El sec­tor de Jo­sé Amo­rín de­fien­de la “li­ber­tad” de sus di­ri­gen­tes pa­ra plan­tear “mano du­ra y plo­mo”, por­que des­pués la gen­te es la que eli­ge

“Es­te es un par­ti­do de hom­bres li­bres”, sos­tie­ne el pre­can­di­da­to co­lo­ra­do, que tie­ne en­tre sus mi­li­tan­tes al “Bol­so­na­ro sal­te­ño”

Búsqueda - - INFORMACIÓN NACIONAL - Es­cri­be Da­niel Le­ma

El se­na­dor Ger­mán Cou­tin­ho l l egó desde Sal­to a Mon­te­vi­deo el fin de se­ma­na pa­sa­do y en las pri­me­ras char­las po­lí­ti­cas que tu­vo con sus com­pa­ñe­ros de sec­tor, Uru­guay Batllis­ta, de­bió ha­blar de Pa­blo Per­na.

Per­na es abo­ga­do, ase­sor ju­rí­di­co de la Jun­ta De­par­ta­men­tal de Sal­to, y la se­ma­na pa­sa­da fue no­ti­cia en va­rios me­dios de­bi­do a su lan­za­mien­to co­mo pre­can­di­da­to a dipu­tado por Sal­to. “Mano du­ra y plo­mo” con­tra los de­lin­cuen­tes y “ce­ro lum­pen”, fue­ron dos de los es­ló­ga­nes que uti­li­zó Per­na en el lan­za­mien­to de su cam­pa­ña.

En Mon­te­vi­deo, Cou­tin­ho fue con­sul­ta­do por sus com­pa­ñe­ros de sec­tor, que im­pul­san la can­di­da­tu­ra de Jo­sé Amo­rín, so­bre el al­can­ce de es­tas ex­pre­sio­nes de un di­ri­gen­te que ya tie­ne el mo­te de “el Bol­so­na­ro sal­te­ño”. El se­na­dor y exin­ten­den­te de Sal­to de­fen­dió la “li­ber­tad” que tie­nen las per­so­nas pa­ra ha­cer sus cam­pa­ñas, que se res­pe­ten los “per­fi­les” de ca­da di­ri­gen­te y que la gen­te sea la que de­ci­da.

En ca­da de­par­ta­men­to, el sec­tor Uru­guay Batllis­ta es­tá pre­sen­tan­do los dis­tin­tos pre­can­di­da­tos a dipu­tados que com­pe­ti­rán en las in­ter­nas del año pró­xi­mo. A par­tir del re­sul­ta­do de esa elec­ción, se con­for­ma­rán las lis­tas pa­ra el Par­la­men­to.

Y en esa com­pe­ten­cia que se es­tá dan­do den­tro de Uru­guay Batllis­ta, apa­re­cen di­ri­gen­tes de per­fi­les dis­tin­tos, desde los que re­cla­man “mano du­ra” has­ta quie­nes plan­tean me­jo­rar l as con­di­cio­nes de vi­da en las cár­ce­les.

En el pri­mer gru­po apa­re­cen Pa­blo Per­na de Sal­to y Ia­nek Mudzyk de Mon­te­vi­deo.

Per­na pro­me­tió “mano du­ra” con­tra la de­lin­cuen­cia en su pri­mer ac­to de cam­pa­ña y re­ci­bió al­gu­nas crí­ti­cas en Sal­to. “¡ Qué sen­si­bles que es­ta­mos! Ca­da 22 ho­ras muere un uru­gua­yo víc­ti­ma de ho­mi­ci­dio, ca­da ocho mi­nu­tos hay una ra­pi­ña y yo di­go que la de­lin­cuen­cia se so­lu­cio­na con mano du­ra y plo­mo y la gen­te se sor­pren­de”, di­jo Per­na, se­gún con­sig­nó el dia­rio El País, el sá­ba­do 24.

Una de sus pro­pues­tas es mo­di­fi­car el ar­tícu­lo 26 del Código Pe­nal so­bre le­gí­ti­ma defensa. Per­na sos­tu­vo en la pre­sen­ta­ción de su lis­ta, la 13, que los de­lin­cuen­tes les han “per­di­do el res­pe­to”. “Y ya que te­ne­mos una man­ga de po­lí­ti­cos inep­tos y men­ti­ro­sos, no­so­tros te­ne­mos que de­fen­der­nos. Hoy el lum­pen en­tra a la ca­sa de uno a ro­bar y a ese lum­pen lo ma­tan den­tro y te­ne­mos un gra­ve pro­ble­ma. Por lo tan­to, pen­sa­mos que te­ne­mos que mo­di­fi­car la le­gí­ti­ma defensa y es­ta­ble­cer que a aque­lla per­so­na que en­tra a tu ca­sa a ro­bar, po­der lim­piar­lo, po­der ma­tar­lo”.

Plan­teó ade­más que s e mo­di­fi q u e la l ey 18.315 so­bre Pro­ce­di­mien­to Po­li­cial, pa­ra que el po­li­cía no es­pe­re que el de­lin­cuen­te ti­re pri­me­ro pa­ra uti­li­zar su ar­ma.

Asi­mis­mo, pro­pu­so que se eli­mi­ne la pe­na má­xi­ma y que las con­de­nas se su­men. “El que co­me­te de­li­tos abe­rran­tes que se pu­dra en la cár­cel, ma­yo­res pe­nas. Que el lum­pen an­tes de co­me­ter un de­li­to lo pien­se dos ve­ces, que ter­mi­na en el ce­men­te­rio o que se va a pu­drir en la cár­cel”, di­jo.

Mudzyk, en Mon­te­vi­deo, pro­po­ne ideas pa­re­ci­das. El di­ri­gen­te pre­sen­ta­rá hoy jue­ves su agru­pa­ción, pe­ro ya di­vul­gó un vi­deo en el que afir­ma que se de­be “po­ner mano du­ra en los te­mas de seguridad”.

“Sí al cum­pli­mien­to efec­ti­vo de las pe­nas de l os re­clu­sos. Sí al tra­ba­jo de l os pre­sos en la cár­cel. Sí a la pri­sión per­pe­tua”, di­ce en el vi­deo. Ade­más, plan­tea cam­biar el sis­te­ma eco­nó­mi­co pa­ra “apun­tar a la li­ber­tad”, con “me­nos car­ga tri­bu­ta­ria, me­nos gas­to del Es­ta­do” pa­ra que el “me­diano y pe­que­ño em­pre­sa­rio pue­da cre­cer”.

Una vi­sión di­fe­ren­te tie­nen l os i nte­gran­tes de la 151515, gru­po que en­ca­be­za el ex­dipu­tado Aní­bal Gloodt­dofsky. Re­cor­dan­do a Jor­ge Batlle, de­fi­nió a su sec­tor co­mo “la iz­quier­da li­be­ral, mo­der­na, cu­yo cen­tro de ac­ción es el ciu­da­dano”.

Gloodt­dofsky di­jo que su sec­tor es­tá en con­tra del vo­to obli­ga­to­rio y re­cha­za la ins­ta­la­ción “en las ac­tua­les con­di­cio­nes” de la plan­ta de UPM. En cuan­to a la seguridad, plan­teó que uno de los gran­des pro­ble­mas del país es la si­tua­ción en las cár­ce­les, que son una “ver­güen­za mun­dial”. “No creo en la ca­de­na per­pe­tua, no creo en la pe­na de muer­te”, afir­mó.

Hom­bres l i bres. El sá­ba­do por la no­che, Cou­tin­ho apro­ve­chó la pre­sen­ta­ción de 21 lis­tas pa­ra com­pe­tir en Mon­te­vi­deo pa­ra de­fen­der el de­re­cho a te­ner ideas di­fe­ren­tes.

“Es­te es un par­ti­do de hom­bres li­bres, es­te es un par­ti­do que tie­ne esa ban­de­ra; la 15 es la ban­de­ra del par­ti­do de hom­bres li­bres, la lu­cha de Jor­ge his­tó­ri­ca fue la li­ber­tad. Por eso no­so­tros que­re­mos trans­mi­tir to­da la li­ber­tad pa­ra que to­dos ha­gan la cam­pa­ña que ellos crean que tie­nen que ha­cer. Van a po­ner sus nom­bres a con­si­de­ra­ción, van a ex­po­ner­se an­te la ciu­da­da­nía, les que­re­mos dar to­do el res­pal­do y la li­ber­tad y el per­fil que crean que de­ben te­ner pa­ra que la gen­te los eli­ja”.

El se­na­dor co­men­tó a Bús­que­da que con­ver­só con Per­na res­pec­to a sus pro­pues­tas y ad­mi­tió que po­día te­ner al­gu­na di­fe­ren­cia pun­tual. Sin em­bar­go, el di­ri­gen­te de­fen­dió el de­re­cho que tie­nen to­dos los sec­to­res a pre­sen­tar sus ideas.

El pre­can­di­da­to co­lo­ra­do Jo­sé Amo­rín ana­li­zó du­ran­te el ac­to los nue­vos desafíos que tie­ne el Par­ti­do Co­lo­ra­do. Re­cor­dó que el batllis­mo fue se­ña­la­do co­mo el “es­cu­do de los dé­bi­les” y que en su mo­men­to prio­ri­zó a los tra­ba­ja­do­res. Aho­ra, sin em­bar­go, la prio­ri­dad de­ben ser “dis­tin­tos sec­to­res que es­tán muy mal” y que no es­tán “sin­di­ca­li­za­dos”. Son esos ni­ños que na­cen en ho­ga­res po­bres que si no les da­mos edu­ca­ción no van a te­ner opor­tu­ni­da­des en la vi­da. Los pe­que­ños em­pre­sa­rios que se ven ava­sa­lla­dos por im­pues­tos y que tie­nen mie­do por­que tie­nen una ra­pi­ña un día sí y otro día tam­bién. Son los cien­tos de mi­les de ju­bi­la­dos que ganan $ 11.000 por mes y les cues­ta lle­gar a fin de mes”, enume­ró.

Amo­rín ce­rró el ac­to di­cien­do que es­tá pa­ra “ga­nar la in­ter­na” y que quie­re ser pre­si­den­te pa­ra “cam­biar al Uru­guay”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.