Lo­re­na Fer­nán­dez Cha­ves

El Observador - Café y Negocios - - A FONDO -

Es­tá en Hong Kong ha­ce seis años, y ha­ce cua­tro abrió una agen­cia de via­jes a la que lla­mó Vi­ve Hong Kong, que ofre­ce tours por la ciu­dad en es­pa­ñol, por­tu­gués e in­glés. La opor­tu­ni­dad de que­dar­se en Chi­na sur­gió sin ha­ber­la bus­ca­do. Es­ta­ba de via­je por Chi­na jun­to a su ma­ri­do, cuan­do se en­te­ró que en Hong Kong bus­ca­ban som­me­lier que ha­bla­ra es­pa­ñol, pro­fe­sión a la que se de­di­ca su es­po­so. En Hong Kong, los idio­mas ofi­cia­les son el chino y el in­glés, por lo que no pre­ci­só apren­der otro idio­ma pa­ra so­bre­vi­vir. Ade­más, en Hong Kong se usan las mis­mas re­des so­cia­les que en Oc­ci­den­te. Eso po­si­bi­li­ta que pue­da con­tac­tar­se con clien­tes de to­do el mun­do. “Es­tan­do en Hong Kong me sur­gía au­to­má­ti­ca­men­te ayu­dar a la gen­te, por­que ha­bía es­ta­do en ese lu­gar de sen­tir­me per­di­da. Lue­go me die­ron la idea de trans­for­mar en ne­go­cio lo que ha­cía por na­tu­ra­le­za. Me em­pe­cé a for­mar co­mo guía y lue­go de dos años tra­ba­jan­do in­de­pen­dien­te, for­mé un equi­po”, re­cor­dó. Fer­nán­dez Cha­ves pa­só de te­ner una uni­per­so­nal a con­tra­tar guías. Hoy son cua­tro, más una co­le­ga que tra­ba­ja des­de Ar­gen­ti­na. Pa­ra abrir la em­pre­sa, se con­tac­tó con quie­nes te­nían agen­cias pe­ro con tours en in­glés; les pro­pu­so su idea, bus­có opi­nio­nes y re­ci­bió ayu­da. “To­da esa gen­te me im­pul­só a ha­cer­lo. En vez de ser com­pe­ten­cia me ani­ma­ron a en­trar en es­ta in­dus­tria”, con­tó. Abrir la agen­cia, sin em­bar­go, le lle­vó nue­ve me­ses.

“Lo más com­pli­ca­do era que exi­gían te­ner ofi­ci­na, em­plea­do a tiem­po com­ple­to, di­ne­ro en el ban­co, ga­ran­tías. Esas eran in­ver­sio­nes que ha­bía que ha­cer, pe­ro hi­ci­mos el es­fuer­zo y hoy fun­cio­na bien. Es en­ten­der el mar­co le­gal, las re­glas del lu­gar”, ex­pli­có. Su tra­ba­jo re­quie­re que es­té en con­tac­to con gen­te lo­cal al uti­li­zar di­ver­sos ser­vi­cios de la ciu­dad. “Te­nés que sa­ber ma­ne­jar­te en las di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes y co­no­cer la cul­tu­ra, el idio­ma, pe­ro siem­pre di­go que hay que en­ten­der las si­tua­cio­nes más allá del idio­ma, que es so­lo una for­ma de co­mu­ni­ca­ción”. A ve­ces le cues­ta en­ten­der ac­ti­tu­des, co­mo que le cie­rren el as­cen­sor cuan­do va co­rrien­do ha­cia él.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Uruguay

© PressReader. All rights reserved.