Nue­vo Con­se­jo Di­rec­ti­vo de la Uni­ver­si­dad en­ca­be­za­do por Arim: “Ami­ga­ble” pa­ra im­pul­sar trans­for­ma­cio­nes, con “re­no­va­ción ge­ne­ra­cio­nal” y más mu­je­res

Búsqueda - - PORTADA -

Más de 70 do­cen­tes de la Uni­ver­si­dad de la Re­pú­bli­ca ( Ude­lar) fir­ma­ron el 1º de agos­to una car­ta en apo­yo al pro­fe­sor Ro­dri­go Arim, quien aún no ha­bía de­ci­di­do su can­di­da­tu­ra a rec­tor. En la mi­si­va, apo­ya­da por va­rios de­ca­nos, plan­tea­ban la ur­gen­cia de “tra­ba­jar so­bre la ba­se de pro­pues­tas y acuer­dos só­li­dos, que inau­gu­ren un nue­vo pe­río­do de trans­for­ma­cio­nes y que con­vo­quen el es­fuer­zo y la crea­ti­vi­dad de la Uni­ver­si­dad en­te­ra”. Pa­ra ello el rec­tor de una di­rec­ción co­lec­ti­va ba­sa­da en el co­go­bierno “de­be pro­mo­ver el de­ba­te, cons­truir equi­pos y ge­ne­rar un clima de tra­ba­jo cons­truc­ti­vo que per­mi­ta con­cre­tar las me­tas pro­pues­tas”. Se­gún los do­cen­tes, en sus ocho años co­mo de­cano de la Fa­cul­tad de Cien­cias Eco­nó­mi­cas, Arim im­pul­só una se­rie de cam­bios — del plan de es­tu­dio, de des­cen­tra­li­za­ción y de “im­pul­so de­ci­di­do” a la in­ves­ti­ga­ción— que hoy bus­ca ex­ten­der a to­da la ins­ti­tu­ción.

Cuen­ta el rec­tor elec­to que esos apo­yos re­sul­ta­ron “de­ter­mi­nan­tes” pa­ra im­pul­sar su can­di­da­tu­ra. Y es que Arim en­tien­de que du­ran­te el rec­to­ra­do de su an­te­ce­sor Ro­ber­to Mar­ka­rian la uni­ver­si­dad que­dó “bas­tan­te blo­quea­da” en dis­cu­sio­nes es­tra­té­gi­cas que no su­po des­tra­bar y com­pro­me­tie­ron la ges­tión, se­gún di­jo a Bús­que­da.

La acu­mu­la­ción de esos r es­pal­dos, más los de quie­nes vo­ta­ron por Arim en la re­cien­te elec­ción del rec­to­ra­do, tam­bién se re­fle­ja en la nue­va con­for­ma­ción del Con­se­jo Di­rec­ti­vo Cen­tral ( CDC) de la Ude­lar, el má­xi­mo ór­gano de de­ci­sión po­lí­ti­ca, que ter­mi­nó de per­fi­lar­se en la úl­ti­ma se­sión del mar­tes 27. Esa re­no­va­ción in­clu­ye a los nue­ve de­le­ga­dos de los tres ór­de­nes (es­tu­dian­tes, egre­sa­dos y do­cen­tes) y a un nú­me­ro im­por­tan­te de de­ca­nos.

Tras es­te pro­ce­so de re­cam­bio se ha ge­ne­ra­do “un es­pa­cio ami­ga­ble en el CDC” pa­ra i mpul­sar l as t rans­for­ma­cio­nes pro­gra­má­ti­cas, ase­gu­ra­ron a Bús­que­da va­rios in­te­grant es del cuer­po. En l a agen­da figura la re­for­ma de la ley or­gá­ni­ca de la ins­ti­tu­ción apro­ba­da en 1958, un cam­bio de la es­truc­tu­ra aca­dé­mi­ca y un “nue­vo im­pul­so y di­rec­ción al pro­ce­so de re­gio­na­li­za­ción”, en­tre otros pun­tos.

El CDC es­tá in­te­gra­do por el rec­tor, un de­le­ga­do ele­gi­do por ca­da Con­se­jo de fa­cul­tad e ins­ti­tu­to o ser­vi­cio asi­mi­la­do a fa­cul­tad, y nue­ve miem­bros de­sig­na­dos por la Asam­blea Ge­ne­ral del Claus­tro, re­pre­sen­tan­do a los ór­de­nes de egre­sa­dos, do­cen­tes y es­tu­dian­tes. De los tres ór­de­nes, en el de do­cen­tes fue en el que Arim hi­zo la di­fe­ren­cia que le per­mi­tió ser rec­tor.

“Am­bien­te fa­vo­ra­ble”. En es­tos úl­ti­mos me­ses va­rios ser­vi­cios uni­ver­si­ta­rios cam­bia­ron sus de­ca­nos y eso de­ri­vó en una “fe­mi­ni­za­ción” del ór­gano “rec­tor” de la ins­ti­tu­ción. Es el ca­so del área so­cial y ar­tís­ti­ca, don­de asu­mie­ron o se dis­po­nen a ha­cer­lo Ana Fre­ga en sus­ti­tu- ción de Ál­va­ro Ri­co ( Hu­ma­ni­da­des), Car­men Mi­da­glia en lu­gar de Pi­ñei­ro ( Cien­cias So­cia­les) y Cris­ti­na Man­ga­re­lli por Juan An­drés Ra­mí­rez (De­re­cho).

Asi­mis­mo, el CDC tam­bién re­gis­tra cier­to re­cam­bio ge­ne­ra­cio­nal con el in­gre­so en es­tos úl­ti­mos tiem­pos de al­gu­nos de­ca­nos del en­torno de los 45 a 55 años de edad, co­mo es el ca­so de Mar­ce­lo Dan­za ( Ar­qui­tec­tu­ra), Jor­ge Xa­vier ( Cien­cias Eco­nó­mi­cas), Jo­sé Piag­gio ( Ve­ter­nia­ria) o Fer­nan­do Mi­ran­da ( Be­llas Ar­tes). El pro­pio rec­tor ( 46 años) sim­bo­li­za esa re­no­va­ción, apun­tó Gre­gory Ran­dall, de­le­ga­do do­cen­te en el CDC. De he­cho, Arim se con­vir­tió el 10 de oc­tu­bre en el rec­tor más jo­ven desde Ós­car Mag­gio­lo (1966-1972), quien pla­ni­fi­có el mo­de­lo mo­derno de la Uni­ver­si­dad.

El per f i l pr ofe s i o - nal de Arim se re­la­cio­na más con los es­tu­dios so­cia­les de l a eco­no­mía, por lo que hay tam­bién “un cam­bio dis­ci­pli­na­rio” en re­la­ción con los rec­to­res an­te­rio­res, ob­ser­vó el de­cano de Be­llas Ar­tes. Mi­ran­da de­tec­tó ade­más “un am­bien­te fa­vo­ra­ble” en el CDC pa­ra dar “go­ber­na­bi­li­dad” y ge­ne­rar “gran­des acuer­dos” so­bre las lí­neas pro­gra­má­ti­cas.

Ran­dall, ex­pro­rrec­tor de In­ves­ti­ga­ción, des­cri­bió un ór­gano de di­rec­ción “pro­fun­da­men­te re­no­va­do” y que “ex­pre­sa un sen­ti­mien­to de trans­for­ma­ción que hoy pre­va­le­ce en la Uni­ver­si­dad y que ex­pli­ca la elec­ción del nue­vo rec- tor”. A su vez, di­jo, se die­ron elec­cio­nes pa­ra­le­las que mues­tran si­mi­la­res “ten­den­cias” y que re­fle­jan una si­tua­ción po­lí­ti­ca dis­tin­ta a la que se dio años atrás en la ins­ti­tu­ción. El ac­tual rec­tor es­tá “me­nos mar­ca­do por los fuer­tes en­fren­ta­mien­tos de ha­ce 10 años”, in­di­có el do­cen­te.

Joa­quín To­le­do, quien asu­mió es­te mar­tes en el CDC co­mo de­le­ga­do por el or­den de egre­sa­dos, di­jo que en las lí­neas ins­ti­tu­cio­na­les no hay “gran­des dis­cre­pan­cias”. Y agre­gó: “En cuan­to a la cohe­sión i ns­ti­tu­cio­nal es­te CDC es más ‘ami­ga­ble’ y sus apo­yos no son cir­cuns­tan­cia­les. Hay una pre­dis­po­si­ción no­to­ria a res­pal­dar las gran­des lí­neas, aun­que eso no im­pli­ca ‘mano de ye­so’ y un to­dos con Ro­dri­go”.

Nue­vo rec­tor tie­ne mar­gen pa­ra “gran­des acuer­dos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.