Sa­lud, ami­gos

De Sally Pot­ter

Búsqueda - - VIDA CULTURAL -

El es­que­ma si­gue fun­cio­nan­do. Pe­que­ña reunión en la que ca­da uno sa­be al­go o tie­ne al­go ocul­to has­ta que lo lar­ga de la peor ma­ne­ra, lo es­cu­pe, y por fin to­do re­vien­ta. To­dos tie­nen al­gún anun­cio que ha­cer. Con li­ge­ras va­rian­tes y atra­ve­san­do di­fe­ren­tes gé­ne­ros eso es Per­fec­tos des­co­no­ci­dos, Un dios sal­va­je, La ce­na de los idio­tas, La in­vi­ta­ción. A la lis­ta se su­ma The Party, la oc­ta­va pe­lí­cu­la de Sally Pot­ter, di­rec­to­ra de Or­lan­do y La lec­ción de tan­go. Fil­ma­da en un ele­gan­te blan­co y ne­gro den­tro de — prác­ti­ca­men­te— una so­la lo­ca­ción, con sie­te per­so­na­jes en es­ce­na y so­lo 71 mi­nu­tos de du­ra­ción, la obra se en­mar­ca en la co­me­dia de en­cie­rro, ne­gra, áci­da y en­re­da­da, que des­pa­cha dar­dos ha­cia las diez di­rec­cio­nes.

Ja­net ( Kris­tin Scott Tho­mas) ha si­do nom­bra­da mi­nis­tra de Sa­ni­dad del Go­bierno del Reino Uni­do. Pa­ra ce­le­brar es­te “triun­fo de la mu­jer”, co­mo se­ña­la un per­so­na­je, acu­den a su ca­sa al­gu­nos ami­gos de su círcu­lo más cer­cano. Mien­tras ella pre­pa­ra los ape­ri­ti­vos y re­ci­be lla­ma­das y men­sa­jes de fe­li­ci­ta­ción, Bill (Ti­mothy Spall), su es­po­so, pa­re­ce ha­bi­tar otro mun­do, se l o ve con­fun­di­do, atur­di­do, i nfe­liz. Lle­ga April ( Pa­tri­cia Clark­son), cam­peo­na olím­pi­ca del ci­nis­mo, jun­to con su ma­ri­do Gott­fried ( Bruno Ganz), un ale­mán en­ce­rra­do den­tro de una ca­ri­ca­tu­ra de un con­ver­ti­do a la es­pi­ri­tua­li­dad new age. Bill, con un de­te­rio­ro fí­si­co que pa­sa des­aper­ci­bi­do pa­ra los asis­ten­tes, po­ne mú­si­ca, be­be y ob­ser­va to­do con una mez­cla de ex­tra­ñe­za, tris­te­za y per­ple­ji­dad. A con­ti­nua- ción l l egan Mart­ha ( Cherry Jo­nes) y Jinny ( Emily Mor­ti­mer), pa­re­ja de les­bia­nas que vie­ne acom­pa­ña­da de una bue­na nue­va, y Tom ( Ci­llian Murphy), atrac­ti­vo agen­te fi­nan­cie­ro que anun­cia que su es­po­sa, Ma­rian­ne, lle­ga­rá más tar­de, pa­ra el pos­tre.

To­dos es­tán, y ca­da uno a su mo­do, un po­co ten­sos. Hay un cli­ma que in­ten­ta ser fes­ti­vo pe­ro que es cons­tan­te­men­te i nva­di­do por abun­dan­tes mo­men­tos de in­co­mo­di­dad y de con­te­ni­do ma­les­tar. Hay diá­lo­gos en los que los in­ter­lo­cu­to­res pa­re­cen ha­blar de asun­tos dis­tin­tos, co­mo los que se su­ce­den al co­mien­zo en­tre los per­so­na­jes de Spall y Ganz. Apa­ren­te­men­te, to­do lo que es­tá en es­ce­na va a ser usa­do: el al­cohol en las co­pas, los pas­te­les en el horno, los men­sa­jes que lle­gan al ce­lu­lar.

An­tón Ché­jov pos­tu­la­ba que si apa­re­ce una pis­to­la en el pri­mer ac­to, es­ta pis­to­la de­be­rá ser dis­pa­ra­da en el ter­ce­ro. Pot­ter, tam­bién guio­nis­ta, se ci­ñe al prin­ci­pio dra­má­ti­co de Ché­jov y ca­da ele­men­to pre­sen­te en la na­rra­ción se im­po­ne co­mo ne­ce­sa­rio o re­le­van­te en la his­to­ria. Hay una pis­to­la en el pri­mer ac­to de The Party. Y, co­mo la co­caí­na en el ba­ño y el al­co- hol en las co­pas y los pas­te­les en el horno y los dis­cos en el to­ca­dis­cos y los men­sa­jes que lle­gan a un ce­lu­lar, es­tá ahí por al­go.

Con un tí­tu­lo que j ue­ga con l a am­bi­va­len­cia de la ex­pre­sión party ( fies­ta, en in­glés, pe­ro tam­bién par­ti­do), ca­da per­so­na­je es más que un per­so­na­je. A tra­vés de sus di­chos y sus ac­cio­nes to­dos re­pre­sen­tan o sin­te­ti­zan al­go más. En es­ta fies­ta es­tán la iz­quier­da ex­qui­si­ta, el neo­li­be­ra­lis­mo, los es­tu­dios de gé­ne­ro, las po­lí­ti­cas pú­bli­cas, la sa­lud co­mo asun­to po­lí­ti­co (“la sa­lud de una per­so­na vie­ne de­ter­mi­na­da por el tras­fon­do so­cial y el es­ta­tus eco­nó­mi­co más que por la die­ta y el ejer­ci­cio”, di­ce un per­so­na­je). Mos­tran­do es­te la­do do­més­ti­co de la cla­se po­lí­ti­ca, el ba­ño vo­mi­ta­do y la co­ci­na lle­na de hu­mo de quie­nes su­pues­ta­men­te tie­nen el po­der, Pot­ter ha­ce vi­si­ble esa lu­cha in­ter­mi­na­ble, eter­na, en­tre lo que se di­ce y lo que se ha­ce.

The Party. Reino Uni­do, 2017. Di­rec­ción y guion: Sally Pot­ter. Con Kris­tin Scott Tho­mas, Ti­mothy Spall, Pa­tri­cia Clark­son, Bruno Ganz, Cherry Jo­nes, Emily Mor­ti­mer, Ci­llian Murphy. Du­ra­ción: 71 mi­nu­tos. J. A.F.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.