Es­tu­dio en­car­ga­do por el go­bierno no ha­lló prácticas an­ti­com­pe­ti­ti­vas en ali­men­tos

La vin­cu­la­ción en­tre pro­vee­do­res y ca­de­nas su­per­mer­ca­dis­tas per­ma­ne­ce de “for­ma bas­tan­te os­cu­ra”, en ge­ne­ral

Búsqueda - - ECONOMÍA -

En febrero de 2016, cuan­do la in­fla­ción su­peró el 10% anual, el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía anun­ció me­di­das pa­ra in­ten­tar fre­nar­la. Por un la­do, exi­gió a las ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos y otros co­mer­cios in­for­ma­ción dia­ria de los pre­cios de una ca­nas­ta de pro­duc­tos, lo que se pu­so en prác­ti­ca de in­me­dia­to. Por otro, en­co­men­dó a la Co­mi­sión de De­fen­sa de la Com­pe­ten­cia que ana­li­za­ra po­si­bles prácticas an­ti­com­pe­ti­ti­vas, pe­ro es­ta ac­ción l l evó mu­cho más tiem­po. Esa in­ves­ti­ga­ción en cua­tro ru­bros des­car­tó in­di­cios de po­si­bles in­frac­cio­nes a las nor­mas de com­pe­ten­cia, aun­que al­gu­nos re­gis­tran una al­ta con­cen­tra­ción, a la vez que los víncu­los y con­tra­tos en­tre pro­vee­do­res y comerciantes es­tán en ge­ne­ral po­co cla­ros.

Lu­cia­na Ma­ce­do, i nte­gran­te de la co­mi­sión — un ór­gano des­con­cen­tra­do del MEF—, di­jo a Bús­que­da que eva­lúan es­tu­diar en al­guno de los mer­ca­dos ana­li­za­dos có­mo fun­cio­nan los me­ca­nis­mos de ac­ce­so a los su­per­mer­ca­dos y si exis­ten con­tra­tos ver­ba­les o es­cri­tos de ex­clu­si­vi­dad. Esa fue una de las re­co­men­da­cio­nes he­chas por los au­to­res del in­for­me, Da­niel Czar­nie­vics y Lean­dro Zi­pi­tría, del De­par­ta­men­to de Eco­no­mía de la Fa­cul­tad de Cien­cias So­cia­les es­ta­tal.

La in­ves­ti­ga­ción, fi­na­li­za­da en ju­lio, abar­có por de­ci­sión de la co­mi­sión los mer­ca­dos de acei­te ( de gi­ra­sol y maíz), pan en­va­sa­do, pul­pa de to­ma­te y arroz, que fue­ron se­lec­cio­na­dos con­si­de­ran­do el al­to ni­vel de con­cen­tra­ción y la evo­lu­ción de sus pre­cios, que ha­bían au­men­ta­do por en­ci­ma del IPC to­tal. La for­ma en que se re­la­cio­nan pro­vee­do­res y comerciantes per­ma­ne­ce — en ge­ne­ral— “en for­ma bas­tan­te os­cu­ra” y los “al­tos ni­ve­les de con­cen­tra­ción en mu­chos mer­ca­dos re­quie­ren en­ten­der qué ele­men­tos la ex­pli­can, qué cláu­su­las con­trac­tua­les son be­ne­fi­cio­sas y cuá­les son da­ñi­nas a la com­pe­ten­cia”, con­clu­ye el es­tu­dio, al que tu­vo ac­ce­so Bús­que­da.

Los márgenes de ga­nan­cia de los su­per­mer­ca­dos, en ge­ne­ral, son ma­yo­res cuan­to más valor agre­ga­do ( o ca­li­dad) tie­nen los pro­duc­tos.

Re­glas, pa­gos y re­par­tos. La in­ves­ti­ga­ción su­gie­re ana­li­zar los me­ca­nis­mos de ac­ce­so a las ca­de­nas mi­no­ris­tas, co­mo son los pa­gos fi­jos, por ca­be­ce­ra o es­pa­cio en gón­do­la y el pro­ce­di­mien­to que los pro­vee- do­res de­ben se­guir pa­ra ofre­cer su mer­ca­de­ría, de mo­do de sa­ber si se apli­can a to­dos las mis­mas re­glas. “¿ Pue­den al­gu­nas em­pre­sas pro­vee­do­ras comprar to­do el es­pa­cio de gón­do­la en un su­per­mer­ca­do, de­jan­do fue­ra a los com­pe­ti­do­res?”, y “¿los cri­te­rios de ro­ta­ción de los pro­duc­tos se apli­can a to­dos los pro­vee­do­res por igual?”, plan­tean Czar­nie­vics y Zi­pi­tría co­mo in­te­rro­gan­tes a res­pon­der.

Se­ña­lan que las “ex­clu­si­vi­da­des” no son prácticas an­ti­com­pe­ti­ti­vas, aun­que en al­gu­nos con­tex­tos pue­den fa­ci­li­tar la ex­clu­sión de po­ten­cia­les com­pe­ti­do­res y la co­lu­sión en­tre pro­vee­do­res. Co­mo ejem­plo se re­fie­ren a la “mar­ca úni­ca”, un acuer­do que bus­ca in­du­cir al com­pra­dor a con­cen­trar los pe­di­dos de un ti­po de pro­duc­to en un so­lo pro­vee­dor. Y el “pa­go de ac­ce­so”, que son cá­no­nes fi­jos que los pro­vee­do­res abo­nan pa­ra in­gre­sar en su red de dis­tri­bu­ción y re­mu­ne­rar ser­vi­cios pro­por­cio­na­dos por par­te de los mi­no­ris­tas. Agre­gan que a me­nu­do los con­tra­tos en­tre las par­tes in­vo­lu­cran a “por­ta­fo­lios de pro­duc­tos” y apli­can va­rias prácticas de ese ti­po a la vez.

Re­co­mien­dan, ade­más, ana­li­zar la exis­ten­cia de “re­par­to de mer­ca­do”, ya que, por ejem­plo, en el ca­so del “duo­po­lio” del arroz, las em­pre­sas es­tán en al­gu­nos su­per­mer­ca­dos y no en otros y con una par­ti­ci­pa­ción si­mi­lar. Plan­tean que la co­mi­sión es­tu­die si los pro­vee­do­res in­ten­ta­ron ac­ti­va­men­te in­gre­sar en las ca­de­nas don­de no es­tán o si hay me­ca­nis­mos que se lo im­pi­den.

Acla­ran que los da­tos ob­te­ni­dos “so­lo per­mi­ten iden­ti­fi­car po­der de mer­ca­do del la­do de los su­per­mer­ca­dos, cuan­do pue­de exis­tir del la­do de los pro­vee­do­res”. Y se­ña­lan que pa­ra pro­fun­di­zar en ese aná­li­sis se re­quie­re de in­for­ma­ción com­ple­men­ta­ria.

Los mer­ca­dos

El es­tu­dio se ba­sa en i nfor­ma­ción de ven­tas (can­ti­dad y valor) en 2014 y 2015 de ocho ca­de­nas de su­per­mer­ca­dos ( Dis­co, De­vo­to, Geant, Tien­da In­gle­sa, Ta-ta, Mul­tiaho­rro, Ma­cro­mer­ca­do, El Do­ra­do) y nue­ve pro­vee­do­res ( Bim­bo, La Sin Ri­val, Ar­cor, Cou­sa, Sol­do, Co­na­pro­le, Pon­te­ve­dra, Coo­par y Sa­man). Su fi­na­li­dad fue “úni­ca­men­te, bus­car in­di­cios de po­der de mer­ca­do”, lo cual, con la in­for­ma­ción dis­po­ni­ble “no es po­si­ble de­ter­mi­nar” si ello se ori­gi­na en prácticas “pro o anti” com­pe­ti­ti­vas.

Acei­te de gi­ra­sol. En es­te ru­bro, Cou­sa tie­ne una par­ti­ci­pa­ción de 69% de l as ven­tas en su­per­mer­ca­dos, un ca­nal que a su vez ex­pli­ca la mi­tad de la fac­tu­ra­ción de esa industria.

El mar­gen pro­me­dio de es­te mer­ca­do — que, co­mo en los de­más, no in­clu­ye pa­gos adi­cio­na­les, par­ti­das fi­jas por ac­ce­so, u otros be­ne­fi­cios que pue­den in­ci­dir en el cos­to— fue es­ti­ma­do en 7,1%, si bien os­ci­la en­tre un mar­gen ne­ga­ti­vo de 16,4% en el acei­te mar­ca Óp­ti­mo en Ta-ta y 19,1% de Río de l a Pla­ta en Tien­da In­gle­sa.

Acei­te de maíz. Aun­que hay más pro­vee­do­res en es­te mer­ca­do, Cou­sa es tam­bién la pro­vee­do­ra más im­por­tan­te, se­gui­da por la im­por­ta­do­ra Sol­do Hnos.

En es­te ru­bro el mar­gen pro­me­dio es de 15,2%, el do­ble que el del acei­te de gi­ra­sol. El ma­yor es en la mar­ca Ar­cor (19,3% tan­to en De­vo­to co­mo en Dis­co, 22,6% en El Do­ra­do y 20,4% en Tien­da In­gle­sa). Ma­cro­mer­ca­do tie­ne el ma­yor mar­gen en De­li­cia ( 29,9%) y Tien­da In­gle­sa en Río de la Pla­ta (19,2%).

Arroz. En es­te mer­ca­do hay un “duo­po­lio” de las arro­ce­ras Sa­man y Coo­par, aun­que l as ven­tas en los su­per­mer­ca­dos son una par­te pe­que­ña en su fac­tu­ra­ción, ya que el prin­ci­pal ne­go­cio es la ex­por­ta­ción.

Da­das las ca­rac­te­rís­ti­cas del pro­duc­to, el es­tu­dio lla­ma la aten­ción so­bre el “al­to mar­gen pre­cio­cos­to” (26,6% en pro­me­dio) en re­la­ción con los otros ru­bros es­tu­dia­dos. Nue­va­men­te, ese por­cen­ta­je va­ría por mar­ca y ca­de­na: el más ba­jo y el más al­to lo re­gis­tró la ca­de­na El Do­ra­do con Vi­da­rroz (13,9%) y Blue Pat­na (37,2%).

Pan lac­tal. La em­pre­sa de ori­gen me­xi­cano Bim­bo con­cen­tra el 87% de las ven­tas del ru­bro en los su­per­mer­ca­dos uru­gua­yos, que dejan el mar­gen pro­me­dio más al­to ( 31,2%) de los mer­ca­dos ana­li­za­dos.

El es­tu­dio des­ta­ca el mar­gen que Dis­co ob­tie­ne so­bre su pro­pia mar­ca Lea­der Pri­ce (43,9%), lo que “ex­pli­ca la es­tra­te­gia” de los su­per­mer­ca­dos de ofre­cer esas pre­sen­ta­cio­nes.

Pul­pa de to­ma­te. Ba­rra­ca Deam­bro­si “pa­re­ce ser” el prin­ci­pal ju­ga­dor, con 54% de la co­mer­cia­li­za­ción en su­per­mer­ca­dos, se­gui­da por Co­na­pro­le (17%).

No se in­for­mó un mar­gen pro­me­dio, ya que los in­ves­ti­ga­do­res no ob­tu­vie­ron da­tos de Deam­bro­si pa­ra po­der cal­cu­lar­lo; en Co­na­pro­le es de 18,7%.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.