Con un desen­la­ce es­pec­ta­cu­lar y des­pués de un des­em­pa­te, Xan­der Schauf­fe­le ga­nó el World Golf Cham­pions­hip de Shang­hái

Búsqueda - - DEPORTES - Es­cri­be Eduar­do Pa­yo­vich

Un bir­die en el ho­yo 17, el más di­fí­cil de la can­cha; tam­bién bir­die en el ho­yo si­guien­te pa­ra for­zar un des­em­pa­te, y, por si fue­ra po­co, bir­die en el pri­mer ho­yo del pla­yoff. Ese fue el bri­llan­te fi­nal del es­ta­dou­ni­den­se Xan­der Schauf­fe­le pa­ra im­po­ner­se el do­min­go 28 de oc­tu­bre en el World Golf Cham­pions­hip de Shang­hái, el pri­me­ro de los tor­neos de la se­rie mun­dial de la ac­tual tem­po­ra­da.

Tras l os 72 ho­yos, Schauf­fe­le y Tony Fi­nau fi­na­li­za­ron igua­la­dos en la pri­me­ra po­si­ción con un acu­mu­la­do de 274 gol­pes en la can­cha del Shes­han In­ter­na­tio­nal Golf Club de Shang­hái, Chi­na, por lo cual fue ne­ce­sa­rio re­cu­rrir a un pla­yoff. Ju­ga­ron otra vez el par cin­co del ho­yo 18, don­de un bir­die de Schauf­fe­le con­tra un par de Fi­nau le dio el tí­tu­lo al “no­va­to del año” del PGA Tour de la tem­po­ra­da an­te­rior.

Por su vic­to­ria, el nor­te­ame­ri­cano de 25 años re­ci­bió el tro­feo Old Tom Mo­rris y un che­que por US$ 1,7 mi­llo­nes de los 10 mi­llo­nes que re­par­tió el cer­ta­men en pre­mios. Con es­ta su­ma lo­gra­da, Schauf­fe­le as­cen­dió al se­gun­do pues­to del ran­king de ga­nan­cias, lis­ta­do que mues­tra a Brooks Koep­ka co­mo lí­der con un acu­mu­la­do de US$ 1,8 mi­llo­nes ga­na­dos en pre­mios en lo que va de la tem­po­ra­da.

En tan­to, el ar­gen­tino Emi­li­ano Gri­llo cum­plió una des­ta­ca­da ac­tua­ción al fi­na­li­zar en el 14º lu­gar, con un sco­re de 285 gol­pes, acre­di­tán­do­se un che­que por US$ 129.000, sien­do ade­más el úni­co gol­fis­ta sud­ame­ri­cano en par­ti­ci­par en el im­por­tan­te cam­peo­na­to. El Shes­han In­ter­na­tio­nal Golf Club, fun­da­do en el año 2004 y se­de tra­di­cio­nal de es­te even­to, es el pri­mer club de golf pri­va­do de Chi­na.

En agos­to de 1999, la Fe­de­ra­ción In­ter­na­cio­nal de Golf re­sol­vió glo­ba­li­zar el de­por­te a tra­vés de al­gu­nos cam­peo­na­tos, con una ini­cia­ti­va que lle­va­ba por en­ton­ces el nom­bre de Se­rie Mun­dial de Golf y que to­mó for­ma en los cir­cui­tos de Asia, Eu­ro­pa, Es­ta­dos Uni­dos y Aus­tra­lia. El pro­yec­to tu­vo se­rias di­fi­cul­ta­des en sus co­mien­zos por­que las gran­des fi­gu­ras del golf se ne­ga­ban a apo­yar­lo. Años más tar­de y con la de­no­mi­na­ción ac­tual de World Golf Cham­pions­hips, el pro­yec­to fue ga­nan­do un lu­gar des­ta­ca­do en el con­cier­to mun­dial de es­te de­por­te. En la ac­tua­li­dad, la se­rie cons­ta de cua­tro cam­peo­na­tos: el Shes­han In­vi­ta­tio­nal de Chi­na, el Mé­xi­co Cham­pions­hip, el Dell Tech­no­lo­gies Match Play, pa­ra ce­rrar con el Fe­dex Saint Ju­de In­vi­ta­tio­nal.

La con­so­li­da­ción de la se­rie en la ac­tua­li­dad se re­fle­ja en la par­ti­ci­pa­ción de la ma­yo­ría de las fi­gu­ras de eli­te, ya que so­lo se ac­ce­de a es­tos tor­neos por la po­si­ción en el ran­king mun­dial, y en los ín­di­ces al­tos de au­dien­cia. Por otra par­te, l as bol­sas de pre­mios que re­par­ten di­chos cam­peo­na­tos, pun­to fun­da­men­tal en el de­por­te pro­fe­sio­nal, son mi­llo­na­rias.

El desa­rro­llo de la com­pe­ten­cia. Con la par­ti­ci­pa­ción de 78 gol­fis­tas, dio co­mien­zo el jue­ves 25 una nue­va edi­ción del Shes­han In­vi­ta­tio­nal de Shang­hái. Ese día el es­ta­dou­ni­den­se Pa­trick Reed, ga­na­dor del úl­ti­mo Mas­ters de Au­gus­ta, que­dó en lo más al­to de las po­si­cio­nes con un es­pec­ta­cu­lar re­co­rri­do de 64 gol­pes, ocho ba­jo el par de la can­cha. En la se­gun­da jor­na­da, su com­pa­trio­ta Tony Fi­nau sal­tó a la pun­ta con un acu­mu­la­do de 133 gol­pes, que­dan­do en se­gun­do lu­gar, con un gol­pe más, Reed y los in­gle­ses Jus­tin Ro­se ( de­fen­sor del tí­tu­lo) y Tommy Fleet­wood.

Un pun­to in­tere­san­te de las con­di­cio­nes de la com­pe­ten­cia que re­gu­lan los tor­neos que con­for­man los World Golf Cham­pions­hips es que no es­ta­ble­cen un cor­te cla­si­fi­ca­to­rio tras los 36 ho­yos. Es­ta no­ve­dad, en ge­ne­ral, per­mi­te ob­ser­var un golf más agre­si­vo, al­go de gran atrac­ti­vo tan­to pa­ra el pú­bli­co pre­sen­te co­mo pa­ra los que si­guen las ac­cio­nes a tra­vés de la te­le­vi­sión.

Una se­rie es­pec­ta­cu­lar de tres bir­dies en los úl­ti­mos tres ho­yos en la ter­ce­ra vuel­ta le per­mi­tie­ron a Fi­nau sa­car una ven­ta­ja de tres gol­pes so­bre sus es­col­tas a fal­ta de una ron­da.

La de­fi­ni­ción. En una jor­na­da mar­ca­da por un fuer­te vien­to que com­pli­có en gran for­ma el ac­cio­nar de los gol­fis­tas, la de­fi­ni­ción del cam­peo­na­to que­dó rá­pi­da­men­te l i mi­ta­da a lo que hi­cie­ran los in­te­gran­tes del th­ree­so­me fi­nal: Fi­nau, Schauf­fe­le y Ro­se.

En ta­les cir­cuns­tan­cias, so­lo cua­tro ju­ga­do­res ba­ja­ron l os 70 gol­pes en una cla­ra mues­tra de las di­fí­ci­les con­di­cio­nes que se die­ron ese do­min­go. Fi­nau man­te­nía la de­lan­te­ra tras los pri­me­ros nue­ve ho­yos de la ron­da fi­nal, pe­ro dos bo­geys con­se­cu­ti­vos abrie­ron las po­si­bi­li­da­des de los es­col­tas. Schauf­fe­le vio la opor­tu­ni­dad y con un fi­nal so­ña­do, ha­cien­do bir­dies en los dos úl­ti- mos ho­yos, igua­ló la lí­nea de Fi­nau pa­ra lle­var la de­fi­ni­ción a un pla­yoff.

Un nue­vo bir­die en el pri­mer ho­yo su­ple­men­ta­rio le dio al jo­ven gol­fis­ta su pri­mer tí­tu­lo en los World Golf Cham­pions­hips.

El fi­nal de Schauf­fe­le, ade­más de pre­sen­tar la me­jor tar­je­ta de la vuel­ta con 68 gol­pes, es digno de des­ta­que por­que en­cie­rra las ho­ras y ho­ras de prác­ti­ca que lle­van ade­lan­te los pro­fe­sio­na­les pa­ra lo­grar sus me­jo­res gol­pes en cir­cuns­tan­cias de pre­sión. En la ma­yo­ría de los ca­sos los re­sul­ta­dos desea­dos no se dan y por ello el golf es ma­ra­vi­llo­so. Al de­cir del maes­tro Ro­ber­to De Vi­cen­zo: “En es­te de­por­te uno pier­de mu­chas más ve­ces de las que ga­na”.

En la con­fe­ren­cia de pren­sa, el ga­na­dor en­fa­ti­zó que ha­bía si­do un día muy di­fí­cil pa­ra to­dos. “Bas­ta mi­rar el ta­ble­ro pa­ra dar­se cuen­ta de que las con­di­cio­nes fue­ron su­ma­men­te exi­gen­tes pa­ra lo­grar bue­nos sco­res”, di­jo. “Es una vic­to­ria tras­cen­den­te pa­ra mi ca­rre­ra, sin du­da; ve­nía de más de un año sin triun­fos y eso siem­pre re­per­cu­te en el jue­go”.

“Ha­bía ga­na­do dos tor­neos al prin­ci­pio de la tem­po­ra­da an­te­rior y a par­tir de ese mo­men­to to­do se com­pli­có. Es­pe­ro que a tra­vés de es­ta ac­tua­ción lle­gue la con­so­li­da­ción”, fi­na­li­zó Schauf­fe­le.

● El ran­king mun­dial. Por la im­por­tan­cia del field de j uga­do­res que par­ti­ci­pó en Shang­hái y la si­de­ral bol­sa de US$ 10 mi­llo­nes en pre­mios que en­tre­ga, el Shes­han In­vi­ta­tio­nal es con­si­de­ra­do por mu­chos co­mo el Ma­jor asiá­ti­co. El ran­king mun­dial su­frió im­por­tan­tes cam­bios que se re­fle­ja­ron en el lis­ta­do pu­bli­ca­do el lu­nes 29 de oc­tu­bre, don­de el nor­te­ame­ri­cano Brooks Koep­ka apa­re­ce co­mo nue­vo nú­me­ro uno del mun­do, se­gui­do muy de cer­ca por el in­glés Jus­tin Ro­se.

Los pro­ta­go­nis­tas del Shes­han In­vi­ta­tio­nal, Schauf­fe­le y Fi­nau, lo­gra­ron as­cen­der a los pues­tos 12 º y 15º, res­pec­ti­va­men­te; mien­tras que el ar­gen­tino Emi­li­ano Gri­llo sal­tó al lu­gar 49 º, que­dan­do por pri­me­ra vez en lo que va de la tem­po­ra­da en­tre los pri­me­ros 50 gol­fis­tas del mun­do.

En tan­to, Ti­ger Woods apa­re­ce en el pues­to 14º, sin te­ner pre­vis­to, por el mo­men­to, al­gu­na par­ti­ci­pa­ción en un tor­neo ofi­cial del PGA Tour.

Xan­der Schauf­fe­le ga­na­dor del World Golf Cham­pion­chip de Shan­gái

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.