Hay más de 64.700 afro­des­cen­dien­tes por de­ba­jo de la lí­nea de po­bre­za, el 17% del to­tal

Búsqueda - - PORTADA -

La dis­cri­mi­na­ción ha­cia los afro­des­cen­dien­tes en Uru­guay no es un te­ma que se tra­ta co­ti­dia­na­men­te co­mo pue­de ocu­rrir en paí­ses co­mo Es­ta­dos Uni­dos o Bra­sil, don­de la pro­por­ción de aque­llos que se de­fi­nen con as­cen­den­cia “afro o ne­gra” es mu­cho ma­yor. Pe­ro el te­ma se ins­ta­ló en los úl­ti­mos días por un afi­che pa­ra pro­mo­cio­nar la Fies­ta de la Pa­tria Gau­cha con la ima­gen de una mu­jer afro­des­cen­dien­te ama­man­tan­do a un be­bé, apa­ren­te­men­te de ra­za blan­ca.

Las es­ta­dís­ti­cas per­mi­ten ob­ser­var que los afro­des­cen­dien­tes pa­de­cen una dis­cri­mi­na­ción que lle­ga a lo eco­nó­mi­co.

Quie­nes di­cen te­ner as­cen­den­cia “afro o ne­gra” en Uru­guay son 10,5% de la po­bla­ción se­gún l a En­cues­ta Con­ti­nua de Ho­ga­res ( ECH) de 2017, ela­bo­ra­da por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca ( INE). A par­tir del aná­li­sis de los mi­cro­da­tos de di­cha en­cues­ta, Bús­que­da cal­cu­ló que el 17% de los más de 360.000 afro­des­cen­dien­tes tie­nen in­gre­sos que los ubi­can por de­ba­jo de la lí­nea de po­bre­za. Son 64.747 que es­tán en esa si­tua­ción.

Eso quie­re de­cir que la po­bre­za es­tá más ex­ten­di­da en­tre esa po­bla­ción que en el pro­me­dio del país ( don­de 8,3% se ubi­ca de­ba­jo de esa lí­nea).

Si se ana­li­za l a dis­tri­bu­ción por de­ci­les de in­gre­sos, se ob­ser­va una ma­yor pro­por­ción de afro­des­cen­dien­tes en los pri­me­ros de­ci­les (los más “po­bres”): 20% se en­cuen­tra en el pri­me­ro, 15% en el se­gun­do y 13% en el ter­ce­ro. Del otro la­do, so­lo 3% per­te­ne­ce al de­cil más al­to (los más “ri­cos”).

En cuan­to al em­pleo, esa po­bla­ción tam­bién es­tá peor que el res­to. El des­em­pleo en­tre los afro­des­cen­dien­tes fue 11% el año pa­sa­do (fren­te a 8% pa­ra el pro­me­dio).

El 31 de oc­tu­bre i nves­ti­ga­do­res del Ban­co Mun­dial ( BM) jun­to a la Ofi­ci­na de Pla­nea­mien­to y Pre­su­pues­to pre­sen­ta­ron el in­for­me Afro­des­cen­dien­tes en Amé­ri­ca La­ti­na: Ha­cia un mar­co de in­clu­sión, que in­clu­ye dis­tin­tas es­ta­dís­ti­cas so­bre esa co­mu­ni­dad en la re­gión. Con res­pec­to al mer­ca­do la­bo­ral, se­ña­la que en Uru­guay “la pro­ba­bi­li­dad de la­bo­rar en el sec­tor in­for­mal es al­re­de­dor de 3% ma­yor pa­ra los tra­ba­ja­do­res afro­des­cen­dien­tes”.

Em­pleo e i ngre­sos. Se­gún el sec­tor de ac­ti­vi­dad en el que tra­ba­jan, se cons­ta­ta cier­to ses­go a aque­llas me­nos re­mu­ne­ra­das. Si bien la dis­tri­bu­ción en­tre las prin­ci­pa­les ra­mas es si­mi­lar al del to­tal de la po­bla­ción, en la que tie­nen ma­yor par­ti­ci­pa­ción es en la cons­truc­ción (don­de al­can­zan el 12% de los ocu­pa­dos), mien­tras que la me­nor es en el ru­bro de in­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra (no lle­gan a 5%).

A su vez, el in­gre­so me­dio de los que se de­fi­nie­ron con as­cen­den­cia “afro o ne­gra” fue de $ 16.740, cuan­do el pro­me­dio de la po­bla­ción del país as­cen­dió a $ 23.690. Al ob­ser­var los má­xi­mos in­gre­sos de­cla­ra­dos por mes, el de la po­bla­ción afro ($ 419.000) fue ca­si sie­te ve­ces me­nor al de­cla­ra­do por los de des­cen­den­cia blan­ca ($ 2.870.000).

Re­si­den­cia. La mi­tad de la po­bla­ción afro que vi­ve en Mon­te­vi­deo lo ha­ce en los Cen­tros Co­mu­na­les Zo­na­les lin­dan­tes con los de­par­ta­men­tos de San Jo­sé y Ca­ne­lo­nes, que a su vez son los que tie­nen los peo­res in­di­ca­do­res so­cio­eco­nó­mi­cos. Por el otro la­do, so­lo el 5% re­si­de en los ba­rrios cos­te­ros com­pren­di­dos en­tre Pun­ta Ca­rre­tas y Ca­rras­co.

Es­ta se­gre­ga­ción te­rri­to­rial pue­de es­tar de­nun­cian­do una dis­cri­mi­na­ción es­truc­tu­ral, que se­gún el in­for­me del BM se pro­fun­di­zó en la úl­ti­ma dé­ca­da en al­gu­nos as­pec­tos. La edu­ca­ción se con­si­de­ra un ins­tru­men­to fun­da­men­tal pa­ra lo­grar es­ca­lar so­cial y eco­nó­mi­ca­men­te, y es allí don­de se­ña­la un de­te­rio­ro en Uru­guay. Las ci­fras pre­sen­ta­das in­di­can que la pro­ba­bi­li­dad de una per­so­na afro­des­cen­dien­te de ter­mi­nar el ni­vel se­cun­da­rio en­tre 2005 y 2015 era 24% me­nor al de una de ra­za blan­ca con si­mi­la­res con­di­cio­nes so­cio­eco­nó­mi­cas, de edad y gé­ne­ro. Es un va­lor ma­yor al de la dé­ca­da an­te­rior, cuan­do esa pro­ba­bi­li­dad era de 19%.

El in­for­me des­ta­ca que “la dis­cri­mi­na­ción es res­pon­sa­ble de la mi­tad de la bre­cha sa­la­rial pa­ra los hom­bres y 20% pa­ra las mu­je­res”, una si­tua­ción que “tie­ne efec­tos más pro­fun­dos en­tre los tra­ba­ja­do­res más po­bres y me­nos edu­ca­dos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.