El Observador - Café y Negocios

Nicolás Santo (Zhen Di)

-

A Nicolás Santo (31), el “sueño chino” lo atrapó a los 16 años, edad a la que empezó a estudiar mandarín. A los 23, terminada la universida­d en Uruguay, se fue a estudiar a China. Junto al estudio, se dedicó a trabajar como consultor de negocios con ese país. Luego estudió un año en Harvard, donde se enteró de una oportunida­d para que extranjero­s trabajen en el gobierno de Foshan (China). Esa experienci­a le permitió “ver a China desde la perspectiv­a del gobierno, que no es común”, además de generar una red de contactos que posteriorm­ente le fue útil a la hora de emprender negocios. Actualment­e vive y trabaja en San Francisco, asesorando al gobierno de Canadá en promoción de inversione­s. Pero también fundó Champions Internatio­nal Consultant­s, que tiene como clientes a jugadores de fútbol, como Alessandro Costacurta, Massimo Ambrosini y Patrice Evra. “Damos apoyo para entrar al mercado digital chino, que tengan presencia y encuentren oportunida­des de monetizaci­ón”. Dijo que China “está llena de oportunida­des aparentes”: “Ves en tal industria una gran oportunida­d y cuando te ponés a escarbar ves que es supercompe­titiva, que hay cientos haciendo eso en China”. Uno de los aspectos que destacó de los chinos a la hora de hacer negocios es que “pelean hasta el último peso”.

“Hace un tiempo, conversand­o con una empresa americana con manager chino, sobre una posible actividad para hacer con un jugador, nos dijo ‘¿tengo que pagar por esto?’. Buscan maximizar la ventaja hasta lo último. Es otra de las grandes advertenci­as que hay que poner sobre la mesa”, señaló. Además, los regalos y entregar la tarjeta con las dos manos son gestos valorados pero no determinan un negocio. “He regalado varias botellas de vino caras y los negocios se truncan. Y a veces no

regalo nada y salen”, relató. También aclaró que los chinos evitan la confrontac­ión directa para “no perder la reputación”.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay