Mi­ran­da tie­ne pro­ble­mas pa­ra en­con­trar nue­vo secretario po­lí­ti­co

Tres di­ri­gen­tes de sec­to­res dis­tin­tos re­cha­za­ron la ofer­ta pa­ra sus­ti­tuir a Gon­za­lo Re­bo­le­do

Búsqueda - - INFORMACIÓN NACIONAL -

El pre­si­den­te del Fren­te Am­plio ( FA), Ja­vier Mi­ran­da, sa­bía que más tem­prano que tar­de Gon­za­lo Re­bo­le­do de­ja­ría de ser su secretario po­lí­ti­co y ten­dría que sa­lir a bus­car un sus­ti­tu­to. En el mo­men­to en que de­ci­die­ra ali­near­se de­trás de una pre­can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial, Re­bo­le­do de­bía aban­do­nar un car­go que exi­ge ar­ti­cu­lar con los dis­tin­tos sec­to­res del ofi­cia­lis­mo.

Lo que Mi­ran­da no pre­veía era que en­con­trar al sus­ti­tu­to iba a ser tan com­pli­ca­do. Re­bo­le­do pre­sen­tó re­nun­cia, por es­cri­to, el 13 de agos­to, por­que que­ría de­di­car tiem­po a su sec­tor po­lí­ti­co, la Lis­ta 1303. Ese gru­po fue el pri­me­ro en im­pul­sar el nom­bre de Ca­ro­li­na Cos­se co­mo pre­can­di­da­ta del FA.

Des­de ese mo­men­to el pre­si­den­te de la coa­li­ción de iz­quier­da em­pe­zó a ba­ra­jar nombres pa­ra ocu­par la se­cre­ta­ría va­can­te, pe­ro has­ta aho­ra so­lo re­ci­bió res­pues­tas ne­ga­ti­vas, se­gún re­la­ta­ron a Bús­que­da fuen­tes ofi­cia­lis­tas.

El cri­te­rio que si­guen las au­to­ri­da­des del FA pa­ra ele­gir a los se­cre­ta­rios po­lí­ti­cos in­clu­ye que el can­di­da­to ten­ga ca­pa­ci­dad de ar­ti­cu­la­ción en­tre los di­fe­ren­tes sec­to­res. Ade­más, de­be co­no­cer al de­ta­lle có­mo fun­cio­na la com­ple­ja in­ter­na de la coa­li­ción de iz­quier­da.

El pri­me­ro en el que pen­só Mi­ran­da des­pués de la re­nun­cia de Re­bo­le­do, fue el de Er­nes­to Agaz­zi, ex­mi­nis­tro y ex­se­na­dor del Mo­vi­mien­to de Par­ti­ci­pa­ción Po­pu­lar ( MPP). Pa­ra Mi­ran­da con­tar con ese di­ri­gen­te hu­bie­se si­do una ju­ga­da per­fec­ta, ya que im­pli­ca­ba apo­yar­se en al­guien con mu­cho res­pal­do den­tro del ma­yor pe­so en la fuer­za ofi­cia­lis­ta. Pe­ro Agaz­zi di­jo que no.

El ex­se­na­dor con­sul­tó en su sec­tor y des­pués le trans­mi­tió a Mi­ran­da que no po­día acep­tar la in­vi­ta­ción por­que el MPP quie­re que con­ti­núe su tra­ba­jo en la for­ma­ción de nue­vos di­ri­gen­tes. De he­cho, Agaz­zi re­nun­ció a su ban­ca par­la­men­ta­ria en di­ciem­bre del 2016 pa­ra dar es­pa­cio a la “re­no­va­ción” del sec­tor y de­di­car­se de lleno a ta­reas in­ter­nas.

El si­guien­te nom­bre que se le ocu­rrió al pre­si­den­te del Fren­te Am­plio fue Gra­cie­la Vi­llar. La ac­tual pre­si­den­ta de la Jun­ta De­par­ta­men­tal de Mon­te­vi­deo cum­ple su ter­cer pe­río­do en el le­gis­la­ti­vo mu­ni­ci­pal. Es in­te­gran­te del sec­tor Asam­blea Uru­guay, que di­ri­ge el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Da­ni­lo As­to­ri, y tam­bién co­no­ce bien la or­gá­ni­ca del FA.

La in­vi­ta­ción la se­du­jo, pe­ro Vi­llar se to­pó con una exi­gen­cia de Mi­ran­da que la lle­vó a de­cli­nar la in­vi­ta­ción y con­ti­nuar en su car­go. El pre­si­den­te del FA le ofre­ció la Se­cre­ta­ría Po­lí­ti­ca, pe­ro le exi­gió ex­clu­si­vi­dad, por lo que de­bía de­jar la Jun­ta De­par­ta­men­tal mon­te­vi­dea­na.

Vi­llar le agra­de­ció que hu­bie­ra pen­sa­do en ella y a con­ti­nua­ción le di­jo que no po­día acep­tar­lo, por­que no que­ría de­jar su lu­gar en el le­gis­la­ti­vo de­par­ta­men­tal, re­la­ta­ron los in­for­man­tes.

A Mi­ran­da le que­dó cla­ro que sus­ti­tuir a Re­bo­le­do era un pro­ble­ma. Pe­ro de­ci­dió ha­cer un nue­vo in­ten­to con Mar­ce­lo Me­lo. El di­ri­gen­te de la Ver­tien­te Ar­ti­guis­ta, li­de­ra­da por el exin­ten­den­te Ma­riano Arana, lle­va años en la or­gá­ni­ca del Fren­te Am­plio co­mo representante de su sec­tor en la Me­sa Po­lí­ti­ca. Es una per­so­na co­no­ci­da en el ofi­cia­lis­mo por ser un buen ne­go­cia­dor y ar­ti­cu­la­dor.

Pe­ro una vez más, Mi­ran­da re­ci­bió un no co­mo res­pues­ta. Al igual que Agaz­zi, a Me­lo lo ne­ce­si­ta su sec­tor y am­bos car­gos son in­com­pa­ti­bles, por l o que el di­ri­gen­te de la Ver­tien­te Ar­ti­guis­ta pre­fi­rió con­ti­nuar en su or­ga­ni­za­ción.

Fuen­tes del ofi­ci­lais­mo di­je­ron que hu­bo otros ofre­ci­mien­tos que tam­bién fue­ron re­cha­za­dos.

En la i nter­na del FA hay di­ver­sas l ec­tu­ras acer­ca de las di­fi­cul­ta­des que tie­ne Mi­ran­da pa­ra ocu­par un car­go que im­pli­ca ser ca­si su mano de­re­cha. La de- sig­na­ción de Re­bo­le­do, di­rec­tor del Dia­rio Ofi­cial, ha­bía si­do cues­tio­na­da, por­que se tra­ta­ba de un di­ri­gen­te de un sec­tor ca­si sin re­pre­sen­ta­ción elec­to­ral.

Pa­ra al­gu­nos di­ri­gen­tes ofi­cia­lis­tas con­sul­ta­dos por Bús­que­da, Mi- ran­da es­tá pa­gan­do el cos­to po­lí­ti­co de al­gu­nas de sus de­ci­sio­nes” y aho­ra “se que­dó muy so­lo” en la in­ter­na. Uno de los te­mas que ge­ne­ra­ron más des­gas­te y que to­da­vía no es­tá re­suel­to es qué ha­cer con el ex vi­ce­pre­si­den­te Raúl Sen­dic.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.