Re­pú­bli­ca AFAP cues­tio­na la “ce­gue­ra” de sus com­pe­ti­do­res

Búsqueda - - ECONOMÍA -

Pa­ra la ad­mi­nis­tra­do­ra de fon­dos pre­vi­sio­na­les (AFAP) de pro­pie­dad es­ta­tal, Re­pú­bli­ca, es “ló­gi­co” que an­te la “ce­gue­ra em­pre­sa­rial” de sus tres com­pe­ti­do­ras pri­va­das, el go­bierno ha­ya re­suel­to to­pear las co­mi­sio­nes que pue­den co­bran a los afi­lia­dos.

Su pre­si­den­te, Luis Cos­ta, di­jo que la le­gis­la­ción pre­vió la exis­ten­cia de una ad­mi­nis­tra­do­ra es­ta­tal “que sir­va de re­fe­ren­cia” al mer­ca­do y se­ña­ló que la em­pre­sa ha lo­gra­do “re­sul­ta­dos po­si­ti­vos con una po­lí­ti­ca de 15 re­ba­jas en la co­mi­sión”.

Bús­que­da lo con­sul­tó lue­go de que, la se­ma­na pa­sa­da, la aso­cia­ción que nu­clea a las pri­va­das Unión­ca­pi­tal, Su­ra e In­te­gra­ción (Ana­fap) pre­sen­ta­ra un aná­li­sis en­car­ga­do al eco­no­mis­ta Lean­dro Zi­pi­tría — es­pe­cia­li­za­do en asun­tos de com­pe­ten­cia— que cri­ti­ca las úl­ti­mas mo­di­fi­ca­cio­nes he­chas por el go­bierno al mer­ca­do de las AFAP. En di­ciem­bre de 2017 una ley to­peó las co­mi­sio­nes que co­bran las ad­mi­nis­tra­do­ras por pres­tar el ser­vi­cio de ges­tión del aho­rro pre­vi­sio­nal in­di­vi­dual — en has­ta 50% de la que co­bre me­nos—, que cons­ti­tu­yen el in­gre­so prin­ci­pal de es­tas em­pre­sas. Esa nor­ma se su­ma a la apro­ba­da en 2013, por la cual se asig­na de ofi­cio la AFAP con me­nor co­mi­sión a aque­llos tra­ba­ja­do­res obli­ga­dos a afi­liar­se, pe­ro que no ha­cen una op­ción.

Re­pú­bli­ca, que per­te­ne­ce al ban­co es­ta­tal del mis­mo nom­bre, al de Pre­vi­sión So­cial (BPS) y al de Se­gu­ros del Es­ta­do, es la más gran­de en can­ti­dad de afi­lia­dos y aho­rros ba­jo ma­ne­jo. Y es la que cobra la me­nor co­mi­sión de ad­mi­nis­tra­ción (0,71% so­bre el suel­do de apor­ta­ción).

“Por có­mo es el ru­bro, hay una preo­cu­pa­ción del go­bierno por re­gu­lar la co­mi­sión. No so­lo en Uru­guay, en Chi­le se obli­ga a que los afi­lia­dos va­yan du­ran­te dos años a l a em­pre­sa con me­nor co­mi­sión. Pe­ro an­te la pa­si­vi­dad em­pre­sa­rial se ha­ce ne­ce­sa­rio to­mar me­di­das que sue­len ser do­lo­ro­sas. Y es ra­zo­na­ble que an­te el fra­ca­so del pri­mer ajus­te, se im­pon­ga un me­ca­nis­mo más fuer­te”, opi­nó Cos­ta. Agre­gó que la co­mi­sión “es un te­ma in­vi­si­ble” pa­ra el afi­lia­do.

“En una si­tua­ción de ce­gue­ra em­pre­sa­rial, con un mer­ca­do que no es trans­pa­ren­te y don­de la in­for­ma­ción no es si­mé­tri­ca, don­de pa­re­ce­ría que se apro­ve­chan de la si­tua­ción con co­mi­sio­nes muy al­tas, la re­gu­la­ción ter­mi­na tomando me­di­das in­gra­tas”, in­sis­tió Cos­ta.

Se­gún el es­tu­dio de Ana­fap, las mo­di­fi­ca­cio­nes nor­ma­ti­vas fo­men­tan la con­cen­tra­ción del mer­ca­do y ha­bi­li­ta a Re­pú­bli- ca AFAP a des­pla­zar­las, si qui­sie­ra, al dar­le “ven­ta­ja al actor do­mi­nan­te” ( Bús­que­da Nº 1.994).

En la pre­sen­ta­ción pú­bli­ca de ese in­for­me, rea­li­za­da el miér­co­les 21, Zi­pi­tría di­jo que la ad­mi­nis­tra­do­ra de pro­pie­dad es­ta­tal “ma­ña­na pue­de co­brar 0,3% y cam­biar el mar­gen de in­gre­sos” a sus com­pe­ti­do­ras. Ad­vir­tió que pe­se a la exis­ten­cia de una nor­ma que sal­va­guar­da la li­bre com­pe­ten­cia, el to­pe “ha­ce po­si­ble des­pla­zar” a la com­pe­ten­cia y “que eso sea le­gal”.

Va­ria­bles cla­ve. Re­pú­bli­ca en­tien­de, ade­más, que los pa­rá­me­tros que los afi­lia­dos de­ben te­ner en cuen­ta res­pec­to de su aho­rro pre­vi­sio­nal in­di­vi­dual son la ren­ta­bi­li­dad bru­ta y la co­mi­sión por ad­mi­nis­tra­ción. Y re­cor­da­ron que dis­po­si­cio­nes re­cien­tes han fle­xi­bi­li­za­do los trá­mi­tes de tras­pa­so de una a otra AFAP.

“Nues­tros es­tu­dios mar­can que du­ran­te los pri­me­ros 15 años de afi­lia­ción, y cuan­do el tra­ba­ja­dor em­pie­za a acu­mu­lar, le con­vie­ne es­tar en la AFAP con me­nor co­mi­sión. Lue­go de­be bus­car la em­pre­sa con me­jor ren­ta­bi­li­dad bru­ta. Es­to por­que al prin­ci­pio es más im­por­tan­te los apor­tes que el tra­ba­ja­dor ha­ce a su cuen­ta y lue­go es que im­por­ta la ren­ta­bi­li­dad que se ob­tie­ne so­bre lo acu­mu­la­do”, ex­pli­có Cos­ta.

Des­car­tó, co­mo sos­tie­ne el aná­li­sis de la Ana­fap, que exis­ta una “ven­ta­ja le­gal” a fa­vor de Re­pú­bli­ca AFAP, y se­ña­ló que sus cos­tos ope­ra­ti­vos son ma­yo­res a los de las pri­va­das. Ade­más, con­si­de­ró que la nor­ma­ti­va otor­ga a sus com­pe­ti­do­res un “pul­món” de ga­nan­cias, ten­dien­te a es­ta­ble­cer una co­mi­sión 50% más al­ta. Aun­que di­jo que no tie­ne “in­con­ve­nien­tes” con otras so­lu­cio­nes pro­pues­tas (co­mo es­ta­ble­cer una ta­sa de usu­ra o uti­li­zar una co­mi­sión má­xi­ma in­de­pen­dien­te de lo que se co­bre en el mer­ca­do), pe­ro en su opi­nión la ley que fi­jó el to­pe es “ra­zo­na­ble”.

“Te­ne­mos ofi­ci­nas en to­dos los de­par­ta­men­tos del país y un pe­so del gas­to ope­ra­ti­vo so­bre los in­gre­sos ma­yor. Ade­más, de­be­mos al­can­zar la uti­li­dad re­que­ri­da por nues­tros ac­cio­nis­tas. La com­pe­ten­cia es bue­na y nos obli­ga a me­jo­rar. Pe­ro si uno ve que los le­gis­la­do­res qui­sie­ron que hu­bie­ra una em­pre­sa es­ta­tal, es ra­zo­na­ble que la usen co­mo ejem­plo”, sos­tu­vo el ti­tu­lar de Re­pú­bli­ca AFAP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.