In­ten­den­cia avan­za en plan pa­ra re­pa­rar ve­re­das y es­ti­ma que ve­ci­nos de­be­rán cos­tear cer­ca del 50% de las obras

El proyecto co­men­zó a me­dia­dos del año pa­sa­do y lle­va in­ver­ti­dos $ 84 mi­llo­nes; al­gu­nos al­cal­des no es­tán con­for­mes con lo he­cho has­ta aho­ra y aseguran que “fal­ta vo­lun­tad po­lí­ti­ca”

Búsqueda - - INFORMACIÓN NACIONAL - Es­cri­be Lu­cía Cu­be­ros

La I nten­den­cia de Mon­te­vi­deo (IMM), jun­to con los ocho mu­ni­ci­pios de la ciu­dad, em­pren­dió el año pa­sa­do un plan pa­ra re­pa­rar las ve­re­das, un te­ma que ge­ne­ra cons­tan­tes que­jas de la po­bla­ción. En la pri­me­ra etapa del proyecto Plan Ve­re­das se in­vir­tie­ron $ 84 mi­llo­nes y se re­pa­ra­ron las ace­ras en va­rios pun­tos de la ca­pi­tal, aun­que los avan­ces son des­pa­re­jos y no con­for­man a to­dos los al­cal­des.

Se­gún l a nor­ma­ti­va de­par­ta­men­tal, son los ve­ci­nos los que tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de re­pa­rar las ve­re­das frente a sus pro­pie­da­des, quie­nes ade­más de­ben “man­te­ner­las en buen es­ta­do de con­ser­va­ción”.

Sin em­bar­go, los pro­pie­ta­rios no sue­len ha­cer­se car­go de las obras y en mu­chas zo­nas de l a ciu­dad l as ve­re­das mues­tran un evi­den­te de­te­rio­ro. A raíz de es­to, en ju­lio de 2017 la co­mu­na de­fi­nió ini­ciar re­pa­ra­cio­nes en al­gu­nos lu­ga­res prio­ri­ta­rios. El plan de la in­ten­den­cia es car­gar el cos­to a los ve­ci­nos jun­to con la con­tri­bu­ción in­mo­bi­lia­ria.

Se­gún in­for­mó a Bús­que­da l a di­rec­to­ra de Desa­rro­llo Ur­bano de la IMM, Sil­va­na Pis­sano, “el plan es­tá fun­cio­nan­do per­fec­ta­men­te bien, aun­que es muy tra­ba­jo­so y tie­ne un im­pac­to sua­ve”. En el mar­co del proyecto, algunas obras son eje­cu­ta­das por los mu­ni­ci­pios, mien­tras que las ve­re­das co­rres­pon­dien­tes a las prin­ci­pa­les ave­ni­das son com­pe­ten­cia de la in­ten­den­cia.

La fi­nan­cia­ción de las obras se rea­li­za me­dian­te un fon­do ro­ta­to­rio, por el cual se le des­ti­na a ca­da mu­ni­ci­pio $ 6 mi­llo­nes, más lo que se re­cau­de de lo que se co­bra a los pro­pie­ta­rios por la re­pa­ra­ción de las ve­re­das, cos­to que se car­ga a la con­tri­bu­ción in­mo­bi­lia­ria.

El ob­je­ti­vo es que ca­da mu­ni­ci­pio re­pa­re unas 20 ace­ras en pro­me­dio. El cos­to se trans­fe­ri­rá a los pro­pie­ta­rios, sal­vo cuan­do las ro­tu­ras se de­ban a las raí­ces de los ár­bo­les o que es­tén ubi­ca­das en pa­ra­das de óm­ni­bus, ex­pli­có Pis­sano. La di­rec­to­ra es­ti­mó que los ve­ci­nos de­be­rán cos­tear en­tre el 40% y el 60% del to­tal de me­tros cua­dra­dos que se re­pa­ren en los mu­ni­ci­pios.

Pa­ra el alcalde del Mu­ni­ci­pio B ( Ciu­dad Vie­ja, Cen­tro, Ba­rrio Sur), Car­los Va­re­la, “la má­qui­na empezó a fun­cio­nar”, da­do que ya co­men­za­ron a co­mu­ni­car a la IMM la can­ti­dad de me­tros cua­dra­dos re­fac­cio­na­dos que de­be­rán car­gar­se a la con­tri­bu­ción. Sin em­bar­go, sos­tu­vo que “pa­ra que cie­rre el círcu­lo”, es ne­ce­sa­rio que el cos­to que pa­ga el pro­pie­ta­rio vuel­va al fon­do des­ti­na­do al proyecto, afir­mó.

Agus­tín Les­cano, alcalde del Mu­ni­ci­pio E ( Mal­vín, Ca­rras­co Nor­te, Ca­rras­co, Pun­ta Gor­da), sos­tu­vo que “hay mu­chas co­sas pa­ra coor­di­nar y me­jo­rar” aún y que las au­to­ri­da­des “se apu­ra­ron en que­rer lan­zar el proyecto sin te­ner re­suel­tos va­rios pun­tos”, en­tre ellos la for­ma de pa­go de los ve­ci­nos. “Por ejem­plo, no se pre­vió en la can­ti­dad de cuo­tas en las que po­drían pa­gar. Esas co­sas hoy son tran­cas que ha­cen que el fon­do ro­ta­ti­vo no se es­té re­cu­pe­ran­do”, co­men­tó.

Vo­lun­tad po­lí­ti­ca. Pa­ra la pri­me­ra etapa del Plan Ve­re­das la IMM des­ti­nó $ 84 mi­llo­nes ($ 36 mi­llo­nes pa­ra re­pa­ra­cio­nes en gran­des ave­ni­das, que se su­man a los $ 6 mi­llo­nes trans­fe­ri­dos a ca­da mu­ni­ci­pio). Des­de que co­men­zó a im­ple­men­tar­se en se­tiem­bre pa­sa­do, la in­ten­den­cia eje­cu­tó $ 12 mi­llo­nes.

En tan­to, el por­cen­ta­je de eje­cu­ción de los di­fe­ren­tes mu­ni­ci­pios con ba­se en los ob­je­ti­vos fi­ja­dos en es­ta pri­me­ra etapa es muy va­ria­do. Mien­tras que en el A (Pa­so de la Are­na, Nue­vo Pa­rís, Bel­ve­de­re, La Te­ja, Ce­rro) el por­cen­ta­je de eje­cu­ción de los fon­dos es de un 83% y en el B es de 90%, en el Mu­ni­ci­pio G ( Le­zi­ca, Pe­ña­rol, Nue­vo Pa­rís, Sa­ya­go, Co­lón) se con­cre­tó el 11% de las obras pre­vis­tas.

En el CH (Pun­ta Ca­rre­tas, Po­ci­tos, Bu­ceo, Parque Batlle), don­de se re­pa­ra­ron en­tre abril y ju­nio de es­te año ca­si 3.000 me­tros cua­dra­dos, se eje­cu­tó en torno al 50% de las obras.

“El pro­ce­so va muy len­to. Creo que el te­ma es la vo­lun­tad de ha­cer­lo por par­te de la IMM, to­mar­lo co­mo una re­so­lu­ción. De­cir que se le va a co­brar al con­tri­bu­yen­te en de­ter­mi­na­do tiem­po. Hay una in­ten­ción po­lí­ti­ca, que, yo creo que es­te go­bierno no la tie­ne, en so­lu­cio­nar el te­ma de las ve­re­das, en­ton­ces lo va mi­ti­gan­do de es­ta ma­ne­ra”, expresó el alcalde del CH, An­drés Abt.

El alcalde cues­tio­nó una re­cien­te re­so­lu­ción de la in­ten­den­cia en la que se re­sol­vió no mul­tar a aque­llos ve­ci­nos que no arre­glen sus ve­re­das. Se­gún di­jo, “eso ti­ra aba­jo el proyecto”, da­do que si se so­li­ci­tan di­ver­sas me­di­das, pe­ro lue­go no se apli­ca nin­gu­na pena, “es ti­rar to­do por la bor­da”.

Pro­ce­sos acei­ta­dos. Un pro­ble­ma re­cu­rren­te son las coor­di­na­cio­nes con la in­ten­den­cia en los lu­ga­res don­de se re­gis­tran ro­tu­ras a cau­sa de raí­ces de ár­bo­les. En esos ca­sos es la comu- na la que de­be pri­me­ro ex­traer los ár­bo­les pa­ra que el mu­ni­ci­pio pue­da co­men­zar las obras de re­pa­ra­ción de las ve­re- das, in­ter­cam­bio que no es ágil y en­len­te­ce los pro­ce­sos.

Un ejem­plo de es­to ocu­rrió cuan­do el Mu­ni­ci­pio CH pro­pu­so re­pa­rar las ve­re­das de la ave­ni­da Ri­ve­ra en conjunto con el área de Acon­di­cio­na­mien­to Ur­bano de la IMM. La co­mu­na decidió no co­la­bo­rar, por­que su plan de ac­ción aún no abar­ca­ba esa zo­na. “Las ve­re­das de Ri­ve­ra es­tán des­trui­das, pe­ro sin esa co­la­bo­ra­ción no po­de­mos lle­var ade­lan­te la obra. Si no, gas­ta­mos en ve­re­das y a los tres me­ses va a ha­ber pro­ble­mas de nue­vo”, co­men­tó Abt.

Mu­chos de los mu­ni­ci­pios aún no co­men­za­ron a co­brar los arre­glos a sus ve­ci­nos, por lo que to­da­vía no pue­den eva- luar la efec­ti­vi­dad de ese mo­de­lo de fi­nan­cia­mien­to. “Cuan­do se empezó a car­gar se vio que eran va­lo­res muy al­tos pa­ra al­gu­nos pa­dro­nes, in­clu­so su­pe­rio­res a la con­tri­bu­ción. En­ton­ces bus­ca­ron una nor­ma que ha­bi­li­te un plan de fi­nan­cia­mien­to que per­mi­ta pa­gar en más cuo­tas”, ex­pli­có Va­re­la.

“En nues­tro mu­ni­ci­pio cal­cu­la­mos que se van a co­brar los arre­glos en la con­tri­bu­ción del año que vie­ne, sal­vo que se mo­di­fi­que la for­ma de pa­go. Es un pro­ce­so len­to, ya que el mon­to con el que se es­tá eje­cu­tan­do tam­po­co da pa­ra ha­cer mu­cha can­ti­dad”, di­jo Les­cano.

Ca­da mu­ni­ci­pio re­ci­bió $ 6 mi­llo­nes pa­ra re­cu­pe­rar las ace­ras

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.