Di­rec­tor de Adua­nas di­ce que en­fren­ta un “mo­men­to di­fí­cil”

Búsqueda - - ECONOMÍA -

En­ri­que Ca­non es uno de los ti­tu­la­res de la Di­rec­ción Na­cio­nal de Adua­nas (DNA) con más tiem­po en el car­go, que ocu­pa des­de el ini­cio de la pre­si­den­cia de Jo­sé Mu­ji­ca ( 20102015). En es­tos años, epi­so­dios com­ple­jos “hu­bo mu­chos”, so­bre to­do aso­cia­dos al pro­ce­so de re­for­ma en el or­ga­nis­mo que aún es­tá en cur­so. “Co­mo mo­men­to di­fí­cil men­ciono, en par­ti­cu­lar, el ac­tual”, di­jo el je­rar­ca en una en­tre­vis­ta en la úl­ti­ma edi­ción del News­let­ter Ame­rica­cari­be que pu­bli­ca la Vi­ce­pre­si­den­cia de la Re­gión de las Amé­ri­cas y el Ca­ri­be de la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de Adua­nas.

Ex­pli­có que se con­ju­gan dos si­tua­cio­nes. Por un la­do, el he­cho de que, “rea­li­za­dos los cam­bios es­tra­té­gi­cos más po­ten­tes, hay que con­ti­nuar con nue­vos y pre­vi­so­res cam­bios en una reali­dad in­ter­na­cio­nal muy di­ná­mi­ca y pen­san­do en va­rios años ha­cia de­lan­te”. Por otro, el co­mien­zo de la cam­pa­ña pa­ra las elec­cio­nes de ju­nio y oc­tu­bre de 2019, lo que “po­ne a cual­quier or­ga­nis­mo del Es­ta­do ba­jo una lu­pa más crí­ti­ca y más po­lí­ti­ca, me­nos téc­ni- ca y me­nos ob­je­ti­va”. Y agre­gó: “(…) A pe­sar de las di­fi­cul­ta­des y — por qué no re­co­no­cer­lo— sin­sa­bo­res, tam­bién lo dis­fru­to”.

Ca­non lle­gó a la DNA des­pués de ha­ber ac­tua­do co­mo in­ter­ven­tor de la lue­go di­suel­ta coo­pe­ra­ti­va de aho­rro y cré­di­to Co­fac, en el pri­mer go­bierno del Fren­te Am­plio. En la en­tre­vis­ta con­tó que en su de­sig­na­ción co­mo di­rec­tor de Adua­nas me­dió, pri­me­ro, una “in­cli­na­ción por el co­mer­cio” ex­te­rior. “Lue­go qui­so mi pro­fe­sión, la ca­sua­li­dad, mi com­pro­mi­so po­lí­ti­co con la fuer­za que hoy go­bier­na en Uru­guay, mi amis­tad con co­le­gas que ac­ce­die­ron a car­gos de res­pon­sa­bi­li­dad en el Mi­nis­te­rio de Eco­no­mía y Fi­nan­zas que su­ce­si­vos mi­nis­tros vie­ran ca­pa­ci­da­des en mí (…)”, re­pa­só.

Ca­non es uno de los prin­ci­pa­les re­fe­ren­tes del sec­tor Ban­de­ras de Li­ber, que es­tá apo­yan­do l a pre­can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial por el Fren­te Am­plio de Ma­rio Ber­ga­ra. Su gru­po in­te­gró el Fren­te Li­ber Se­reg­ni. Sin em­bar­go, en 2015 lle­gó a po­ner su car­go de di­rec­tor de Adua­nas a dis­po­si­ción lue­go de que El País pu­bli­ca­ra un mail que el je­rar­ca ha­bía cir­cu­la­do — se­gún di­jo, sin que­rer— en el que cri­ti­ca­ba por ra­zo­nes po­lí­ti­cas al mi­nis­tro de Eco­no­mía, Da­ni­lo As­to­ri, y al gru­po que li­de­ra, Asam­blea Uru­guay.

Re­for­ma. La re­es­truc­tu­ra de la Adua­na con­tó con el apo­yo de un cré­di­to del Ban­co In­te­ra­me­ri­cano de Desa­rro­llo. En­tre otros cam­bios, im­pli­có la di­gi­ta­li­za­ción de los trá­mi­tes de co­mer­cio ex­te­rior ( DUA); la crea­ción de la fi­gu­ra del ope­ra­dor eco­nó­mi­co ca­li­fi­ca­do trans­fi­rien­do a los des­pa­chan­tes cier­tas res­pon­sa­bi­li­da­des; el for­ta­le­ci­mien­to del área de fis­ca­li­za­ción, de con­trol y de ges­tión del ries­go; un po­lé­mi­co re­di­se­ño or­ga­ni­za­cio­nal; la for­mu­la­ción de un có­di­go de éti­ca y un es­ta­tu­to del fun­cio­na­rio; e in­ver­sio­nes en in­fra­es­truc­tu­ra y equi­pa­mien­to. Es­ta “mo­der­ni­za­ción” del or­ga­nis­mo, co­mo la de­no­mi­nan sus au­to­ri­da­des, ha si­do res­pal­da­da por agen­tes de co­mer­cio ex­te­rior y re­sis­ti­da — en par­ti­cu­lar, en lo que ha­ce a la de­sig­na­ción di­rec­ta de los man­dos me­dios por par­te de Ca­non— des­de el sin­di­ca­to de fun­cio­na­rios adua­ne­ros.

“Quie­ro de­jar una mo­der­ni­za­ción an­cla­da en la nor­ma­ti­va, en su es­truc­tu­ra, en su equi­po de di­rec­ción y en la cul­tu­ra or­ga­ni­za­cio­nal. Es­toy ab­so­lu­ta­men­te con­ven­ci­do de que el desa­rro­llo y pro­fe­sio­na­li­dad de la DNA no tie­ne te­cho y con­ti­nua­rá aun des­pués de mi ale­ja­mien­to, pues su ca­pi­tal hu­mano es ma­yor­men­te de al­tí­si­mo ni­vel, muy com­pro­me­ti­do con su fun­ción, al pun­to de irra­diar su en­tu­sias­mo por lo que es­tán ha­cien­do. Es­toy or­gu­llo­so de com­pro­bar dia­ria­men­te has­ta qué pun­to la ma­yo­ría de los fun­cio­na­rios adua­ne­ros de mi país aman su tra­ba­jo y su pro­fe­sión”, di­jo el je­rar­ca cuan­do le pre­gun­ta­ron so­bre cuál se­rá su “le­ga­do”.

Se­gún Ca­non, la Adua­na tie­ne co­mo co­me­ti­do el “con­trol in­te­li­gen­te del co­mer­cio ex­te­rior uru­gua­yo, una ta­rea que — siem­pre, pe­ro par­ti­cu­lar­men­te en los glo­ba­li­za­do­res tiem­pos ac­tua­les— no pue­de ser lle­va­da ade­lan­te sin la coope­ra­ción, la alian­za con el sec­tor pri­va­do. Más aún, di­cha coa­li­ción ex­pli­ca mu­chos de los éxi­tos que l a DNA ha te­ni­do en su pro­ce­so de mo­der­ni­za­ción. Abun­dan­do, sos­ten­go ade­más que es ta­rea de la Adua­na tam­bién ayu­dar — sin des­aten­der sus co­me­ti­dos de con­trol— a que el sec­tor pri­va­do del co­mer­cio ex­te­rior na­cio­nal se in­ser­te en me­jo­res con­di­cio­nes en el mun­do”. E in­sis­tió, “más lle­va­do a tie­rra”: el or­ga­nis­mo de­be “con­tro­lar pe­ro si­mul­tá­nea­men­te coope­rar y ayu­dar. Es com­pa­ti­ble san­cio­nar a un agen­te de co­mer­cio ex­te­rior y al mis­mo tiem­po coope­rar con él y ayu­dar­lo en su in­ser­ción in­ter­na­cio­nal”.

En­ri­que Ca­non

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.