Nin­gún des­can­sar en paz

La­bio de lie­bre: la guerra, en­tre el dra­ma y la co­me­dia

Búsqueda - - VIDA CULTURAL -

mo siem­pre, no es el qué sino el có­mo. Y por eso es­ta­mos ha­blan­do de La­bio de lie­bre. Por su ori­gi­nal tour de for­ce pa­ra lle­var al es­ce­na­rio un asun­to tan uni­ver­sal y tan vi­gen­te, allí don­de hay muer­tos es­con­di­dos, más allá de su co­lor, ra­za, ori­gen, cas­ta o cla­se so­cial. Los fan­tas­mas in­va­den la men­te de Sal­va­dor Cas­te­llo (de los me­jo­res tra­ba­jos de Luis Mar­tí­nez en su ca­rre­ra) y lo ator­men­tan sin des­can­so pa­ra lo­grar su co­me­ti­do. Tan sim­ple y di­rec­to co­mo eso.

El dra­ma­tur­go co­lom­biano Fabio Ru­biano, un hombre que acos­tum­bra es­cri­bir so­bre las co­sas que pa­san en su país, ha­bla en La­bio de lie­bre del ac­tual pe­río­do de la pos­gue­rri­lla co­lom­bia­na y re­fle­ja al­gu­nos de los di­le­mas y desafíos que en­fren­ta una so­cie­dad que ha pa­de­ci­do una guerra, en es­te ca­so in­ter­na. Tras­cien­de las com­ple­ji­da­des de un con­flic­to que se ex­ten­dió por más de 50 años y que no tu­vo dos ban­dos claros sino tres y has­ta cua­tro ejér­ci­tos for­ma­les y clan­des­ti­nos. Va a la cé­lu­la bá­si­ca de la tra­ge­dia que se per­pe­túa. El cri­men que se si­gue co­me­tien­do ca­da día, cuan­do una ma­dre no tie­ne dón­de lle­var un ra­mo de flo­res pa­ra llo­rar a su hi­jo por­que hay al­guien que de­ci­de que eso no se se­pa. Y lo in­tere­san­te es que aquí el humor es más pro­ta­go­nis­ta que nun­ca.

Co­mo si fuera un ca­pí­tu­lo de Droopy, y gracias a un in­te­li­gen­te dis­po­si­ti­vo es­cé­ni­co, nues­tros sim­pá­ti­cos fan­tas­mi­tas en­tran y sa­len de es­ce­na, apa­re­cen des­de aba­jo de una me­sa o de­trás de un si­llón sin que se vea có­mo. Se tra­ta de una ma­dre ( gran tra­ba­jo, co­mo siem­pre, de An­drea Da­vi­do­vics) y sus tres hi­jos ( Lean­dro Nú­ñez, Ste­fa­nie Neu­kirch y Fer­nan­do Van­net) que han muer­to co­mo da­ños co­la­te­ra­les, un mal me­nor en la es­tra­te­gia de li­qui­dar to­do lo vin­cu­la­do al enemi­go. Uno de ellos tie­ne la­bio le­po­rino, cir­cuns­tan­cia anec­dó­ti­ca que da nom­bre a la obra. Por otra par­te, una pe­rio­dis­ta (Ji­me­na Pé­rez) que tam­bién ha muer­to por or­den del pro­ta­go­nis­ta, irrum­pe una y otra vez pa­ra en­tre­vis­tar­lo; una in­sis­ten­te mo­vi­le- ra que no lo de­ja en paz ni cuan­do es­tá en el ba­ño.

El tex­to de Ru­biano des­bor­da i nte­li­gen­cia, es­pe­cial­men­te por su ca­pa­ci­dad pa­ra evi­tar ob­vie­da­des, y por la poe­sía vi­sual que ge­ne­ran las imá­ge­nes que pro­po­ne y las in­con­ta­bles iro­nías y con­tras­tes en­tre lo que re­cla­man es­tos po­bres dia­blos y su ac­ti­tud ama­ble, su afi­ción por la música y el bai­le. Así, la re­fle­xión so­bre la del­ga­da lí­nea en­tre la ven­gan­za y el per­dón, y l a de­ci­sión so­bre qué es lo que real­men­te es­tá pa­san­do, que­da a car­go del es­pec­ta­dor.

La pues­ta en es­ce­na de Lu­cio Her­nán­dez sa­ca el má­xi­mo pro­ve­cho de es­tas vir­tu­des, se nu­tre con las ex­ce­len­tes ac­tua­cio­nes y ha­ce ga­la de una gran be­lle­za plás­ti­ca. Di­ri­ge muy po­co, pe­ro siem­pre acier­ta: su de­but con Va­ria­cio­nes Me­yer­hold, del ar­gen­tino Eduar­do Pa­vlovsky, fue un ca­po­la­vo­ro de Jor­ge Bo­la­ni. Y en 2017 vol­vió con otra obra maes­tra: Tom Pain, con Ro­ge­lio Gra­cia, ele­gi­da co­mo Me­jor obra ex­tran­je­ra en los Premios Tea­tro del Mun­do de Bue­nos Ai­res. La­bio de lie­bre, una de las más de 20 obras que ha es­cri­to Ru­biano, fue es­tre­na­da en 2015 en Bo­go­tá y acla­ma­da en las gran­des ca­pi­ta­les eu­ro­peas. Y es­tá en­tre lo me­jor de la Co­me­dia Na­cio­nal en los úl­ti­mos tiem­pos.

La­bio de lie­bre, de Fabio Ru­biano, por la Co­me­dia Na­cio­nal. Di­rec­ción: Lu­cio Her­nán­dez. Es­ce­no­gra­fía: Gus­ta­vo Pet­koff. I l umi­na­ción: I v a n n a Do­mín­guez . Ves­tua­rio: Ma­ria­na Pe­rei­ra. Tea­tro So­lís ( Z. Mu­niz). Vier­nes y sá­ba­do, 21.30; do­min­go, 19.30. Du­ra­ción: 75 mi­nu­tos. En­tra­das: $ 190 ( Tic­kan­tel).

Ja­vier Al­fon­so

Ji­me­na Pé­rez y Luis Mar­tí­nez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.