Se ubi­ca en el cen­tro de la nue­va ban­da

Búsqueda - - ECONOMÍA -

US$ 150 mi­llo­nes ca­da día y com­pra­rá dó­la­res pa­ra evitar que cai­ga por de­ba­jo del um­bral mí­ni­mo.

“Ese nú­me­ro de US$ 150 mi­llo­nes pue­de pa­re­cer po­co a la ho­ra de in­ter­ve­nir en un día pe­ro el efec­to acu­mu­la­ti­vo es muy gran­de. Si in­ter­vi­nie­ra to­dos los días de acá a fin de año la ba­se cae­ría 20%-30%; nun­ca fue tan ba­ja e im­pli­ca­ría que no ha­bría pe­sos pa­ra ir al dó­lar”, ex­pli­có en Cla­rín el 29 de se­tiem­bre el nue­vo pre­si­den­te del BCRA. “Cal­cu­la­mos que con US$ 150 mi­llo­nes es­ta­mos có­mo­dos”, agre­gó.

El or­ga­nis­mo en­tien­de que es­te es­que­ma “com- bi­na ade­cua­da­men­te los be­ne­fi­cios de la flo­ta­ción cam­bia­ria con los be­ne­fi­cios de pre­ve­nir fluc­tua­cio­nes ex­ce­si­vas del ti­po de cam­bio, en una eco­no­mía con un mer­ca­do fi­nan­cie­ro po­co pro­fun­do en don­de el valor de la pa­ri­dad jue­ga un rol des­ta­ca­do en la de­ter­mi­na­ción de las ex­pec­ta­ti­vas de in­fla­ción”, ex­pli­có el 26 de se­tiem­bre en un co­mu­ni­ca­do.

La pre­sión so­bre el nue­vo es­que­ma se vio más en el pilar mo­ne­ta­rio que en el cam­bia­rio. El lu­nes el BCRA co­lo­có más de 71.000 mi­llo­nes de pe­sos en Le­liq a ta­sas cer­ca­nas a 70% — con lo que “se­có” el mer­ca­do— y el es­ta­tal Ban­co Na­ción

Le­tras de Re­gu­la­ción Mo­ne­ta­ria en mo­ne­da na­cio­nal ven­dió di­vi­sas: la co­ti­za­ción del dó­lar ba­jó y ter­mi­nó a 40,76, le­jos del te­cho. Con mon­tos y ta­sas cre­cien­tes en la emi­sión de Le­liq (110.000 mi­llo­nes), el ti­po de cam­bio con­ti­nuó ba­jan­do en las dos jor­na­das si­guien­tes ( 37,69 ayer miér­co­les 3).

In­fla­ción y bo­rra­che­ra. La nue­va po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria es con­sis­ten­te con la me­ta de equi­li­brio fis­cal pri­ma­rio (an­tes del pa­go de in­tere­ses de deu­da) pa­ra 2019 y de su­pe­rá­vit en 2020. En ese sen­ti­do, el BCRA, re­afir­mó que no rea­li­za­rá más trans­fe­ren­cias al Te­so­ro, con lo que “re­fuer­za el com­pro­mi­so con una in­fla­ción de­cre­cien­te a lo lar­go del tiem­po”.

Las au­to­ri­da­des ar­gen­ti­nas es­ti­man que pa­ra se­tiem­bre se in­for­ma­rán ni­ve­les de in­fla­ción ele­va­dos y po­si­ble­men­te lo mis­mo pa­ra oc­tu­bre. Pe­ro es­pe­ran que se mo­de­re lue­go, si se con­so­li­da una es­ta­bi­li­za­ción del ti­po de cam­bio.

En una con­ver­sa­ción con su hi­jo so­bre el fe­nó­meno de la al­ta in­fla­ción en Ar­gen­ti­na, el aho­ra pre­si­den­te del BCRA, re­cu­rrió a la fi­gu­ra del fut­bo­lis­ta bra­si­le­ño Ma­nuel Fran­cis­co dos San­tos — más co­no­ci­do co­mo Ga­rrin­cha—, su des­tre­za con la pe­lo­ta y el gus­to por la be­bi­da. “’¿Por qué se em­bo­rra­cha­ba?’, pre­gun­tó el ni­ño. “No sé exac­ta­men­te”, con­tes­tó su pa­dre, “pe­ro la gen­te que se em­bo­rra­cha con fre­cuen­cia sue­le ha­cer­lo por­que es­tá tris­te o de­pri­mi­da”. “Yo creía que uno se em­bo­rra­cha­ba por­que to­ma­ba be­bi­das con al­cohol”, re­pli­có el hi­jo de

Ar­bi­tra­jes en el BCU Sand­le­ris. El re­la­to, he­cho por el eco­no­mis­ta en el mar­co de una reunión con co­le­gas en 2013 y re­cor­da­da por Cla­rín es­te fin de se­ma­na, ter­mi­nó con la re­fle­xión de que la in­fla­ción, co­mo el al­coho­lis­mo, pue­de te­ner mu­chos orí­ge­nes, pe­ro una so­la causa di­rec­ta: la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria que lle­va ade­lan­te el ban­co cen­tral. Así co­mo no hay bo­rra­che­ra sin al­cohol, no hay in­fla­ción sin una ofer­ta mo­ne­ta­ria que se ex­pan­da más rá­pi­do que la de­man­da.

El nue­vo acuer­do con el FMI no es­ta­ble­ce ob­je­ti­vos es­pe­cí­fi­cos en ma­te­ria de in­fla­ción sino que “ba­je lo más rá­pi­do po­si­ble”, in­for­mó Sand­le­ris en la en­tre­vis­ta con ese dia­rio.

Ex­pli­car y con­ven­cer al FMI de que ha­cía fal­ta “re­se­tear el es­que­ma mo­ne­ta­rio-cam­bia­rio” fue lo más com­ple­jo de la ne­go­cia­ción que con­clu­yó la se­ma­na pa­sa­da, con­tó. “La ma­yo­ría de l os paí­ses del mun­do tie­nen un es­que­ma de me­tas de in­fla­ción que fun­cio­nó bien y la in­fla­ción re­sul­ta ba­ja. Hay una in­cli­na­ción na­tu­ral a de­cir ‘ ha­ga­mos lo que ha­cen los de­más’. Pe­ro creía­mos que Ar­gen­ti­na ne­ce­si­ta­ba una he­rra­mien­ta más po­ten­te”.

“En el dia­rio sal­drá 25 ve­ces qué pa­sa con el dó­lar y tal vez nun­ca la no­ti­cia ‘se cum­plió la me­ta de la ba­se mo­ne­ta­ria de cre­ci­mien­to ce­ro’. El co­ra­zón del pro­gra­ma es que no crez­ca más la ba­se mo­ne­ta­ria y, re­pi­to, ha­brá me­nos pe­sos en la ca­lle pa­ra ir al dó­lar”, re­ma­tó.

Ta­sas de re­fe­ren­cia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.