Con mu­ros ca­da vez más al­tos” ob­te­ni­das me­dian­te la ex­plo­ta­ción

Fren­team­plis­tas, pe­ro “la co­yun­tu­ra no es la más fa­vo­ra­ble” pa­ra que un co­mu­nis­ta lle­gue a ser pre­si­den­te

Búsqueda - - INFORMACIÓN NACIONAL -

no es­tar de acuer­do con los de­más, pe­ro tie­ne un pro­yec­to. To­dos los can­di­da­tos, Da­niel Mar­tí­nez, Ca­ro­li­na Cosse y Ma­rio Ber­ga­ra, tie­nen pro­yec­to po­lí­ti­co de país. No es el nues­tro, no es el que qui­sié­ra­mos los co­mu­nis­tas.

El pro­yec­to po­lí­ti­co que van a te­ner que lle­var ade­lan­te es el que desa­rro­lle­mos los fren­team­plis­tas. Ca­da uno tie­ne un per­fil pro­pio y si a eso es a lo que se re­fie­ren, me in­clino por el que tie­ne Ós­car An­dra­de.

— ¿ An­dra­de pue­de ga­nar una elec­ción na­cio­nal?

—Ahí em­pie­zan las va­lo­ra­cio­nes fu­tu­ris­tas en las que no voy a en­trar por­que no soy im­par­cial en ello. Que yo di­ga que es el me­jor can­di­da­to y que lo me­jor que le pue­de pa­sar al país es que An­dra­de ga­ne la elec­ción, no quie­re de­cir que pon­ga las ma­nos en el fue­go con que la ma­yo­ría es­tá ga­na­da. Es­ti­ma­mos que una por­ción muy gran­de del pue­blo, de la cla­se tra­ba­ja­do­ra, se iden­ti­fi­ca con él, pe­ro hay mu­chos ele­men­tos más que jue­gan. Y el com­por­ta­mien­to elec­to­ral es una co­sa muy dis­tin­ta. En es­te es­ce­na­rio, que sea el me­jor can­di­da­to no me da cer­te­zas de que sea el ga­na­dor en las elec­cio­nes.

— ¿Qué res­pon­de a los que di­cen que un co­mu­nis­ta no pue­de ga­nar una elec­ción en Uru­guay?

— Es un desafío im­por­tan­te. ¿Qué res­pon­do? Aque­llo que he leí­do de Eduar­do Ga­leano: la uto­pía, en to­do ca­so, sir­ve pa­ra ca­mi­nar. Ten­go el sue­ño de que en al­gún mo­men­to, tal vez, nues­tro pue­blo pue­da asu­mir que un co­mu­nis­ta pue­de te­ner res­pon­sa­bi­li­da­des de ese ti­po. ¿Por qué no?

— ¿Es­tán cer­ca esas con­di­cio­nes?

— No, la co­yun­tu­ra no es la más fa­vo­ra­ble. No es­ta­mos en un con­tex­to muy fá­cil. Eso es ver­dad. Pe­ro sí son vá­li­das nues­tras ideas: el mun­do si­gue sin re­sol­ver las di­fi­cul­ta­des que ge­ne­ra el sis­te­ma ca­pi­ta­lis­ta.

— ¿La so­cie­dad uru­gua­ya, en­ton­ces, no es­tá en con­di­cio­nes de dar­le la po­si­bi­li­dad de di­ri­gir el país a un co­mu­nis­ta?

— Pa­re­ce di­fí­cil.

— ¿Y en­ton­ces un éxi­to de An­dra­de en la in­ter­na del Fren­te Am­plio no pon­dría en ries­go el triun­fo en las na­cio­na­les?

— No­so­tros no que­re­mos una vic­to­ria a lo Pi­rro. Pa­ra los co­mu­nis­tas, el ob­je­ti­vo cen­tral es que el Fren­te Am­plio ob­ten­ga el cuar­to go­bierno en 2019. To­do lo de­más de­be con­tri­buir a ese ob­je­ti­vo. No va a ser fá­cil. Es en ese con­tex­to que pro­pu­si­mos la idea.

— ¿ An­dra­de lle­ga a un elec­to­ra­do que no l ogran al­can­zar l os otros can­di­da­tos?

— Es­tá cla­ro que no­so­tros no des­cui­da­mos la in­ci­den­cia que tie­nen las ba­ses en el Fren­te Am­plio. Al me­nos, co­lo­ca­mos allí un pun­to que tie­ne que es­tar abier­to al de­ba­te: hay que dar se­ña­les y ti­rar la­zos con las ba­ses con­ti­nua­men­te, por­que no­so­tros re­co­ge­mos, y tam­bién otros com­pa­ñe­ros, enojos de las ba­ses con las de­ci­sio­nes que to­ma­mos los di­ri­gen­tes y go­ber­nan­tes. Soy cons­cien­te de los va­lo­res que de­fien­do, es­toy fir­me en las po­si­cio­nes del Par­ti­do Co­mu­nis­ta y eso no me ha­ce rom­per con la­zos fra­ter­nos con com­pa­ñe­ros del Fren­te Am­plio. Y eso ha si­do mal­tra­ta­do en los úl­ti­mos años.

— ¿ Quié­nes ha­cen eso?

— Los hay. Nin­gún com­pa­ñe­ro t i ene que es­pe­rar a leer Bús­que­da pa­ra sa­ber l o que pien­san los co­mu­nis­tas, por­que ya lo di­ji­mos en to­dos los ám­bi­tos in­ter­nos. Yo me crie en un es­ce­na­rio don­de to­dos se pe­lea­ban pa­ra apor­tar, pa­ra dar el úl­ti­mo es­fuer­zo; aho­ra el vo­to 50 ca­si siem­pre es pa­ra la di­si­den­cia. Y esa ac­ti­tud va ro­tan­do.

— El Par­ti­do Co­mu­nis­ta no vo­tó la Ley de Edu­ca­ción en 2008 y aho­ra plan­tea crí­ti­cas al in­gre­so de tro­pas de Es­ta­dos Uni­dos

— Sí, des­pués de ha­ber ago­ta­do to­dos l os pro­ce­sos de dis­cu­sión in­ter­na en los or­ga­nis­mos po­lí­ti­cos del Fren­te Am­plio. El fi­nal fe­liz es que se re­suel­va es­ta con- tra­dic­ción. No fui­mos a ha­blar en to­dos los ca­na­les con­tra al­gún com­pa­ñe­ro, por­que quien man­dó ese pro­yec­to tam­bién es un com­pa­ñe­ro fren­team­plis­ta. Pe­ro en es­to de Es­ta­dos Uni­dos te­ne­mos opi­nio­nes dis­tin­tas. To­dos sa­bían an­tes que los co­mu­nis­tas pen­sa­mos así. ¿Por qué no se nos avi­só?

— El pre­si­den­te del Fren­te Am­plio, Ja­vier Mi­ran­da, le pi­dió ayu­da pa­ra re­sol­ver la si- tua­ción de Sen­dic jus­ta­men­te por có­mo es­tá afec­tan­do la uni­dad in­ter­na. ¿Qué se pue­de es­pe­rar que su­ce­da?

— Es­pe­ra­mos lle­gar a la elec­ción con el te­ma so­lu­cio­na­do.

— ¿Y cuál es la so­lu­ción?

—Aquí hay va­rias eta- pas. A no­so­tros nos ha­ce muy mal creer que to­do de­be ha­cer­se pú­bli­co. Ese es un gran error de la iz­quier­da. Me­nos en un te­ma tan sen­si­ble co­mo es­te que tie­ne ex­pec­tan­tes a to­dos los fren­team­plis­tas. Nun­ca ne­gué que hu­bo una en­tre­vis­ta con Mi­ran­da, me pi­dió una reunión preo­cu­pa­do por es­te te­ma. En­tre los dos vi­mos que se­ría bueno con­vo­car a Pepe y ese mis­mo día nos reuni­mos pa­ra bus­car una sa­li­da. Y la sa­li­da es con los pro­pios in­vo­lu­cra­dos: es con la 711 y es con Raúl tam­bién. No po­de­mos re­sol­ver por en­ci­ma de la 711, pe­ro hay que re­sol­ver en los or­ga­nis­mos del Fren­te Am­plio.

— La 711 y Sen­dic han ma­ni­fes­ta­do pú­bli­ca­men­te que van a par­ti­ci­par en las elec­cio­nes del 2019.

—Va­mos a ver. Ese rol que se nos pi­dió to­da­vía no lo pu­di­mos con­cre­tar por­que Raúl no ha es­ta­do en el país, pe­ro te­ne­mos pre­vis­to te­ner una con­ver­sa­ción en los pró­xi­mos días. La idea es lle­gar con una pro­pues­ta de sa­li­da y que el Ple­na­rio to­me una de­ci­sión sin rom­per. Si no­so­tros le pa­sa­mos la má­qui­na por arri­ba, es­ta­ría­mos de­ci­dien­do lo que la ma­yo­ría de fren­team­plis­tas quie­re sin te­ner en cuen­ta lo que Raúl pien­sa. No es ese el ca­mino desea­do.

— El día que re­nun­ció Sen­dic, el Fren­te Am­plio ha­bía lle­ga­do a un acuer­do pa­ra san­cio­nar­lo pe­ro no in­ha­bi­li­tar­lo. ¿Es po­si­ble re­to­mar el acuer­do?

— Es una de las po­si­bi­li­da­des, pe­ro no sé si hoy co­rre con chan­ces. De ce­ro no par­ti­mos, es ver­dad. Pe­ro no es me­nos cier­to que hoy te­ne­mos pos­tu­ras to­tal­men­te con­tra­rias. Hay quie­nes pre­fe­ri­rían de­jar es­to quie­to y no ha­cer na­da — que no es so­lo la 711—, y otros que quie­ren ir a los bi­fes

Juan Cas­ti­llo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.