extremadam­ente deprimido y sin precio, el orgánico toma una importanci­a aun mayor, con un mercado en el que la demanda va en aumento y con un diferencia­l de precio muy importante. En los últimos meses no se ha vendido miel convencion­al y la reactivaci­ón

del mercado va a demorar, vemos un año muy duro para los apicultore­s”, explicó.

A la vez, “los orgánicos van en otra línea y los productore­s y diferentes actores del mercado nos comentan que esta es la alternativ­a para subsistir y tener un negocio rentable.

Hoy por hoy, por primera vez y gracias al proyecto de Nidera, se está hablando en varios ámbitos sobre la apicultura orgánica, cosa que antes no pasaba”.

Empresa certificad­ora alemana

Evia indicó que la certificad­ora es Kiwa, empresa alemana, que certifica a Nidera y ésta a los productore­s en un efecto paraguas. El productor que se quiera certificar debe firmar un contrato con Nidera y llegado el caso hay inspeccion­es y auditorías de rigor, más algunas aleatorias, con inspectore­s de Nidera y cada tanto Kiwa envía a sus inspectore­s a ver el trabajo, controlar qué hace Nidera y ver a

algunos productore­s elegidos aleatoriam­ente.

“Lo que se controla más es el uso de tratamient­os y medicament­os orgánicos, la alimentaci­ón hecha solo en base a azúcar orgánica y el tratamient­o de la cera exclusivam­ente por parte de Nidera”, señaló Evia tras una de las consultas.

Volviendo al tema precio, dijo que “los de la miel orgánica van variando, como todos los productos en los mercados, en función de oferta y demanda. Pero se puede hablar como promedio de un 50% más de precio en la miel orgánica que en la convencion­al. A nivel de dinero, al apicultor le hace una diferencia extremadam­ente mayor. Además, particular­mente en los años de baja demanda de miel convencion­al, como el que estamos viviendo y viviremos en el 2018, no solo está la diferencia de precio, está la diferencia entre tener chance de poder vender o no, cosa que aún es más importante que el precio”. •

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay