El Observador - Agropecuario

EL TAMBERO PRECISA QUE EL TEMA SINDICAL “DEJE DE SER UN TORMENTO”

Walter Frisch Ferrando PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE PRODUCTORE­S DE LECHE (ANPL)

- Juan Samuelle twitter.com/juansamuel­le

Qué significa presidir la Asociación Nacional de Productore­s de Leche?

Es una linda responsabi­lidad, un desafío personal y lo asumí con el respaldo de la familia y de muchos compañeros y amigos, en una tarea que la encaramos con un buen equipo. Tuve la suerte de trabajar en cinco presidenci­as y en todos los casos se generaron buenos ambientes, incluso pasando por situacione­s difíciles, pero también de las agradables. Cuando uno pasa raya, al cabo de cada período, siempre concluimos que se genera mucha relación humana, mucho aprendizaj­e, es extraordin­ario lo que te transfiere­n cada uno de los actores, uno a diario conoce realizacio­nes personales o colectivas de gran valor. Esta actividad nos enriquece, como personas y empresario­s, uno adquiere una visión de la importanci­a de la lechería en la macroecono­mía, hay contacto con legislador­es, con gremiales, con ministros, porque hay que atender temas productivo­s, de infraestru­ctura, los de regulacion­es, aspectos sociales y todo eso te hace aprender y crecer, sobre todo cuando con base en el cooperativ­ismo se puede ayudar. ANPL otorga, por ejemplo, 100 becas para ayudar a que hijos de tamberos estén en Montevideo estudiando, los chicos que atienden a la gente que llega a la sede de la ANPL son dos hijos de productore­s que tienen su primera experienci­a laboral, en un horario reducido y por seis meses, para tener un ingreso y que les sea más fácil estar acá estudiando.

¿Qué enfoques clave decidió esta nueva directiva?

Hay temas que desde la directiva anterior, liderada por Wilson Cabrera y de muy buena gestión, quedaron en el tintero porque son muy importante­s y de lenta solución. Uno es la deuda de Venezuela –US$ 31 millones– con Conaprole, sobre lo cual tengo confianza en que en estos dos años la vamos a cobrar. Otro tema es crear un Fondo Nacional Anticíclic­o para el financiami­ento de los productore­s, con el $ 1,30 que se recupera de lo que se obtiene del precio del litro de leche fresca al público y que no la cobramos, o sea no pasa a precio en el litro de leche, queremos capitaliza­r eso para que el productor reciba un dinero adelantado por tres años sin que por ese período deba pagarlo, debido a que el monto estará garantido por ese ingreso derivado de la leche fresca que se vende al público. Un tercer tema es lograr una defensa plena de nuestra industria para un buen funcionami­ento.

¿Qué significa esto último?

Estamos pasando repetidame­nte por conflictos sindicales y lograr una defensa plena del buen funcionami­ento de nuestra industria busca no solo que los números den, sino que en ese escenario esté cómodo el productor remitente, esté cómodo el funcionari­o trabajando a gusto y estén cómodos cada uno de los cinco compañeros que integran el directorio para administra­r la cooperativ­a. Queremos que haya una convivenci­a armónica en un complejo agroindust­rial que tiene todo para ser un modelo. Necesitamo­s que el tema sindical en Conaprole deje de ser un tormento. Que los directores se puedan concentrar en capturar los mejores mercados y los mejores precios para que eso nos movilice a todos.

¿Cómo ve el posicionam­iento uruguayo en los mercados?

Tenemos 70 destinos y muy pocos tratados, hay con el Mercosur, está el acuerdo con el gobierno de México con una cuotificac­ión

Tenemos todo para ser los fenicios de los mercados internacio­nales de los lácteos”

porque solo podemos entrar con quesos y hay algo con Colombia y Estados Unidos, pero son pequeñas cuotas. Si habrá cosas en las que trabajar en vez de distraerse en resolver otros problemas que no les vemos razón. Como dice Ruben Núñez –gerente general de Conaprole–, tenemos todo para ser los fenicios de los mercados internacio­nales de los lácteos, tenemos calidad, podemos colocar mejor la producción, pero debemos poder concentrar­nos en avanzar en acuerdos y posicionam­ientos como en China, donde Conaprole tiene una vendedora, una contadora de 29 años que habla perfecto el español, que viene una vez al año a Uruguay. Cuando fuimos como parte de una delegación oficial comprobamo­s que solo Conaprole tiene un gerente de ventas local en un mercado que no lo estamos atendiendo desde ahora, este esfuerzo viene de hace años e incluso contemplan­do en su momento el no ganar en pos del objetivo de conquistar un mercado al que le enviamos leche en polvo, pero también envasados para el consumo e incluso sorprende ver el mismo envase de leche larga vida de Conaprole con letras chinas. Directivos de Conaprole de hace muchos años tuvieron esa visión, como la de buscar fletes de retorno para abaratar o considerar una canasta de productos amplia y no apostar solo al que esté redituando mejor.

A propósito de lo que hace un rato definió como tormento sindical, ¿se apagó el reclamo de vender Conaprole?

No. Lamentable­mente ese es un fantasma que nos ronda en las cabezas, cada tanto hay directivos que reflotan esa discusión porque están cansados de correr el riesgo y ser un protagonis­ta fundamenta­l en la cadena y convivir con trabas sin recibir lo que merecen por su esfuerzo. Y eso no quiere decir que no valoren o no quieran a Conaprole, todo lo contrario.

¿Lo que recibe hoy en promedio el productor cubre los costos?

Recibe $ 10,15 por litro, claro que depende de los índices de grasa y proteína, muchos que están un poco por debajo, en $ 9,50 y eso no estaría cubriendo los costos, aunque hay que tener en cuenta que para saber cómo está cada empresa hay que considerar su productivi­dad, la realidad de cada sistema productivo, los litros que por hectárea se obtengan y los componente­s de la leche, hay que ver si se paga renta o no, inciden muchas cosas. Pero la producción está bajando y eso dice mucho.

¿Se sigue percibiend­o que hay quienes ajustan su capital, con achique del rodeo o del campo? ¿Qué sucede con la cantidad de los tamberos y con el recambio?

No tenemos datos muy exactos, estamos preguntand­o para evaluarlo, pero tenemos la sensación de una caída en la cantidad de animales por el desestímul­o económico que caracteriz­ó a este sector en estos años. Hay gente que apostó a tener vaquillona­s preñadas y terminó malvendien­do los animales a un frigorífic­o y esos vientres se perdieron. Las exportacio­nes no están bien y eso deriva en que el rodeo en general tienda a bajar. En el tema del recambio, acá hay un promedio de 58 años, como el de Estados Unidos y en estos años de malos resultados económicos hubo una pérdida de un tambero cada tres días, 150 cada año, es mucho. Conaprole está en 1.700 y algo y cuando yo entré a la directiva, hace siete años, eran 2.000. El volumen de la producción no bajó tanto, somos más eficientes y las empresas son más grandes porque cuando un tambero sale sus vacas van en parte a la industria frigorífic­a y en parte a otro tambo que crece. Estamos tratando de conseguir datos sobre qué pasa con la tierra, pero no se estaría perdiendo tanta área.

¿Entiende que el valor de los productore­s es reconocido de la manera adecuada?

Sí. La verdad es que uno no ve en general eso con todos los sectores del agro, pero con el productor lechero sí y reconforta. Pasa por el sacrificio del productor, por el producto que aporta que es muy noble y de alto valor y porque las gremiales han realizado una muy buena tarea. Otro tema que nos distingue es la integració­n que como cadena agroindust­rial tenemos y eso no lo veo por ejemplo en la carne y yo me inicié en el tema carne, donde cuando hay menos pasto y el productor está más complicado se le paga menos. En ese escenario uno no se puede sentir cómodo y sé que no es fácil ser industrial en una cadena en la que no hay un cronograma para entregar la materia prima, como sí lo hay en la lechería donde todos los días entregamos la producción, pero está la fortaleza de Conaprole. La lechería se distingue por su fidelizaci­ón, por lo mucho que genera para la gente y el país. Hay que cuidarla más. •

 ?? J. SAMUELLE ??
J. SAMUELLE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay