Su “mal di­se­ño” y la fal­ta de “com­pro­mi­so” pa­ra ata­car el pro­ble­ma fis­cal hi­zo fra­ca­sar la “re­gla” del Fren­te Am­plio

Tres pre­mios y dos men­cio­nes de la Aca­de­mia de Eco­no­mía a tra­ba­jos so­bre “con­sen­sos cla­ve”

Búsqueda - - ECONOMÍA -

La si­tua­ción fis­cal ac­tual es uno de los “ma­yo­res el emen­tos de preo­cu­pa­ción” en lo ma­cro­eco­nó­mi­co, en un mo­men­to don­de Uru­guay es­tá vien­do có­mo las con­di­cio­nes ex­ter­nas “em­pie­zan a en­du­re­cer­se”. Ade­más, el gas­to pú­bli­co se ha com­por­ta­do his­tó­ri­ca­men­te de ma­ne­ra pro­cí­cli­ca, lo que le im­pi­de ju­gar su pa­pel es­ta­bi­li­za­dor en la eco­no­mía. To­do es­to, su­ma­do a una ex­pe­rien­cia “am­plia­men­te va­li­da­da” en va­rios paí­ses, jus­ti­fi­ca la adop­ción de una re­gla fis­cal aso­cia­da al ci­clo eco­nó­mi­co, plan­tea el tra­ba­jo ga­na­dor de la edi­ción de es­te año del Pre­mio de la Aca­de­mia Na­cio­nal de Eco­no­mía (Ade­co).

Ju­lián Bar­quín y Ma­ría Paz Zu­fria­te­gui, los au­to­res, se­ña­lan eso co­mo al­ter­na­ti­va al ac­tual lí­mi­te al au­men­to del en­deu­da­mien­to pre­vis­to en la Ley 17.947 que des­de el pri­mer go­bierno del Fren­te Am­plio ope­ra in­di­rec­ta­men­te co­mo to­pe al gas­to. Las su­ce­si­vas mo­di­fi­ca­cio­nes que tu­vo esa nor­ma mues­tran que “hay con­cien­cia del pro­ble­ma”, pe­ro fal­ta “com­pro­mi­so pa­ra afron­tar­lo”. Y con­si­de­ran que su “mal di­se­ño” con­tri­bu­yó a su fra­ca­so co­mo me­ca­nis­mo de cons­tric­ción fis­cal, en el en­ten­di­do de que “no es acon­se­ja­ble” una cláu­su­la de es­ca­pe “en blan­co” — la po­si­bi­li­dad de in­cre­men­tar la deu­da más allá del to­pe an­te si­tua­cio­nes ex­tra­or­di­na­rias no es­pe­ci­fi­ca­das.

Ayer miér­co­les 7 l a Ade­co — una ins­ti­tu­ción que pro­mue­ve la in­ves­ti­ga­ción so­bre la rea­li­dad eco­nó­mi­ca na­cio­nal— otor­gó un se­gun­do y ter­cer pre­mio, ade­más de dos men­cio­nes, re­fe­ri­dos a otras te­má­ti­cas.

En el tra­ba­jo que lo­gró el se­gun­do pues­to, Lu­ciano Mag­ní­fi­co y Jo­sé Luis Cur­be­lo sos­tie­nen que “da­da la co­yun­tu­ra in­ter­na­cio­nal ac­tual, con la in­cer­ti­dum­bre im­pe­ran­te por el com­por­ta­mien­to de las na­cio­nes do­mi­nan­tes del co­mer­cio in­ter­na­cio­nal de las úl­ti­mas dé­ca­das, es cla­ve que eco­no­mías co­mo la uru­gua­ya den un pa­so ade­lan­te y as­pi­ren a la con­cre­ción de acuer­dos am­plios con so­cios di­ver­sos”. En ese sen­ti­do, abo­gan por una “mo­di­fi­ca­ción drás­ti­ca” de al­gu­nas con­di­cio­nes del Mer­co­sur, en par­ti­cu­lar, aque­lla que im­pi­de la ne­go­cia­ción de acuer­dos bi­la­te­ra­les con paí­ses de fue­ra del blo­que.

Ál­va­ro Pe­rei­ra Ra­me­la, au­tor del tra­ba­jo que ob­tu­vo el ter­cer pre­mio, alu­de a una bús­que­da de con­sen­sos en torno al rol del agro —y en par­ti­cu­lar la pro­duc­ción de ali­men­tos— en la so­cie­dad y eco­no­mía na­cio­nal.

Die­go Mar­tí­nez y Da­río Vec­chio sos­tie­nen en su tra­ba­jo, dis­tin­gui­do con una men­ción, que ur­ge una re­for­ma edu­ca­ti­va. Plan­tean un mo­de­lo en el cual un “acuer­do en­tre los dos sec­to­res ( aper­tu­ris­tas y bie­nes­ta­ris­tas) es po­si­ble, y es el me­jor ca­mino al desa­rro­llo sos­te­ni­ble” del país.

El otro tra­ba­jo re­co­no­ci­do con una men­ción alu­de a la bús­que­da de con­sen­sos, en es­te ca­so en torno a una “in­elu­di­ble” re­for­ma de la se­gu­ri­dad so­cial “que evi­te las con­se­cuen­cias de un co­lap­so de­fi­ni­ti­vo y lo­gre en­ca­mi­nar” su sos­te­ni­bi­li­dad. Los au­to­res, Ana San­ta­na e Ig­na­cio Gon­zá­lez, pro­po­nen dos mo­de­los al­ter­na­ti­vos al ac­tual; uno con­ci­be una fle­xi­bi­li­dad en la de­ter­mi­na­ción de la edad ju­bi­la­to­ria. Ba­jo ese es­que­ma, es­ti­man que se pos­ter­ga­ría la can­ti­dad de re­ti­ros y, co­mo con­se­cuen­cia, que au­men­ten los años de ser­vi­cio. De es­ta ma­ne­ra, ha­bría un i ncre­men­to con­si­de­ra­ble en la po­bla­ción eco­nó­mi­ca­men­te ac­ti­va, lo cual im­pli­ca­ría un au­men­to de los in­gre­sos y una re­duc­ción del nú­me­ro de pa­si­vi­da­des.

El se­gun­do mo­de­lo al­ter­na­ti­vo pro­pues­to por los au­to­res es una mo­di­fi­ca­ción pro­gre­si­va del sis­te­ma ac­tual que tien­da ca­da vez más a la ca­pi­ta­li­za­ción in­di­vi­dual a tra­vés de las AFAP u otro ac­tor pri­va­do, si­mi­lar al que se apli­ca en Ho­lan­da. En es­te es­que­ma, el sis­te­ma pre­vi­sio­nal ase­gu­ra­ría una pen­sión pú­bli­ca de un va­lor que ar­bi­tre de acuer­do al sa­la­rio mí­ni­mo del mo­men­to a to­dos quie­nes cum­plan las con­di­cio­nes de ele­gi­bi­li­dad. Por otro la­do, los co­ti­zan­tes ten­drían la po­si­bi­li­dad de, vo­lun­ta­ria­men­te, ha­cer uso de un sis­te­ma pre­vi­sio­nal pri­va­do que les apor­te una ren­ta com­ple­men­ta­ria de di­fe­ren­tes for­mas.

El con­cur­so anual de la Ade­co se rea­li­za en­tre eco­no­mis­tas o con­ta­do­res que ha­yan ob­te­ni­do su tí­tu­lo des­pués de 2013, o es­tén cur­san­do los úl­ti­mos años de di­chas ca­rre­ras. La edi­ción de 2018 con­vo­có a pre­sen­tar tra­ba­jos so­bre la bús­que­da de “con­sen­sos cla­ve”.

Re­gla fis­cal.

Pa­ra l os au­to­res del tra­ba­jo que ob­tu­vo el pri­mer pre­mio, una ver­da­de­ra re­gla “per­mi­te co­rre­gir los in­cen­ti­vos de cor­to pla­zo, fa­vo­re­cien­do la co­la­bo­ra­ción en el tiem­po en­tre los go­bier­nos de turno y lo­grar una po­lí­ti­ca fis­cal sos­te­ni­ble y que cum­pla con su rol es­ta­bi­li­za­dor”.

Pro­po­nen mi­rar la ex­pe­rien­cia de Chi­le, que apli­ca des­de 2001 una re­gla de ba­lan­ce es­truc­tu­ral en la que los in­gre­sos se co­rri­gen se­gún el ci­clo eco­nó­mi­co.

Co­mo par­te de su tra­ba­jo re­dac­ta­ron un “pro­yec­to de ley de res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal” ba­sa­do en una ini­cia­ti­va pre­sen­ta­da por la ban­ca­da co­lo­ra­da en 2010, que no lle­gó a tra­tar­se. Por­po­nen que la di­fe­ren­cia en­tre in­gre­sos y gas­tos no po­drá ser in­fe­rior al re­sul­ta­do es­truc­tu­ral ob­je­ti­vo es­ta­ble­ci­do pa­ra ca­da ejer­ci­cio eco­nó­mi­co y plan­tean crear una Co­mi­sión de Ase­so­ra­mien­to Fis­cal con sie­te ex­per­tos in­de­pen­dien­tes pa­ra de­fi­nir el ba­lan­ce cí­cli­ca­men­te ajus­ta­do.

La re­gla po­dría ser de­ja­da en sus­pen­so an­te si­tua­cio­nes de emer­gen­cia ta­les co­mo gue­rras, desas­tres na­tu­ra­les, cri­sis eco­nó­mi­cas de gran en­ver­ga­du­ra, por ejem- plo. Tam­bién cuan­do las cir­cuns­tan­cias ma­cro­eco­nó­mi­cas re­quie­ran una po­lí­ti­ca me­nos ex­pan­si­va que la re­que­ri­da por la re­gla, en es­te ca­so con un in­for­me pre­vio de la Co­mi­sión de Ase­so­ra­mien­to Fis­cal a la Asam­blea Ge­ne­ral.

Se­gún la ini­cia­ti­va de Bar­quín y Zu­fria­te­gui, el Po­der Eje­cu­ti­vo po­drá lle­var a ca­bo pro­gra­mas de gas­to co­mo po­lí­ti­ca con­tra­cí­cli­ca. Pro­po­nen crear un fon­do de re­ser­vas pa­ra fi­nan­ciar ese ti­po de po­lí­ti­cas, cons­ti- tui­do con los ex­ce­den­tes que sur­jan del Ba­lan­ce Cí­cli­ca­men­te Ajus­ta­do.

Los au­to­res se­ña­lan que el mo­men­to de im­ple­men­ta­ción de una re­gla de es­te ti­po pue­de ser de­ter­mi­nan­te en su éxi­to; se ne­ce­si­ta un con­tex­to es­ta­ble y sin gran­des des­equi­li­brios. Por ello, pa­ra el ca­so uru­gua­yo “po­dría ne­ce­si­tar­se, an­tes, un sa­nea­mien­to de las cuen­tas fis­ca­les pa­ra, una vez es­té to­do en or­den, im­ple­men­tar­la y al fin man­te­ner­nos en el ca­mino co­rrec­to”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.