Tras 14 años de li­ti­gio, la Cor­te con­fir­mó sen­ten­cias con­tra di­rec­to­res y ge­ren­tes de los ban­cos Mon­te­vi­deo y La Ca­ja Obre­ra, que de­be­rán re­sar­cir a los aho­rris­tas

Búsqueda - - PORTADA - Es­cri­be Vic­to­ria Fer­nán­dez

Tras 14 años de li­ti­gio, l a Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia ( SCJ) pu­so fin a la dispu­ta en­tre el Ban­co Cen­tral ( BCU) y los ban­cos Mon­te­vi­deo y La Ca­ja Obre­ra y con­fir­mó las sen­ten­cias que con­de­na­ron a los di­rec­to­res y ge­ren­tes de esas ins­ti­tu­cio­nes a re­sar­cir a los aho­rris­tas que per­die­ron sus de­pó­si­tos en 2002.

El BCU ini­ció en 2004 un jui­cio ci­vil con­tra los di­rec­to­res y res­pon­sa­bles de am­bas en­ti­da­des fi­nan­cie­ras, que fue­ron li­qui­da­das du­ran­te la cri­sis eco­nó­mi­ca que afec­tó al país a prin­ci­pios de si­glo.

La de­man­da, que se pre­sen­tó en nom­bre de l os aho­rris­tas, ale­gó que los di­rec­to­res de los ban­cos “fue­ron di­rec­ta­men­te res­pon­sa­bles de ac­tos in­ten­cio­na­les que pro­vo­ca­ron un per­jui­cio a las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras” y so­li­ci­tó que se con­de­na­ra a los di­rec­ti­vos y a las em­pre­sas que fue­ron usa­das pa­ra des­viar el pa­tri­mo­nio de los res­pon­sa­bles de las ma­nio­bras.

En 2014, el BCU ob­tu­vo un fa­llo fa­vo­ra­ble en pri­me­ra i ns­tan­cia. Los her­ma­nos Juan, Dan­te y Jor­ge Pei­rano, Ma­rio San Cristóbal, Juan Do­min­go Rat­ti y otros ex­ge­ren­tes y per­so­nal je­rár­qui­co de las ins­ti­tu­cio­nes fue­ron con­de­na­dos a de­vol­ver US$ 340 mi­llo­nes.

Tam­bién se con­de­nó a las so­cie­da­des Tra­de and Com­mer­ce Bank, Ve­lox In­ves­ti­ment Com­pany y Ban­co Ve­lox S. A., en­tre otras.

Los con­de­na­dos ape­la­ron, y en 2016 el Tri­bu­nal de Ape­la­cio­nes Ci­vil de 1er turno con­fir­mó par­cial­men­te la de­man­da. Exo­ne­ró a al­gu­nos res­pon­sa­bles y so­cie­da­des, pe­ro man­tu­vo la con­de­na con­tra la ma­yo­ría de los in­vo­lu­cra­dos.

Los her­ma­nos Pei­rano y otros con­de­na­dos vol­vie­ron a ape­lar, y el ca­so lle­gó a la SCJ.

Uno de l os prin­ci­pa­les cues­tio­na­mien­tos de los ban­que­ros fue que el BCU no te­nía le­gi­ti­mi­dad pa­ra pre­sen­tar la de­man­da, ya que no re­cla­ma­ba na­da pa­ra sí mis­mo, sino que bus­ca­ba re­cu­pe­rar di­ne­ro pa­ra de­vol­ver­lo a los aho­rris­tas.

En una sen­ten­cia del 1º de no­viem­bre, a la que ac­ce­dió Bús­que­da, la Cor­te re­cha­zó to­dos los re­cur­sos de ca­sa­ción y con­fir­mó la sen­ten­cia de se­gun­da ins­tan­cia.

En pri­mer lu­gar, los mi­nis­tros afir­ma­ron que el BCU es­ta­ba le­gi­ti­ma­do pa­ra pre­sen­tar el re­cla­mo y que el ar­gu­men­to en con­tra­rio ca­re­cía “por com­ple­to de sen­ti­do”.

En su re­cur­so los her­ma­nos Pei­rano ale­ga­ron tam­bién que no exis­tía prue­ba que “iden­ti­fi­que los da­ños pre­ten­di­dos”. Sin em­bar­go, los mi­nis­tros di­je­ron que ese y otros cues­tio­na­mien­tos no eran re­vi­sa­bles en ca­sa­ción.

La de­ci­sión aho­ra es de­fi­ni­ti­va y los con­de­na­dos de­be­rán aca­tar el fa­llo del tri­bu­nal. De to- dos mo­dos, el di­ne­ro que ten­drán que pa­gar aún es­tá por de­fi­nir­se, ya que el tri­bu­nal de ape­la­cio­nes re­vo­có el mon­to de la con­de­na de pri­me­ra ins­tan­cia y dis­pu­so que se de­ter­mi­ne por la vía del ar­tícu­lo 378 del Código Ge­ne­ral del Pro­ce­so, que es­ta­ble­ce que de­be rea­li­zar­se un jui­cio de li­qui­da­ción pa­ra es­ta­ble­cer los mon­tos exac­tos que co­rres­pon­de abo­nar a los aho­rris­tas.

En ma­yo del año pa­sa­do, l a SCJ con­fir­mó l a con­de­na pe­nal con­tra tres i nte­gran­tes de l a fa­mi­lia Pei­rano ( Jo­sé, Jor­ge y Dan­te), que f ue­ron pro­ce­sa­dos en agos­to de 2002 y es­tu­vie­ron cer­ca de cin­co años en pri­sión ( Bús­que­da N º 1.918). Aún per­ma­ne­ce vi­gen­te el jui­cio pe­nal con­tra Juan Pei­rano, con­si­de­ra­do el “ce­re­bro” del gru­po, y que ac­tual­men­te es­tá re­que­ri­do por la Jus­ti­cia ar­gen­ti­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.